05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El toledano se convirtió en un rostro habitual para la información metereológica entre 1956 y 1985 aunque su apodo se lo puso Bobby Deglané en la SER

Centenario de Mariano Medina, las curiosidades del primer 'hombre del tiempo' en la TV

Mariano Medina.
Mariano Medina. / Se cumplen cien años del nacimiento del primer metereológo televisivo.
Este 2022 se celebran varios centenarios. Entre ellos, el de Mariano Medina, el primer 'hombre del tiempo' de la historia de televisión española. El toledano se convirtió en un rostro habitual para la información meteorológica entre 1956 y 1985 aunque el nombre se lo puso Bobby Deglané en la SER.

Durante 2022 se cumple el centenario de muchos nombres propios de la cultura como José Luis López Vázquez o Tony Leblanc. También el de Mariano Medina, el primer 'hombre del tiempo' de la televisión en nuestro país. 

En Toledo, él era oriundo de la localidad Las Ventas con Peña Aguilera, se ha celebrado la I Jornada del Hombre del Tiempo: Mariano Medina. Milagros Tolón, la alcaldesa de Toledo, recordó que Mariano Medina “inspiró a muchos hombres y mujeres que hoy se dedican a la divulgación científica y meteorológica siendo un referente; fueron fundamentales sus estudios y sus investigaciones en el ámbito de la predicción en una época en la que no se contaba con las herramientas ni con la tecnología que disponemos en la actualidad”

El nacimiento del 'hombre del tiempo'

Mariano Medina nació el 8 de julio de 1922 en la localidad toledana de Las Ventas con Peña Aguilera y en 1943 se licenció en Ciencias Físico-Químicas. En 1966 obtuvo el doctorado. A finales de 1945 ingresó por oposición en el Cuerpo Facultativo de Meteorólogos (hoy Cuerpo Superior de Meteorólogos del Estado). Su primer destino fue el aeropuerto de Sevilla. Un trabajo que, debido a lo escaso del sueldo, combinó con su trabajo como profesor. En 1949 se trasladó a Madrid como encargado de la oficina meteorológica del aeropuerto de Barajas. 

Su vinculación con el mundo de la televisión arranca con las emisiones de Televisión Española. La recién creada cadena estatal solicitó al Centro Nacional de Meteorología un experto para la información sobre el clima y Medina fue el elegido. En un principio, sus 'predicciones' sobre el tiempo no se incluían en el Telediario sino en el programa Del observatorio a su receptor, en ese momento apenas había 40 televisores en España. Sin embargo, esta experiencia sirvió para que se fijara en él la emisora más importante en ese momento del país, la SER, donde pasó a ser colaborador del exitoso programa Cabalgata fin de semana a las órdenes de Bobby Deglané.  

Fue en la radio donde nació la denominación de 'hombre del tiempo' que a partir de ese momento acompañaría a los hombres y mujeres que se ocupan de la información meteorológica en los informativos. Esto, que la información 'del tiempo' formase parte de los informativos, también nació con él

Ante el éxito de sus intervenciones en la radio, Televisión Española decidió incluir las predicciones del tiempo en un bloque al final de sus telediarios. Algo que copiarían a partir de ese momento las televisiones autonómicas primero, y las privadas, después. 

Mariano Medina estuvo al frente de este segmento informativo hasta 1985. Año en el que se jubiló y se despidió de los telespectadores. Medina asistió, en esos 28 años de carrera mediática, a la evolución de las formas de predecir del clima. En sus primeras apariciones televisivas sobre un perfil del mapa de España él iba dibujando con tiza las predicciones: el sol, las lluvias... 

En los 60 las técnicas para conocer la evolución del clima estaban casi en pañales y los errores del 'hombre del tiempo' era algo que se comentaba con humor. Hasta tal punto, que en un vídeo los compañeros de Televisión Española jugaban a lanzar agua al visor de la cámara cuando Medina anunciaba que habría sol. 

Su fama le llevó a hacer publicidad, escribir libros y hasta participar en el cine interpretándose a sí mismo. Así se le pudo ver junto a Joselito en Escucha mi canción (1959), Concha Velasco en Trampa para Catalina (1961) y Susana (1969) o Palomo Linares en Nuevo en esta plaza

Cuando le llegó la jubilación ya se habían incorporado otros 'hombres del tiempo', como su propio hermano Fernando, Eugenio Marín Rubio o José Antonio Maldonado. Nueve años después de su retirada, en 1994, falleció a consecuencia de un infarto. 

COMPARTIR: