25 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo reformar tu salón de la mejor manera

Siempre llega un momento en el que nos planteamos reformar nuestras casas, si no es de forma total, sí que pensamos en llevar a cabo una reforma parcial. Ya sea para redistribuir el espacio del hogar o bien para dar un nuevo toque de decoración y luminosidad, siempre es una buena opción realizar una reforma. De forma general, las reformas más habituales suelen ser de las zonas comunes, ya que es donde pasamos más horas y donde solemos descansar en nuestro tiempo libre. De igual modo, suelen ser las zonas de la casa que más utilizamos y por ello las que más sufren por así decirlo.

Así pues, llegamos a la conclusión de que los salones, o salón comedor, suelen ser las zonas preferidas para reformar, ya que después de pasar tantas horas ahí, siempre apetece darle un cambio, un nuevo toque de aire fresco. Y más todavía, en los tiempos que corren actualmente, con el reciente confinamiento y la necesidad de pasar más horas en casa, es mucha la gente que ha tomado la decisión de cambiar su salón para que luzca diferente, para conseguir más espacio, para tener más luz o simplemente para sentirse más cómodos dentro de él. 

Muchas veces, cuando alguien decide hacer una reforma, ya que se suele poner patas arriba la mitad de la casa, se decide hacer una reforma de todo lo necesario. Es decir, en numerosas ocasiones, las reformas requieren algún tipo de préstamo, puesto que no son obras pequeñas de un día, sino que se trata de obras mayores. Por ello, es recomendable pedir minicréditos en línea de Moneyman.

Los consejos que debes seguir para llevar a cabo tu reforma

De modo que, vamos a ver algunos de los consejos clave que podemos seguir para realizar la reforma de nuestro salón comedor. En primer lugar, hemos de tener en cuenta si queremos hacer una nueva instalación de calefacción o integrar alguna chimenea dentro del mobiliario. Como todos sabemos, esto debemos tenerlo claro desde el inicio, desde el momento en que empezamos a planear la reforma. Si queremos calefacción, podremos decantarnos por radiadores muy discretos que se pueden camuflar en el mobiliario. Por el contrario, si decidimos instalar una chimenea, es hora de decidir cuál será su lugar ya que debemos planear por dónde sacaremos los conductos.

En segundo lugar, es altamente recomendable plantear la nueva instalación eléctrica y los puntos de luz. Es decir, es hora de ubicar los nuevos enchufes, las nuevas llaves de luz y cualquier otro elemento relacionado con la electricidad. Aquí empezaremos, a la vez, a ubicar los muebles y a distribuir las zonas de nuestro salón comedor, ya que, dependiendo de ellas, necesitaremos los enchufes en un lugar u otro.

Asimismo, es hora de pensar en el consumo responsable y hacer una instalación óptima y actualizada con la que podamos ahorrar tanta energía como nos sea posible. Con esto, queremos referirnos a que los puntos de luz eléctrica han de ser eficientes, y los de luz natural deberán aprovecharse al máximo, obteniendo toda la luz natural que podamos, buscando así los rincones más estratégicos.

Personaliza tu salón comedor y dale un estilo único

Seguidamente, debemos considerar la opción de cambiar los suelos y paredes. Es hora de pensar en qué nos gusta verdaderamente y elegir pinturas de un color cálido, que nos haga sentir en casa, que nos acoja y que a la vez no nos quite luz ni intimidad. Lo mismo tendremos que hacer con el suelo, pudiendo optar por nuevas tarimas o parqués. Actualmente, algo por lo que mucha gente se decanta es por los papeles decorativos. Existen de todos los motivos y colores, por lo que podemos elegir un papel pintado para empapelar nuestras paredes, o simplemente para dar un toque diferente a una pared dentro del salón.

Por último, llega la hora de los muebles. Es el momento de decidir qué tipo de muebles queremos, cuántos queremos y cómo queremos distribuirlos. Esta, quizás sea la más difícil de las elecciones dentro de la reforma del salón comedor. Tendremos que elegir el sofá perfecto, la mesa de comedor ideal, la lámpara de nuestros sueños y otros cuantos muebles que consideremos indispensables para nuestro nuevo salón.

COMPARTIR: