20 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Solo han primado entrevistas a personas afines a Gil como sus hijos, el periodista José María García y su ex enemiga política Isabel García Marcos

La serie de HBO sobre Jesús Gil termina blanqueando su figura, obviando sus polémicas y bajo mínimos de credibilidad

La serie de HBO 'El Pionero' sobre Jesús Gil, termina de la misma forma en que empezó, es decir, blanqueando la figura del empresario y político de Burgo de Osma. En el último episodio se reduce su figura a un personaje folclórico y exótico de la década de los 90 y se pasa muy por encima de graves problemas con la Justicia y con todo el escarnio que se realizó en la Costa del Sol. Ni sus juicios ni el inicio de la Operación Malaya son contemplados como escándalos de nuestra democracia.

La serie El pionero de HBO dedicada a Jesús Gil ha llegado a su fin tras la emisión de su último capítulo. La emisión final ha mantenido el tono laudatorio del resto de episodios. En esta ocasión se han centrado en los últimos años de vida del mandatario rojiblanco. Su salida de la presidencia atlética y de la alcaldía de Marbella marcaron la emisión.

Eso sí, se pasaba muy por encima la condena por el caso Camisetas y su inhabilitación para ocupar cargos públicos que le hizo abandonar el consistorio marbellí. Sobre lo sucedido en la ciudad de la Costa del Sol se pasa muy por encima. Tampoco se recuerda, la moción de censura que desalojó a Julián Muñoz, su sucesor al frente del Ayuntamiento.

El blanqueamiento de su figura es constante. La corrupción y el Caso Malaya son tratados como algo casi puntual y anecdótico. Muñoz no es entrevistado en el reportaje. Sí lo es Isabel García Marcos, que en su día desde el PSOE fue el azote de Jesús Gil, que recuerda hasta con aprecio a su otrora enemigo. Curiosamente, la producción no carga tintas con el papel de García Marcos en la moción de censura y sus condenas por corrupción.

Los créditos de la serie ya lo dicen todo. 

Los testimonios de los hijos de Gil y del periodista de José María García, cuya relación con el de Burgo de Osma pasó por altibajos, dejan la figura de Jesús Gil en algo casi exótico o folclórico. Por si fuera poco, insinúan que los problemas de salud de Gil se desarrollaron por culpa de persecución judicial a la que fue sometido.

A modo de epílogo se recuerda que dos meses después de la muerte de Gil el Tribunal Supremo exoneró de los delitos a Gil y Enrique Cerezo sin recordar que la causa del primero desapareció al morir y que Cerezo no fue declarado inocente, sino que los delitos habían prescrito.

Este último capítulo redunda en lo ya visto desde el primer capítulo. Nada que ver con la investigación y los datos que ha aportado durante las últimas semanas este diario. Elcierredigital.com ha publicado en varias entregas todos los pormenores de la vida y modo de actuar en los negocios y en la política de Jesús Gil y Gil, desde su niñez hasta su muerte, todas sus maniobras, empresas, alianzas... La auténtica verdad. Todos los datos y cifras aportadas por la investigación realizada por Juan Luis Galiacho. Información que se echa en falta en esta serie que se prometía como documental pero que se queda en versión descafeinada.

La tragedia de San Rafael se queda en una catástrofe contada junto a tantos otros hechos y acontecimientos que protagonizó el hombre que fue indultado por el dictador Franco. Los guionistas retratan a Gil como ese ser avanzado y visionario, un supuesto pionero, el que veía negocio en los lugares o circunstancias donde los demás no veían nada.  El que quería convertir a España en su cortijo, en su negocio, ya fuera inmobiliario, futbolístico o de cualquier otra índole.  

Jesús Gil en Marbella. 

La imagen es muy amable, y choca para quien haya conocido en detalle la trayectoria de Jesús Gil.  La crítica apenas se percibe, tampoco se aporta nada nuevo, nada que no se sepa ya. Se entrevista continuamente a sus tres hijos varones... y por ahora, nada más, todo queda en familia. Una descripción casi entre amigos.  Los siguientes capítulos tienen ahora la palabra y la oportunidad para que este documental no pase por ser un mero y amable recuerdo en lugar de aportar luz y datos sobre un personaje tan amplio como poderoso y controvertido. 

COMPARTIR: