14 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En 2018 Manuela Carmena quiso expropiar el inmueble pero no lo consiguió y a finales de 2019 Díaz Ayuso anunció la intención de convertirla en BIC

La casa del Nobel Vicente Aleixandre sigue sin reformarse en Madrid: Ni Ayuntamiento ni Comunidad hacen nada

Casa de Vicente Aleixandre.
Casa de Vicente Aleixandre.
El futuro de la casa del Premio Nobel Vicente Aleixandre sigue sin despejarse. Los intentos del ayuntamiento de Madrid y de la Comunidad Autónoma se han quedado en nada. En 2018 Manuel Carmena quiso expropiar el inmueble pero no se consiguió y a finales de 2019 Díaz Ayuso anunció la intención de convertirla en Bien de Interés Cultural (BIC) en virtud de su Ley de Patrimonio Histórico de 2013. Tampoco se ha conseguido y el actual ayuntamiento de Martínez-Almeida asegura que no debe ser protegida.

El pasado mes de noviembre la Comunidad de Madrid dio los primeros pasos para, en virtud de su Ley de Patrimonio Histórico de 2013, declarar BIC (Bien de Interés Cultural) la casa del poeta Vicente Aleixandre, premio Nobel de Literatura en 1977, y perteneciente a la Generación del 27. La Consejera de Cultura anunció que pediría nuevos informes para reconocer la vivienda como edificio histórico. Una casa, conocida como ‘La Velintona’ donde Lorca tocaba el piano a la madre de Aleixandre y los "Novísimos" de los sesenta leyeron sus primeros poemas.

Tres meses después la cosa sigue estando en el aire. Hace tres años se barajó la posibilidad de comprar la casa del poeta y tampoco se hizo nada. La evidencia es que esta residencia situada en el número tres de la Calle Vicente Aleixandre (antes Calle Velintona) sigue cerrada a cal y canto con el riego que eso supone para la salud del edificio. Eso sí sin ninguno de los muebles dentro que usaba el poeta en su día a día.

La situación del inmueble pasaba desapercibida hasta que el escritor Fernando Aramburu, autor del best-seller Patria, puso el dedo en la llaga. “Ponga a prueba su fortaleza cultural. ¿Cuál de las siguientes fotografías corresponde a la casa de Goethe en Francfort (reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial) y cuál la de Vicente Aleixandre (premio Nobel 1977) en Madrid? Tómese todo el tiempo que haga falta para responder”, escribía en su twitter acompañando el texto con dos imágenes. Una mostraba una pared desnuda y mal cuidada que pertenece a la casa de Aleixandre y otra perfectamente cuidada y con los muebles originales restaurados perteneciente al célebre autor de Las aventuras del joven Werther.

Más de mil retweets y casi tres mil ‘me gusta’ dan cuenta de la indignación que despertó este descubrimiento para muchos del mal estado de un chalet de dos plantas, en la de abajo vivía el gran poeta y en el primer piso el Rector de la complutense, su esposa y escritora Carmen Conde, primera mujer académica de la Lengua. Sobre su fachada en ruinas llegó a colgar el letrero de venta que sus herederos colocaron hace tres años para asegurar la viabilidad de un inmueble imposible de mantener y mucho menos de rehabilitar.

Sólo buenas intenciones

Las buenas intenciones del gobierno de Isabel Díaz Ayuso se han quedado, de momento, en nada. Tampoco la administración local ha llegado a solucionar nada. En 2018, el Gobierno de Manuela Carmena apuntó la posibilidad de expropiar la casa a los herederos del poeta. Sin embargo, esto no podía llevarse a cabo sin modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para cambiar el uso del inmueble. Finalmente, esto también se quedó sólo en una idea. Unos meses antes el PSOE propuso comprar el inmueble para que el ayuntamiento lo restaurase. Se tasó el inmueble en 4.7 millones de euros, pero desde el consistorio presidido por Carmena aseguraron que el precio estaba en la mitad.

Tras este tanteo desde Más Madrid llegó la idea del Gobierno Autonómico de convertir el lugar en BIC (Bien de Interés Cultural). Ésta era una de las reivindicaciones desde hace años de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre. Sin embargo, los técnicos desmintieron en un principio esta pretensión en contra del criterio del ejecutivo autonómico.

En la actualidad desde el Ayuntamiento de Madrid, con José Luis Martínez-Almeida al frente, aseguran que no se contempla bajo ningún concepto expropiar el inmueble. La concejal de cultura Andrea Levy aseguró a Vozpópuli que el tema depende del área de urbanismo y que cree que no cumple los requisitos para ser catalogado como BIC según la Ley de Patrimonio Histórico de Madrid de 2013.

COMPARTIR: