21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Te han regalado una flor de pascua? Consejos para cuidarla y que dure mucho tiempo

La flor de pascua, científicamente llamada Euphorbia pulcherrima y conocida también como flor de pascua y estrella de Navidad, goza de gran popularidad como planta de interior. Originaria de México, esta planta con vistosas brácteas tiene la particularidad de convertirse en arbustos altos en su entorno natural.

Sin embargo, a lo largo de las décadas, los cultivadores han dedicado esfuerzos para desarrollar variedades más compactas, ideales para su cultivo en macetas. La temporada de rebajas para esta planta en particular tiene una duración de aproximadamente ocho semanas, brindando así un periodo específico para su adquisición y disfrute durante las festividades.

¿La flor de pascua es una planta de navidad?

Es verdad que esta planta es bonita en cualquier época del año, pero sin lugar a dudas se presenta como una de las plantas más comunes durante la navidad.

Actualmente en el mercado podemos comprar una amplia variedad de flores de navidad como nos informan desde Floristeriamorris.com, pero como nos comentan desde la propia floristería, la flor de pascua es la más demandada por estas fechas. Las rosas también tienen una alta demanda en navidad, siendo en este caso ramos de rosas para regalar.

¿Las hojas rojas de la flor de pascua son flores?

La poinsettia ha estado presente en España durante más de un siglo. Se cultiva en invernaderos y está disponible para su compra desde principios de noviembre. La gama de colores es extensa y sigue creciendo con el tiempo, abarcando desde el rojo hasta el rosa salmón, además del amarillo y el blanco crema.

Vale la pena señalar que lo que comúnmente se percibe como las flores de estas plantas no son realmente flores, sino brácteas descoloridas. Las flores reales son bastante discretas, de pequeño tamaño, amarillas y se encuentran en el centro de las brácteas. Esta planta, también conocida como flor de Pascua, ha sido un elemento decorativo popular durante la temporada navideña en España, contribuyendo a la atmósfera festiva durante más de un siglo.

¿Dónde se debe colocar la flor de pascua en casa?

Aunque pueda parecer frágil, la flor de pascua es en realidad bastante resistente y fácil de cuidar. Al ser una planta tropical, se desenvuelve mejor en un ambiente cálido y con buena iluminación. Es importante evitar la exposición directa al sol, ya que puede resultar perjudicial, y también es sensible a las corrientes de aire frío, lo que podría provocar la pérdida de hojas e incluso la muerte de la planta.

Mantener una temperatura ambiente constante entre 18 y 20 grados es ideal para su bienestar. Durante la temporada cálida, se puede ubicar al aire libre, pero preferiblemente en un lugar con sombra parcial. Sin embargo, es crucial recordar que si las temperaturas descienden por debajo de los doce grados, es necesario trasladarla nuevamente al interior para evitar daños. Esta información puede resultar útil para garantizar un cuidado óptimo de la estrella navideña.

¿Cuáles deben ser los riesgos de la flor de pascua?

La flor de pascua no aguanta para nada que la tierra esté demasiado empapada. Si tienes dudas, es mejor mantener la tierra más seca en lugar de muy húmeda. Una buena práctica es regarla sumergiéndola en agua, sacando la planta casi seca de la maceta y sumergiéndola en agua tibia por unos minutos. Luego sácala, deja que escurra el exceso de agua y vuelve a colocarla en la maceta.

Si las hojas están amarillas, es señal de que la tierra está demasiado húmeda.

Durante la floración en primavera y verano, es recomendable proporcionarle un fertilizante completo cada una o dos semanas para favorecer su crecimiento.

¿Cómo se puede hacer para que las hojas se pongan rojas?

Si la estrella de Navidad pierde sus brácteas coloridas en primavera, en verano crecerán hojas verdes intensas. Para que cambien de color naturalmente y se desarrollen nuevas flores, es recomendable exponer la planta a un máximo de doce horas de luz al día durante el otoño.

A partir de octubre, se sugiere colocarla en una habitación oscura desde la tarde temprano durante aproximadamente dos meses o cubrirla con una caja de cartón o un cubo durante al menos 12 a 14 horas diarias.

Si no se sigue este procedimiento, es probable que las brácteas rojas no aparezcan hasta enero o febrero. Este proceso ayuda a mantener el ciclo natural de la planta y asegurar una floración adecuada en el momento deseado.

¿Se puede trasplantar una flor de pascua?

No es necesario comprar poinsettias nuevas cada año; si las cuidas bien, pueden durar muchos años y transformarse en atractivos arbustos. Las variedades con follaje oscuro suelen ser más resistentes que las de follaje claro. Para asegurar un buen desarrollo de las plantas, es recomendable trasplantarlas después de la compra o al inicio de la fase de crecimiento en abril. Esto se debe a que a menudo se comercializan en suelos de baja calidad o han sido tratadas con inhibidores del crecimiento que mantienen a las plantas pequeñas.

Utilizar tierra para cactus como sustrato es una buena opción, ya que no retiene demasiada agua y evita el encharcamiento. Al trasplantar, es importante elegir una maceta ligeramente más grande que la anterior. Si la maceta es demasiado grande, la flor de pascua puede crecer de manera vigorosa, pero producirá menos brácteas y flores. Además, ten en cuenta que el cuidado adecuado de estas plantas contribuirá significativamente a su longevidad y a su atractivo visual.

¿Se puede podar la flor de pascua?

Si tu flor de pascua ha perdido su forma y requiere rejuvenecerse, puedes realizar un recorte significativo. También es válido podar las partes leñosas de la planta. La mejor época para llevar a cabo este proceso es después de la floración, especialmente en marzo, cuando los días comienzan a alargarse. Posteriormente, la planta experimentará un vigoroso rebrote, generando numerosas hojas. Este enfoque también resulta beneficioso si la planta ha desarrollado demasiados brotes córneos, que son débiles, largos y con pocas hojas, y tienden a ser más propensos a las plagas. Este fenómeno suele asociarse a entornos demasiado oscuros.

Después de la poda, es esencial proporcionar a la flor de pascua un lugar más luminoso para fomentar un crecimiento fuerte y saludable. Un consejo práctico es utilizar una herramienta de corte muy afilada para evitar magulladuras en los brotes. Además, para prevenir la fuga de la savia lechosa, puedes sellar brevemente el corte con la llama de un encendedor inmediatamente después de realizar la poda. Este procedimiento contribuirá a mantener la salud y vitalidad de tu planta.

COMPARTIR: