17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este reconocido fotógrafo tiene una dilatada carrera profesional en distintos medios y consiguió que esta trágica foto fuera portada de 'Paris Match'

Manuel Podio, premio 'World Press Photo': "La fotografía de la muerte del espontáneo en Albacete fue cuestión de suerte"

Manuel Podio, fotógrafo taurino.
Manuel Podio, fotógrafo taurino.
Esta semana se han cumplido los 40 años de la muerte de un espontáneo en la plaza de toros de Albacete. Este escalofriante suceso fue fotografiado por Manuel Podio, uno de los fotógrafos más reconocidos de la industria periodística en España. Podio ha permanecido más de 40 años viajando por las ferias taurinas de España inmortalizando momentos para la historia de este arte. Pese a haber trabajado la fotografía de otras temáticas, la taurina ha sido la que más satisfacción le ha producido.

Cuando se cumplen 40 años de una de sus fotografías más recordadas, la de la muerte del espontáneo de Albacete, un suceso que provocó la retirada de 'El Cordobés', Manuel Podio Giménez, nacido en Albacete en 1954, repasa su brillante trayectoria dedicada al periodismo gráfico. Sus primeros pasos en este mundo los dio en 1977 para el diario La Voz de Albacete. En este medio comenzó a cultivar la fotografía taurina y su nombre empezó a aparecer en los medios de comunicación ligados a las ferias taurinas de todo el país. Manuel Podio explica a elcierredigital.com de esta manera sus inicios: “Al principio a mí me llamaba mucho la atención la plástica en la fotografía de la tauromaquia. Entonces me interesó la foto taurina más artística que otra cosa”.

Tres años después de iniciar su carrera fotográfica tuvo que tomar una decisión entre el Periodismo y el Derecho. Se había matriculado en la Universidad Nacional a distancia en Derecho que era la única manera de hacerlo en Albacete en aquella época. Finalmente una serie de trabajos que le surgieron en Sudamérica le ayudaron a tomar su decisión y decantarse por el periodismo gráfico. “Me surgieron una serie de reportajes taurinos en Colombia y aquello fue lo que me marcó definitivamente mi salida hacia este mundo de la fotografía”, cuenta Manuel Podio.

La vida le llevó a hacer información general y es donde ha permanecido durante más de cuarenta años, sin dejar de lado los toros. La mayoría de sus fotografías son en blanco y negro porque eran los colores con los que se trabaja en los periódicos. Manuel Podio habla de la clave de su éxito: “Refiriéndome a la fotografía digamos que dentro y fuera del ámbito taurino realmente he tenido la virtud de dar el botón en el momento oportuno”. En sus fotografías ha sido capaz de disparar en el momento exacto, ni una milésima antes ni después.

Fotografía de Manuel Podio a un toro con el capote de un torero clavado en el cuerno. Copyright Manuel Podio. 

En lo que respecta a la fotografía taurina que ha cultivado Manuel Podio afirma que su intención siempre ha sido enganchar al público más general, no únicamente al enamorado del arte de lidiar toros. “La clave es una fotografía que cuando el lector llega a la página del periódico y la ve se embobe con la imagen al ser un poco distinta. Saliéndose del típico muletazo de las revistas especializadas taurinas y haciendo una foto un poco más espectacular consigues que se quede en la página”, revela Manuel Podio.

Durante toda su carrera ha fotografiado temas como el fútbol o la política, sin embargo, la tauromaquia ha sido el tema que más satisfacción le ha aportado porque las fotografías son muy impactantes. Manuel Podio expresa el porqué de esa satisfacción: “Cuando hay una cogida de un torero, cuando un toro se queda con los pitones clavados y el cuerpo vertical. Recuerdo fotos de un toro quitándole el corbatín a un torero. Son fotos que dan luego un gusto enorme al verlas por la dificultad que supone hacerlas”.

La muerte del espontáneo en la plaza de toros de Albacete. Copyright Manuel Podio.

Una de estas fotografías impactantes del mundo de la tauromaquia es el “fallecimiento del espontáneo” en la plaza de toros de Albacete. Con esta fotografía recibió la Mención de Honor del “World Press Photo”. La realización de esta fotografía se lo achaca a la atención puesta en su trabajo y la suerte también de estar colocado en un sitio cercano a los hechos. El resto de sus compañeros estaban repartidos en otros burladeros. Manuel Podio destaca su capacidad de atención durante su carrera: “Es fundamental en mi carrera profesional, nunca he perdido la atención y otra máxima que he tenido yo es que más te vale llegar una hora antes que un minuto tarde. Esta imagen es consecuencia de estar atento al trabajo y a la fortuna”.

Este fotógrafo de Albacete cuenta con un archivo de fotografías inmenso. Tiene más de 350.000 fotografías y todas ellas están documentadas. Reconoce: “La verdad es que la mayor virtud de mi archivo es que las fotografías están documentadas porque no es lo mismo archivar que almacenar. Yo tengo una fotografía donde salen cuatro personas y en el pie de foto salen los nombres de las cuatro personas”. Esto le ha llevado muchos años, pero gracias a ello puede localizar una fotografía en tres minutos.

COMPARTIR: