30 de noviembre de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El impacto de los casinos en las economías locales: más allá de la diversión

Cuando hablamos de un casino, generalmente nos vienen a la mente las luces de neón y los ruidos de las tragaperras, entre otros elementos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los casinos son un negocio que mueven grandes cantidades de dinero y que estas, lógicamente, acaban repercutiendo en las economías locales de las localidades en las que estos se ubican. Algo que ocurre también en el caso de las apuestas deportivas Peru, dado que allí donde se abre una casa de apuestas también se produce en transacciones que acaban generando riqueza en el territorio. Y no solamente para los propietarios, sino también para la sociedad. Para analizar más en detalle de este fenómeno, vamos a ver cuáles son los flujos monetarios que mueven estos centros de ocio y cómo se redistribuyen parte de ellos hacia las entidades locales.

Salas de juego físicas

Lo primero que debemos saber es que las salas de juegos físicas, tales como los casinos o casas de apuestas que podamos encontrar en nuestras ciudades, pagan impuestos igual que cualquier otro negocio abierto al público. En consecuencia, todos estos negocios pagan Impuesto al Valor añadido impuestos sobre los ingresos y beneficios que obtienen y lógicamente también los correspondientes al personal que trabaja en estas salas. Por tanto, la cantidad de dinero que genera cualquiera de estos negocios para esta economía local en esa primera instancia es considerable. También es importante recordar que algunos de estos negocios están gravados por impuestos especiales establecidos por los gobiernos y que también incrementa los ingresos que se obtienen de los mismos. En consecuencia, la aportación a la economía nacional y local del negocio del juego es más que considerable.

Ingresos indirectos

El apartado anterior nos hemos enfocado principalmente en la sala de juegos física, pero no hemos pensado en el entorno que rodea esta. Para acudir a los casinos, muchas personas necesitan de un viaje de alojarse en un hotel y de disponer de establecimientos en los cuales comer o tomar alguna bebida. En consecuencia, no solamente este juegos afecta a los propios casinos, sino que también suponen un pequeño extra para los negocios de la zona en la cual estos locales se ubican. Todos estos locales que hemos mencionado también tienen sus impuestos, también generan empleo y también generan ingresos tanto para el Estado como para las entidades locales en las que estos se ubican, por lo que su efecto no debe pasar desapercibido.

Juegos online

En los últimos tiempos es una tendencia en el Perú y en otros muchos países del mundo el llamado juegos online. Este implica un cambio considerable en el paradigma que hemos mencionado, dado que ya no es necesario acudir a un casino físico para probar suerte, sino que podemos hacerlo desde casa tranquilamente con nuestro móvil. Dado que actualmente Perú no dispone de una ley del juegos como tal, es cierto que buena parte de los beneficios generados por este juegos online se está perdiendo. Hablamos de impuestos como los siguientes.

  • Impuesto sobre beneficios
  • Impuesto sobre ganancias de los jugadores
  • Impuestos especiales al juego
  • Otros impuestos y tasas (licencias, etc)

En consecuencia, al no disponer el Perú actualmente de una ley qué regule adecuadamente las actividades estos casinos resulta un poco complicado obtener ingresos o bien tasar exactamente los importes que podría obtener el Gobierno de ellos. De todas maneras, tal como está pasando con otros muchos países del entorno latinoamericano, el Ministerio de Economía ya está trabajando en la ley necesarias tanto para regular este tipo de negocios y así generar los ingresos necesarios que la nación merece, como también para darle a los jugadores un entorno más seguro y en el que puedan disfrutar del juego sin riesgos.

COMPARTIR: