09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El creador de películas como 'Cría cuervos' recibirá el galardón honorífico el próximo 11 de febrero en la cita más importante para el cine español

El director Carlos Saura cumple 91 años: Siete hijos, cuatro amores y un Goya de Honor

Carlos Saura.
Carlos Saura.
El cineasta Carlos Saura ha cumplido 91 años en medio de un magnífico momento profesional. El pasado mes de octubre la Academia de cine anunció que Saura recibiría el Goya de Honor 2023 por "haber dado forma a la historia del cine español moderno”. Es considerado un artista polifacético y creador de algunas de las joyas cinematográficas como 'Cría cuervos', 'Mama cumple 100 años' o '¡Ay Carmela!'. Lejos del cine, cuatro mujeres han ocupado el corazón del director y es padre de siete hijos.

El director aragonés Carlos Saura ha cumplido 91 años en mitad de un espléndido momento profesional. Aún en activo y con una trayectoria profesional de más de 65 años, el pasado mes de octubre la Academia de cine anunciaba que el cineasta sería galardonado con el Goya de Honor 2023 el próximo 11 de febrero en la 37ª edición de los premios Goya. La institución recalcó que el cineasta “había dado forma a la historia del cine español moderno”. 

“Recibo con mucha alegría y agradecimiento este galardón que me otorga la Academia, a la que también quiero agradecer la gran labor que hace promoviendo y protegiendo nuestro cine y nuestra cultura”, sostuvo su hija Anna Saura en la carta de agradecimiento escrita por su progenitor tras conocer la noticia. 

El talento de Saura tras la cámara conquistó a intérpretes como Emilio Gutiérrez Caba, Jose Luis López Vázquez o Fernando Fernán Gómez. Más allá del cine, Saura ha ejercido como fotógrafo, director de escena, amante de los musicales o dibujante, es más puede que su mayor afición en la actualidad sea la pintura y no es de extrañar ya que su hermano es el pintor Antonio Saura. Fue el encargado de diseñar la portada de la reedición de ‘El Madrileño’, el disco del cantante C. Tangana y ha dirigido ‘Las Paredes hablan’, un documental sobre el origen del arte y su influencia en la actualidad para el que ha contado con la presencia del paleontólogo Juan Luis Arsuaga entre otros.

El ‘mito Saura’

 El cine español no se puede concebir sin el trabajo de algunos directores que han pasado a la historia como referentes del ámbito cinematográfico. Uno de ellos es el director de cine Carlos Saura. Natural de Huesca, dejó la carrera de ingeniería industrial para comenzar sus estudios en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas de Madrid.

Carlos Saura, el poder de la imaginación » Academia de cine

Carlos Saura.

El ‘mito Saura’ nace a finales de la década de los cincuenta cuando comienza a realizar sus primeros trabajos. Tras filmar Los Golfos lanza La Caza donde trata las consecuencias de la Guerra Civil española. A finales de la década de los sesenta colabora con el productor Elías Quejereta con quien produce uno de los hitos de su carrera Peppermint Frappé. La película fue un ‘bombazo cinematográfico’ para la época pues en plena Dictadura abordó algunas de las carencias que sufrieron los jóvenes de la generación de Saura como el sexo, erotismo e incluso se atrevió a criticar la represión por parte del franquismo o el poder de la iglesia católica. 

Bajo la influencia de Fellini o Buñuel, Saura ha sido capaz de crear de algunas de las joyas cinematográficas de nuestro país como  Ana y los lobos, Mamá cumple 100 años, La prima Angelica, El Jardín de las delicias o Cría Cuervos, cinta en la que aparece una jovencísima Ana Torrent y como banda sonora ‘¿Por qué te vas?’ De Jeanette. Tras la muerte de Franco, Saura se convierte en uno de los directores más aclamados y comienza a reflejar en sus películas problemas sociales como la delincuencia juvenil en los barrios suburbiales de Madrid como en Deprisa, Deprisa la cual obtuvo el Oso de Oro en el Festival de Berlín. De la década de los noventa, Saura dirigió dos de sus obras maestras, ¡Ay Carmela! y El Séptimo Día, inspirada en el crimen de Puerto Hurraco. 

Su amistad Antonio Gades

 El coreógrafo alicantino Antonio Gades fue uno de los detonantes para que el director de cine aragonés iniciara una relación la danza y en especial con el flamenco. Ambos se conocieron en la ciudad de Granada donde Saura fotografiaba a los miembros de las compañías de danza que ensayaban. No fue hasta 1981 cuando volvieron a coincidir en la compañía que fundó el bailarín tras su paso como director por el Ballet Nacional y desde aquel momento formaron uno de los tándem más relevantes del panorama cultural español. Y además, forjaron una gran amistad.

Entre Altea y Cuba 1975-1978

Carlos Saura junto a Marisol y Antonio Gades.

El amor que ambos sentían por la danza y el influjo de Federico García Lorca lo plasmaron en la trilogía cinematográfica- Bodas de Sangre, Carmen y El amor brujo-. Las tres películas catapultan a Gades al éxito, un hecho que su esposa la actriz Pepa Flores o más conocida como Marisol odiaba. Al igual que Gades, la protagonista de Tómbola también se puso a las órdenes de Saura. El idilio artístico entre el coreógrafo y director de cine se mantuvo hasta la muerte de Gades el 20 de julio de 2004. 

“Las mujeres siempre me han dominado”

 La vida amorosa de Saura ha estado alejada del foco mediático y la cual ha estado marcada por cuatro mujeres ya que como él afirmó en una ocasión “siempre le han dominado” y aunque no se ha considera un “mujeriego empedernido”. Al comenzar sus estudios de cine encontró a su primer amor en las aulas de la Escuela de Cinematografía, la directora de documentales Adela Medrano con la que tuvo a sus dos primeros hijos Antonio y Carlos. Ambos han heredado la pasión por el cine de sus progenitores. 

Su relación más mediática fue con la intérprete Geraldine Chaplin. Se conocieron en la celebración del Festival de Berlín en 1966 e iniciaron una relación que duró 13 años. La hija de Charles Chaplin ejercería de musa para el director y protagonizó algunas de las películas más importantes de la carrera del director como Cría Cuervos o Ana y los lobos. Aunque trataban de evitar los flashes, era inevitable que para los medios la pareja Saura-Chaplin fuera uno de los tándem más atractivos del panorama cinematográfico. Junto a la intérprete tuvo a su hijo Shane con quien no tiene apenas relación y es su madre quien le informa sobre la salud de su padre.

Carlos Saura, Goya de Honor: las cuatro mujeres de su vida y sus siete  hijos - Uppers

Carlos Saura y Geraldine Chaplin.

A finales de los setenta el matrimonio protagonizó una de las infidelidades más sonadas de la prensa rosa. El director se había enamorado de una joven que había trabajado en su casa como niñera y 30 años más joven que él. Se trataba de Mercedes Pérez con quien tuvo a sus hijos Manuel, Adrián y Diego. Junto a Pérez decidió contraer matrimonio en una ceremonia civil a la que asistieron Marisol y Antonio Gades como invitados.

Carlos Saura, padre de siete hijos con cuatro mujeres - Chic

Carlos Saura junto a Eulalia Ramón y su hija Anna.

Finalizado su matrimonio con Mercedes Pérez conoció al que sería su cuarta esposa. Ocurrió durante el rodaje de la película ‘Dispara’ quedó prendado de la actriz catalana Eulalia Ramón con la que coincidió también en las cintas ‘Goya en Burdeos’ y ‘El séptimo día’. Ambos iniciaron un romance que culminó en una íntima boda celebrada en 2006. De esa unión nació su única hija Anna Saura Ramón con la que está muy unido y por la que siente predilección. La joven, licenciada en periodismo, no duda en promover sus trabajos cinematográficos y es madre de dos hijos. 

COMPARTIR: