14 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Entre los edificios que forman parte de la obra del urbanista gallego figuran el Palacio de Cibeles, la Casa Pazuelo o el Banco Español

El legado de Antonio Palacios en su 150 aniversario: El arquitecto que ideó el Madrid moderno

El Cierre Digital en Antonio Palacios.
Antonio Palacios.
El Madrid Moderno no se entiende sin la obra de Antonio Palacios. Es precisamente este 2024 cuando se cumplen el 150º aniversario del nacimiento del arquitecto gallego que ideó algunos de los edificios más emblemáticos de la capital como el Palacio de las Comunicaciones, hoy Palacio de Cibeles, o Casa Palazuelo. Es por ello que la capital española acogerá, a lo largo de este año, exposiciones y homenajes al urbanista de Porriño.

El arquitecto y urbanista español Antonio Palacios Ramilo murió el 27 de octubre de 1945 a los 71 años de edad, en el inmueble que el mismo había creado en El Plantío (Madrid), acompañado de su esposa Adela Ramírez. El urbanista dejó inacabada la construcción de la iglesia de Vera Cruz en la localidad gallega de Carballino. Ampliamente reconocido en el mundo de la arquitectura nacional, algunos autores apuntan que su última obra fue el santuario de San Fausto de Chapela.

Palacios fue enterrado en la Sacramental de San Lorenzo de El Escorial. El 30 de octubre de 1976 sus restos fueron trasladados, por expreso deseo suyo, al cementerio municipal de Porriño, su tierra natal, donde se dejaron reposar bajo una pequeña mole de granito con una inscripción que dice: "Antonio Palacios - Arquitecto" labradas a pico por un cantero.

Desarrolló su carrera arquitectónica en el transcurso de, aproximadamente, cuatro décadas a comienzos del siglo XX. Su obra deja rastro en las calles más populares de Madrid, en las provincias gallegas, así como algunas ciudades de España.

La obra de Palacios

El arquitecto Palacios tuvo una influencia decisiva en la evolución urbanística de Madrid a finales del siglo XIX y principios del XX, diseñando numerosos edificios icónicos que forman parten de la memoria sentimental de la ciudad. Tuvo éxito y reconocimiento al poco de acabar la licenciatura: su primera obra fue el Palacio de Comunicaciones, obtenida mediante concurso público. La vida de Palacios coincide con un periodo expansivo de la capital española al mismo tiempo que de transformación urbana de Corte a metrópoli.

Antonio Palacios, el arquitecto gallego que modeló el Madrid moderno

Antonio Palacios.

Como resultado de esta expansión surgen nuevos medios de transporte y nuevos conceptos de trabajo como las oficinas. De igual manera también aparecen nuevas modas de consumo como los grandes almacenes. Todo este desarrollo necesitaba de una nueva forma de ver la arquitectura. Palacios fue seguidor desde sus comienzos de la Escuela de Chicago y ya en sus primeros instantes supo combinar su estilo arquitectónico con la corriente regionalista propia de la arquitectura española de comienzos del siglo XX.

Como se ha mencionado, la carrera de Palacios coincidió con un periodo de transición, transformación y búsqueda de una identidad nacional arquitectónica, lo que influenció su obra. Su periodo de auge es coetáneo con la denominada generación del 98 en la literatura española. En relación con los arquitectos extranjeros, se sitúa entre la generación de los grandes maestros del movimiento moderno; es diez años mayor que Mies van der Rohe, Le Corbusier y siete más joven que Wright.

Su legado en Madrid

El arquitecto Antonio Palacios nació en Porriño el 8 de enero de 1874. Durante su vida estuvo dedicado por completo a su obra, y se distinguen tres etapas influenciadas por situaciones personales. La primera corresponde a su estrecha colaboración con Otamendi, y va desde 1900 a 1917. A partir de 1917 Palacios trabajó en sus diseños arquitectónicos y urbanísticos en solitario y, también, acentuó su tendencia monumentalista que ya apuntaba en su etapa anterior.

Desde 1936 hasta su muerte pasó un periodo de aislamiento en el que realiza diseños de carácter puramente visionario. Su obra fue popular hasta 1926, en que erige el Edificio del Círculo de Bellas Artes de Madrid; tras este auge su fama fue descendiendo paulatinamente. Además, Palacios pareció sufrir un desencanto por las obras monumentales, así como las obras públicas.

Antonio Palacios, el arquitecto olvidado que dibujó el Madrid del siglo XX  - Madrid Secreto

Palacio de Cibeles.

La obra madrileña de Palacios está representada por un conjunto de edificios que transformaron la antigua villa barroca de Madrid en una metrópoli moderna. El Palacio de Comunicaciones -hoy Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid-, el Hospital de Jornaleros de San Francisco de Paula -actual sede de la Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid-, el edificio del Banco Español del Río de la Plata, sede del Instituto Cervantes, y el Círculo de Bellas Artes (1919-1926) son algunos de los ejemplos más relevantes de la producción de Palacios en la ciudad.

Por otra parte, la obra de Palacios aparece en numerosas escenas de la cinematografía española. Tal es el caso de algunos capítulos del NODO, donde hizo su aparición en El misterio de la Puerta del Sol (rodada en 1929, ya se ve el Hospital de Maudes y los templetes del metro), o en el final de la película titulada Beltenebros rodada en 1991, donde aparecen el Círculo de Bellas Artes y Metro de Madrid.

También se pueden apreciar sus obras en capítulos como Entre las piernas de Gómez Pereira, donde se pueden observar frecuentes planos de la calle de Alcalá. También en El día de la bestia, donde se aprecian la casa Matesanz y el Edificio del Banco Comercial. Una de las películas en la que aparece el Palacio de Comunicaciones es Manolo, guardia urbano, una producción de 1956. En este sentido, las apariciones fugaces de su obra en la cinematografía madrileña son muy frecuentes.

Una figura alabada

Desde la muerte de Palacios en 1945 al arquitecto se le dedican periódicamente exposiciones conmemorativas de su obra tanto en Madrid como en diversas localidades de Galicia. Algunos homenajes han sido importantes, por celebrarse el centenario de su nacimiento. 

Por otra parte, la obra de Palacios también se ha incluido en series filatélicas y el arquitecto ha recibido monumentos conmemorativos, como el que fue construido en su ciudad natal. En las últimas décadas, algunos de sus edificios han cumplido cien años, por este motivo se celebran diversos actos conmemorativos. Otros edificios, ya reestructurados y albergando nuevas funciones acogen a organismos estatales, ayuntamientos y en sus espacios culturales y salas de exposiciones se recuerda la labor arquitectónica de Palacios.

En 2001 se celebró una de las exposiciones más dedicadas al arquitecto en el Círculo de Bellas Artes titulada: Antonio Palacios, constructor de Madrid, dicho homenaje permitió sacar a la luz obras y manuscritos del arquitecto. En la actualidad se pueden contemplar algunas obras pictóricas de Antonio Palacios en el Museo de Pontevedra, así como en el Monasterio de Poio (actualmente Museo Monasterio de Poio).

En este sentido, el Museo de Historia de Madrid acoge algunos dibujos de diseños por donación realizada en 2008 de Rafael Ramírez Moreno Ahora el Ayuntamiento de Madrid quiere celebrar el 150º aniversario de Antonio Palacios con visitas, teatro, conferencias, música, talleres infantiles y una gran exposición temporal.

El programa de visitas guiadas ofrece siete recorridos por los principales inmuebles que forman parte de la obra de Palacios: el antiguo Palacio de Comunicaciones, el Círculo de Bellas Artes, el antiguo Hospital de Jornaleros, el Banco Español del Río de la Plata, la Nave de Motores de Metro y la Casa Palazuelo, además de un recorrido por la Gran Vía.

COMPARTIR: