26 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se ha aprobado un decreto que otorga a la nueva presidenta de la cadena pública, Elena Sánchez, poderes ejecutivos a pesar de su mandato temporal

Sindicatos califican de “escándalo” el último movimiento del Gobierno de Pedro Sánchez por el control de RTVE

Elena Sánchez Caballero.
Elena Sánchez Caballero.
La decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de otorgar poderes ejecutivos a la presidenta de RTVE, Elena Sánchez, ha levantado las críticas de los sindicatos. UGT y el Sindicato Independiente de Comunicación y Difusión expresan su “malestar” y piden que se elija “una nueva presidencia” diferente a Elena Sánchez. Por su parte, USO CRTVE califica este movimiento como un “auténtico escándalo”.

Pedro Sánchez ha aprobado esta semana un decreto que otorga poderes ejecutivos como presidenta de RTVE a Elena Sánchez Caballero. La sustituta de José Manuel Pérez Tornero —que dimitió de su cargo de presidente a finales del mes pasado— se mantendría en el cargo de forma provisional, hasta que el Congreso eligiera a un nuevo mandatario. Sin embargo, este nuevo decreto le otorga unos poderes que solo pertenecen a la presidencia de la corporación si es elegida democráticamente.

La decisión ha generado revuelo entre los sindicatos de trabajadores de RTVE. UGT RTVE y el Sindicato Independiente de Comunicación y Difusión (SI) han expresado “malestar y repulsa” por la “actuación del Gobierno de España”, que afirman que se ha saltado “al Parlamento, verdadero propietario de la CRTVE (Corporación Radio Televisión Española)”, al darle los ya mencionados poderes ejecutivos a “la presidenta eventual del Consejo de Administración”.

Estas palabras han sido registradas en una carta que va dirigida al Consejo de Administración de la Corporación RTVE —a la que ha tenido acceso elcierredigitalcom—, en la que exigen “que se nombre una Presidencia de la CRTVE que surja de las Cortes con el mayor consenso posible, tras el nombramiento de la vacante que Pérez Tornero ha dejado en el Consejo de Administración”.

Además, afirman que “es imperante que se elija una nueva Presidencia del Consejo de Administración para dirigir de forma provisional CRTVE”. Una presidencia que debe ser diferente a la hasta ahora elegida Elena Sánchez. “No puede ser la presidenta actual, porque es necesario abordar esta situación de forma inmediata”, antes de que Elena Sánchez “haga uso de esos poderes”.

USO CRTVE afirma que es “un auténtico escándalo”

UGT y SI no han sido los únicos sindicatos que se han manifestado en contra de la medida tomada por el presidente del Gobierno para poder hacerse con el control de la cadena pública. La Sección Sindical USO CRTVE también ha publicado en su página web su descontento ante una situación que califican de “un auténtico escándalo”.

En su cuenta de Twitter, este sindicato afirma que “las prisas por controlar la Corporación pueden ser inconstitucionales y acabar impugnadas en los tribunales”, además de “poner en cuestión todo lo que esta presidencia firme”, así como “generar una situación de inseguridad jurídica e inestabilidad sin precedentes”.

Según continúan denunciando en su página web, el cambio del artículo 34 del Estatuto Social de la Corporación —que es el que le permite a Elena Sánchez gozar de poderes ejecutivos—, es “una chapuza llevada a cabo por el Gobierno con alevosía y premeditación, saltándose los procedimientos y los apoyos parlamentarios necesarios”.

Tal y como afirman, esta nueva medida contradice la Ley de RTVE del año 2006, en la que se establece que la presidencia ejecutiva debe ser elegida por el Congreso, en mayoría cualificada de dos tercios o “por mayoría simple pero con el apoyo de, como mínimo, cinco partidos políticos”.

El sindicato USO continúa explicando que el Gobierno se ha “saltado el resultado del concurso público” al ignorar “el orden de las notas finales conseguidas por los que se presentaron para acabar poniendo de nuevo al frente de RTVE a una persona de su cuerda ideológica”, por la que afirman tener un gran respeto.

El decreto que le ha otorgado poderes ejecutivos a Elena Sánchez

Tal y como informó ayer elcierredigital.com, aprobar este decreto tenía como objetivo desbloquear algunos asuntos estratégicos de RTVE —como la oposición de más de 700 plazas que sigue pendiente— que no podrían llevarse a cabo por la falta de poder ejecutivo de su presidenta provisional. Con esta situación, parecía que el PSOE tendría que llevar una propuesta de presidente al Congreso de los Diputados, como se marcaba en los Estatutos Sociales de la CRTVE.

Sin embargo, estos estatutos fueron modificados mediante un decreto que ha levantado las críticas de los sindicatos y también del Partido Popular, que calificaba de “maniobra” y “auténtico escándalo” con el que el Gobierno protagonizaba “un asalto a la televisión y la radio públicas”.

Estudios de Prado del Rey, de RTVE.

Según informábamos desde elcierredigital.com, algunas fuentes afirmaban que “las malas previsiones electorales del PSOE han llevado a Pedro Sánchez a intensificar su obsesión por los medios de comunicación, elemento clave en la intentona del Gobierno de retener La Moncloa”.

Esta decisión, sin embargo, no garantiza que el PSOE tenga el control absoluto de la CRTVE, ya que solo tienen tres de nueve miembros del Consejo de Administración de la Corporación pública. Para alcanzar la mayoría necesitarían un acuerdo con Unidas Podemos (que tiene dos miembros más), pero según afirmaban fuentes de RTVE consultadas por elcieredigital.com, “venderá caro su apoyo”.

Las mismas fuentes señalaban, además, que “Unidas Podemos exigirá al PSOE que RTVE gire a la izquierda” después de la etapa de José Manuel Pérez Tronero, que buscó simpatías en algunos sectores del PP.

COMPARTIR: