18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las reglas de oro para triunfar en una primera cita

La primera impresión es fundamental en una primera cita. Es importante, por lo tanto, proyectar una imagen positiva, natural y tranquila. De hecho, eso influye en la imagen que la otra persona creará de nosotros y, sobre todo, en la posibilidad de que sienta algo más por nosotros y al final pueda enamorarse. A continuación, te damos algunos consejos para que puedas triunfar en tu primera cita sin cometer errores de los que te arrepentirás.

Sé auténtica

La autenticidad es mostrar tu personalidad y expresar tus opiniones sin filtros. Sin embargo, ten cuidado con tu forma de actuar, ya que comportarte como lo haces con tus amigas no es conveniente en una primera cita. El exceso de confianza podría arruinar el encuentro y aunque es cierto que algunos hombres se sienten atraídos por el desenfado, en esta primera ocasión es mejor encontrar un equilibrio entre lo que piensas y lo que quieres decir. Es muy importante, de hecho, mostrar los aspectos de tu personalidad sin exagerar.

Elige el atuendo perfecto

Después de la primera cita existirán muchas oportunidades para conocerse bien, pero, para que puedas tener otras citas, deberás impresionar a la otra persona: en primer

lugar, con un atuendo elegante, que destaque tu belleza. Por lo tanto, elegir prendas de vestir de marcas prestigiosas como Dolce e Gabbana, por ejemplo, es una opción segura. Tu buen gusto y tu feminidad saldrán a flote. Con una marca como esta no podrás equivocarte y estarás lista para una cita casual, durante el día, o para una cita más elegante, por la noche. Complementa tu atuendo con un maquillaje natural, que muestre tus mejores rasgos, y un perfume delicado. Además, cuida tu cabello y tus uñas.

Participa en la conversación

Si escuchas con atención, tu acompañante sentirá que existe una conexión positiva. Además, al hacerlo podrás aprender cosas sobre la personalidad del hombre que te atrae y empezar a conocerlo mejor. El lenguaje corporal envía señales sutiles sobre tu interés, por eso es fundamental que mantengas el contacto visual y reacciones a lo que está diciendo. La dinámica de la conversación te ayudará a equilibrar la cita, conocerlo y hablar de ti en la justa medida. La primera cita es una prueba de afinidad y química, que te servirá para explorar la conexión y decidir si merece la pena tener una segunda cita. Sin embargo, no es la ocasión para hacer muchas preguntas personales. Otro tema de conversación que deberás evitar es el de las ex parejas. No hagas preguntas que puedan resultar incómodas y recuerda que los temas demasiado personales deben abordarse cuando exista más confianza.

Para terminar, cuando llegues al lugar de la cita, abraza a la persona que te espera. Este pequeño gesto te ayudará a romper el hielo.

COMPARTIR: