27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ahorra espacio en tu casa alquilando un almacén

Uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos en nuestra vivienda es el espacio. Cada día almacenamos más cosas en espacios como la vivienda que son en la mayoría de los casos insuficiente, con objetos y enseres de naturaleza muy distinta. Por ejemplo, una parte muy importante es la ropa, que al ser buena parte de esta de temporada no requiere que tengamos toda en los armarios. Otro tipo de objetos los guardamos no tanto para usarlos de forma continua sino muy puntualmente, por todo ello contar con un espacio de almacenamiento extra es cada vez más importante, especialmente en las grandes ciudades cuando buscas almacenes Barcelona con los que de forma flexible, cerca de casa, poder aprovechar y organizar mejor nuestros enseres.

Aprovechar mejor el espacio de almacenamiento

No se trata solo de alquilar un almacén y dejar allí todos los objetos que no vayamos a usar, sino de aprovechar al máximo el espacio y construir un área accesible en la que podamos tener todo organizado y preparado para cuando necesitemos tanto dejar nuevas cosas a almacenar como especialmente a la hora de encontrar lo que necesitamos. 

Además, un espacio organizado permite que se pueda tener más cosas en el mismo espacio por lo que el primer paso es sin duda la planificación en el que tener en cuenta que tipos de objetos vas a usar, sus características, cantidad y no solo las necesidades actuales, también las futuras, para no quedarse rápidamente sin espacio.

De hecho, una de las grandes claves es realizar una correcta separación de los objetos, no solo por tipo o volumen, sino especialmente por uso. Así, las partes menos accesibles podrán ser utilizadas para aquellos objetos que apenas usamos y lo contrario para otros, como suele suceder con ropa, herramientas o artículos deportivos que se requieran con mayor frecuencia.

La importancia de la mejor organización

Todo ello se traslada en el mobiliario que soportará nuestro almacenamiento. De todos estos, las estanterías son una parte fundamental. Eligiendo estanterías de distintos tamaños o número de elementos podremos aprovechar todo el espacio. En este sentido es importante que las adaptemos a lo que queramos almacenar, algo que podemos hacer fácilmente con modelos modulables en materiales resistentes como es el aluminio.

Pero no hace falta llenarlo todo de estanterías, es más, en ocasiones es contraproducente ya que podemos desaprovechar otras posibilidades como cuando se necesitan apilar objetos de gran volumen.

Pero no se trata solo de las estructuras, también de cómo se organiza. En este sentido las cajas plásticas, algunas con apertura horizontal en modo de cajones es de gran ayuda, pero siempre haciéndolo de forma ordenada, aprovechando el espacio y etiquetando las diferentes cajas o depósitos de almacenaje para identificarlos rápidamente cuando busquemos algo. En este sentido para muchas mercancías es recomendable el uso de cajas transparentes para objetos como la ropa.

Pero ante todo es muy importante que diferenciemos espacio. Por ejemplo, tener un armario ropero en el que tener abrigos, otra zona de almacén para la ropa de cama, una para las herramientas, otra para los juguetes o colecciones, etc.

Con todo ello tu almacén será cómodo y práctico, no en mero depósito de las cosas que no usamos y conseguirás beneficiarte de todas las ventajas de ahorrar espacio en casa.

COMPARTIR: