22 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sus integrantes han saltado a la actualidad por su vínculo con la cantante Marisol y por ser caras muy conocidas de la jet set madrileña y marbellí

La saga de los Goyanes-Lapique vuelve: Unidos por la comunión del hijo de Carla Goyanes

Cari Goyanes, Carlos Goyanes, Cari Lapique y Carla Goyanes.
Cari Goyanes, Carlos Goyanes, Cari Lapique y Carla Goyanes.
El pasado sábado el clan de los Goyanes-Lapique volvió a reunirse. El pequeño Santiago, hijo de Carla Goyanes y Jorge Benguria, recibió el sacramento de la comunión en Madrid. A la ceremonia acudieron sus abuelos, sus tíos y el locutor de radio José María García, padrino de bautizo de Carla. La familia Goyanes es una de las más conocidas entre los círculos de la jet set y la cual comenzó en 1975 con el matrimonio entre Carlos Goyanes y Cari Lapique.

El pasado sábado 10 de junio el clan Lapique-Goyanes se fue de celebración. Santiago, segundo hijo de la empresaria Carla Goyanes y el asesor Jorge Benguria recibió el sacramento de la primera comunión en el Santuario madrileño de Schoenstatt. El pequeño estuvo acompañado por sus dos hermanos, Carlos y el pequeño Beltrán.

Además, también asistieron sus abuelos Carlos Goyanes y Cari Lapique, así como por sus tíos Cari Goyanes y Antonio Matos quienes acudieron junto a sus hijos Pedro y Cari. Además del clan Goyanes, también acudió el periodista y locutor de radio José María García, gran amigo de la familia así como padrino de bautizo de Carla Goyanes. 

Carlos Goyanes y Cari Lapique, el matrimonio que conquistó al papel cuché

La prensa del corazón está marcada por grandes y exclusivos personajes que, a lo largo de su historia, han copado las portadas de las principales cabeceras. Eran atractivos y estaban muy solicitados. Uno de aquellos rostros era Caritina Lapique Fernández de Liencre. Hija del abogado Manuel Lapique Quiñones y Caritina Fernández de Liencres y Liniers, quien estaba de lo más integrada en los eventos de la jet set y además se presentaba como vizcondesa de Villamiranda, un título que nunca poseyó. Además de Cari, el matrimonio tuvo a su hija Miriam Lapique, quien contrajo matrimonio con el empresario bodeguero Alfonso Cortina, fallecido en abril de 2020 a causa del coronavirus. 

Al igual que su madre, las hermanas Lapique, dos rubias de gran belleza, se movían como 'pez en el agua' por los saraos de la alta aristocracia y la jet set en la Marbella dorada de la década de los ochenta. Fue precisamente en el pueblo malagueño donde Cari contrajo matrimonio con Carlos Goyanes, hijo del productor de cine Manuel J. Goyanes y Carmen Perojo, conocida cariñosamente como Nena

El fin de la niña prodigio: la boda de Marisol y Carlos Goyanes | Vanity  Fair

Carlos Goyanes junto a Marisol en su boda.

Los Goyanes eran uno de los clanes que reinaban en la cinematografía nacional y, de hecho fue el productor quien descubrió a la 'niña prodigio' Marisol y se encargó de convertirla en toda una estrella de la industria en las décadas de los sesenta y setenta. A su llegada a la capital, Pepa, quien tenía 11 años, se instaló en la residencia de la familia, la cual estaba localizada en el epicentro capitalino. Junto a Carlos entabló una relación de amistad e incluso, llegó a ser considerada como fraternal. 

Aquel romance culminó en una gran boda celebrada el 16 de mayo de 1969. Años después, personas cercanas a la cantante de 'Tómbola' afirmaron que aquel enlace se llevó a cabo a raíz de la pretensión que tenía la cantante malagueña por salir de casa de los Goyanes. Y así fue. El matrimonio emprendió una feliz vida conyugal. Ambos protagonizaban portadas de las principales revistas del corazón y se dejaban caer por fiestas y estrenos. No obstante, pronto llegarían los problemas. 

Pepa deseaba ser madre. Y, finalmente logró su deseo.  Se quedó embarazada, aunque sufrió un aborto y como consecuencia, sufrió diversas depresiones e incluso un intento de suicidio que la cantante revelaría años después. Aquel cúmulo de sucesos hicieron mella en la pareja, la cual tomó la decisión de poner fin al matrimonio. En 1972, ambos emprendieron caminos por separado. 

Mientras Pepa continuaba con su trabajo en el cine, Carlos era uno de los solteros de oro de la 'dolce vita marbellí'. Hasta 1975, cuando volvió a pasar por el altar, esta vez con la joven Cari Lapique. El enlace se celebró un mes antes del fallecimiento de Franco y el lugar escogido fue Marbella, donde ambos ya tenían una trayectoria como jóvenes 'cachorros de la jet set' que disfrutaban de la noche malagueña.

3,147 Me gusta, 437 comentarios - Cari Lapique (@cariilapique) en  Instagram:

Cari Lapique junto a Carlos Goyanes en su boda.

La ceremonia se celebró en la Parroquia de la Virgen Madre. Cari iba bellísima y lucía un vestido de organza blanca salpicado en la parte superior con pequeñas flores de raso del mismo color. Alrededor de 700 asistentes no quisieron perderse el que fue el 'sarao' más relevante de aquel año y entre los que figuraba, Carmen Franco, quien firmó como testigo,  la cantante Lola Flores junto a su hija Lolita o Pitita Ridruejo

Tras el enlace, la pareja se consagró como una de las más atractivas así como estables de la alta sociedad madrileña y marbellí. Entre sus amistades figuraban la socialité Carmen Ordóñez, la modelo Naty Abascal o Alfonso de Borbón y Dampierre y la que fuera su esposa, Carmen Martínez-Bordiú con quienes compartían fiestas hasta altas horas de la madrugada.

Hoy, casi cinco décadas después de su boda, y habiendo superado diversos obstáculos como la presunta implicación de Carlos en la 'Operación Nécora' (en la que fue absuelto), siguen siendo una de las parejas más consolidadas del papel cuche porque tal y como ha declarado Cari en más de una ocasión "estoy loca de amor por Carlos". 

Carla y Cari, las herederas del clan

Tan solo un año después de la boda entre Cari Lapique y el empresario Carlos Goyanes, nació su primogénita, quien recibió el nombre de Caritina, al igual que su madre y su abuela materna. La primera hija del matrimonio nació el 10 de julio de 1976 en Madrid y pronto heredaría el poder de su madre en las principales revistas del corazón.

Por muchos más juntitos!' Caritina Goyanes cumple 45 años rodeada por su  marido y sus hijos

Cari junto a su marido Antonio Matos y sus hijos, Cari y Pedro.

Cari, como es conocida, abandonó la licenciatura en derecho especializado en bolsa y telecomunicaciones con el fin de montar el catering SixSens Catering by Cari, uno de los más prestigiosos y escogidos para los eventos a los que acude la 'flor y nata'. En cuanto a su vida amorosa, en julio de 2008 Cari contrajo matrimonio  en Ibiza con el empresario Antonio Matos, quien en la actualidad es socio de Malumm Brokers Correduría de seguros S.L. Junto a Matos, tuvo a sus dos hijos, Pedro y la pequeña Cari o conocida como Mini-Cari.

En 1983 llegó al mundo la pequeña Carla. Desde pequeña, su belleza ya cautivaba y, ya entrada en la adolescencia era una de las jóvenes más atractivas de la alta sociedad nacional. Cuando comenzó su época universitaria decidió estudiar Administración y Dirección de empresas en Icade para más tarde completar sus estudios con un master en gestión de empresas de moda.  Fue en ese momento comenzó a realizar pequeños trabajo como modelo. Ha trabajado para firmas como 'Don Algodón' e incluso llegó a aparecer en un videoclip del grupo musical Los Caños.

Carla Goyanes y Jorge Benguría esperan su primer hijo

Carla Goyanes y Jorge Benguria.

En 2004, Carla saltaba a los medios a raíz de su romance con el torero Fran Rivera. Aquella relación provocó una discusión entre la Casa De Alba y la familia Goyanes-Lapique debido a que la duquesa de Montoro, Eugenia Martínez de Irujo se llevó una gran decepción cuando descubrió que su exmarido salía con Carla, íntima amiga suya. A pesar de que el romance con el torero apenas duró unos meses y de que hasta la fecha había mantenido una estrecha relación con la familia Goyanes-Lapique, Eugenia Martínez de Irujo, se sintió profundamente traicionada y las cosas nunca volvieron a ser lo mismo.

No fue hasta 2011 cuando encontró al que sería el amor de su vida en una 'cita a ciegas'. Junto al empresario Jorge Benguria contrajo matrimonio en el municipio malagueño de Casares. Con él ha tenido a sus tres hijos Santiago, Carlos y Beltrán. En la actualidad, Carla dejó los flashes y las pasarelas y, trabaja en la industria mobiliaria familiar fundada por su padre Agencias A Promociones Inmobiliarias, orientada a la venta de inmuebles de lujo.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Carla Goyanes Lapique (@carlugoyanes)

Además también es asidua a escribir blogs en la revista Hola! y en 2013, se lanzó al mundo de la escritura puesto que decidió publicar su primer y único libro titulado 'Coaching para mamás' con el que pretendía ayudar a las futuras mamás con sus consejos, experiencias propias y como lidiar con los problemas que en ocasiones acarrea ser madre.

COMPARTIR: