05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En su nuevo proyecto al cantautor se ha rodeado de otra figuras: el bajista Luca Piucco y el baterista Edgardo Sagastume

'Amor', llega la primera canción de PROYECTO ANDRÉS SUDÓN

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¿Es un supercantautor? ¿Es una banda de rock? No, no es Superman. Sí, sí es Proyecto Andrés Sudón.Y tiene lista su primera bala de plata para traspasar cualquier corazón de acero.

Se llama Amor y da título al primer Ep de este grupo que recupera las más puras esencias del rock urbano de los setenta y las envuelve de contemporaneidad y de la robusta sonoridad inesperada de una guitarra de cuerdas de nylon, que mece y acuchilla el aire, según la ocasión.

Una tormenta controlada que llega de la mano de Andrés Sudón a la voz y la guitarra y sus nuevos cómplices, Luca Piucco al bajo y Edgardo Sagastume a la batería.

El Ep contiene Amor, tu canción favorita para siempre y otras dos joyas del cancionero de Andrés que ya conocen bien sus fans, Perdidos y El salvaje ayerAmor es un bolero ontológico, que te atrapará desde la primera escucha y se quedará contigo para siempre. El EP está disponible en plataformas.

Lo nuevo de Andrés Sudón

Andrés Sudón, el cantautor más joven de la cosecha de la década de los noventa, lleva muchos años de paciente exploración musical y literaria. Una ruta que ha dibujado nuevos mapas para un estilo cuya evolución sonora, lamentablemente, no fue tan rica y diversa como era necesario.

O, por lo menos, no lo fue en el manido universo del mainstream, conformado por un grupo de artistas de éxito que han cimentado su fama en revivir los cánones usados de los viejos artistas romanticones y dolientes.

Ya sea en la versión del rockero de corazón sensible, o del buen muchacho destrozado por una colección de exnovias, que convierten en monjas de clausura a las malas de la copla.

Y siempre, por cierto, con mucho menos peso específico musical y letrístico del que tuvieron los artistas a los que intentan imitar. Pero, no está todo perdido. En el reino de los cantautores aún queda una pequeña aldea gala que resiste con fiereza a los clones del ejército imperial.

Aquí no hay poción mágica. Solo el prodigioso sonido de una guitarra de cuerdas de nylon que alcanza registros imprevisibles gracias a la intuición y las manos de Andrés.

La banda: Un trío de ritmo clásico

Y por si fuera poco, en esta nueva andadura, Sudón se ha rodeado de un par de compañeros excepcionales. El bajista Luca Piucco y el baterista Edgardo Sagastume.

Un trío de ritmo clásico -como Leño, como The Police o Rory Gallagher y su banda- que abre nuevos caminos para el callejón de salida sonoro en el que se encuentra la canción de autor.

COMPARTIR: