27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El grupo abrió el mes de enero con un concierto que reunió a 17.000 personas tras hacer "sold out" en menos de tres horas tras lanzar las entradas

El 'huracán' Hakuna: El grupo musical de jóvenes católicos que arrasa en el Wizink de Madrid

El grupo Hakuna durante su concierto en el WiZink Center de Madrid.
El grupo Hakuna durante su concierto en el WiZink Center de Madrid. / Foto: Instagram Hakuna Group Music
Al inicio de enero, el grupo Hakuna reunió a 17.000 jóvenes en el Wizink Center de Madrid, haciendo "sold out" y demostrando el cada vez mayor éxito de su música. Esta semana la banda musical de jóvenes católicos también ha sido galardonado en la XXVII edición de los Premios CEU Ángel Herrera, que concede la Fundación Universitaria San Pablo CEU, por la “difusión de la cultura católica”.

En los últimos años, concretamente en la última década, ha resurgido con fuerza la música cristiana de la mano del grupo Hakuna. El pasado 6 de enero el grupo reunió a 17.000 jóvenes en el WiZink Center de Madrid, haciendo sold out y demostrando el cada vez mayor éxito de su música.

“¡Su primera visita y su primer gran SOLD OUT en este recinto!”, manifestaba la propia web del WiZink. Hakuna se ha convertido en uno de los primeros grupos de música católica en actuar en el WiZink, además de uno de los más numerosos, cuando hasta 72 personas se subieron al escenario para cantar al unísono “Capricho de Dios”.

Las entradas para el esperado evento se agotaron tan solo tres horas después de haberse iniciado la venta y el evento contó con sorpresas, como una canción inédita que interpretó una de las integrantes del grupo como “regalo del día de Reyes”: Trueno. Además, las más de dos horas y media de espectáculo culminaron con un fuerte Bendito sea Dios que da la Vida. Así, el concierto comenzó y terminó con una oración.

WizinkCenter6deenero21.00hEntradasenbioTictan

Cartel promocional del concierto en el WiZink Center / Foto: Instagram Hakuna Group Music.

De aquellas 2.500 personas que se reunieron en Vistalegre (Madrid) en septiembre de 2021 para el estreno de su disco Sencillamente, a las 8.000 en 2022 y más de 10.000 en 2023, el grupo sienta ahora las bases de un movimiento sin precedentes en la música católica.

El grupo de jóvenes Hakuna no sólo toca y compone, sino que comparte toda una filosofía. Ellos mismos se definen como una "familia eucarística" que siguen "juntos a Cristo, compartiendo un estilo de vida" para aprender "a vivir arrodillados ante el prójimo, ante la vida y ante el mundo". De esta comunidad nació el viral Hakuna Music Group.

Durante esta semana, Hakuna también ha sido galardonado en la XXVII edición de los Premios CEU Ángel Herrera que concede la Fundación Universitaria San Pablo CEU, por la “difusión de la cultura católica” por "proporcionar a los jóvenes distintos espacios de vida donde poder glorificar a Dios y expresar su fe cantando y rezando”. 

Así mismo, el jurado de estos galardones ha reconocido la labor de este grupo “desde el protagonismo de los jóvenes, la promoción de la paz, la unión y la fraternidad entre los pueblos y las naciones de todo el mundo, constituyendo una invitación para la construcción de un mundo más justo y solidario”. 

El origen de Hakuna

“Josepe”José Pedro Manglano, sacerdote del Opus Dei, viajó en 2013 a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Río de Janeiro junto al grupo de jóvenes de su parroquia en Aravaca (Madrid), donde, según algunos testimonios que lo vivieron y lo han contado en redes sociales, "se formó algo" que terminaría tomando el nombre de Hakuna.

Allí, en Brasil, empezaron a componer canciones y durante diez años se fue creando una comunidad católica a su alrededor que terminó ya haciendo sold out en un concierto en Vistalegre, al que acudieron 8.000 personas en septiembre de 2022.

d4d8ba0e-1cd3-48fe-a68b-2ed64589945e_16-9-discover-aspect-ratio_default_1063665

Hakuna en un concierto que realizó en Boadilla / Foto: Instagram Hakuna Group Music.

Antes de eso, en 2020, Hakuna ya había crecido lo suficiente como para "independizarse" de su matriz, con la fundación de su propia asociación privada de fieles, aprobada por el Cardenal Arzobispo de Madrid y, por lo tanto, el Vaticano.

En segundo lugar, Hakuna supo llegar hasta los jóvenes a través de trends y vídeos virales en redes sociales como TikTok, donde gracias a su hashtag contabilizaron más de 387 millones de visualizaciones, las cuales han permitido a miles de personas en España y una veintena más de países crear una comunidad católica de jóvenes que parecía haberse dispersado. 

La unión entre juventud y fe

Hay quien apunta que una de las claves del éxito de Hakuna ha sido permitir a los jóvenes creyentes ponerse en contacto entre sí y darse cuenta de que hay más jóvenes “entregados a la fe”. Personas que disfrutan de su vida social, salen de fiesta, cantan, bailan, viajan, estudian, visten a la moda y disfrutan de la vida, como es propio de su edad; y que han encontrado la manera de que esos intereses les permiten crear un espacio de encuentro y confianza para cultivar la adoración a Cristo.

La estética también es importante para Hakuna. Al entrar en su 'sede', "El Estudio", en un antiguo convento de Majadahonda, se puede apreciar una estética "boho chic" con elementos de madera, telas blancas, sofás hechos con palés y velas. Todo en Hakuna está pensado para acercar la palabra de Dios a la generación Z.

También practican rezo y adoración a Dios en charlas semanales en las que los asistentes aprenden a orar acompañados de un sacerdote en iglesias que les ceden el espacio. A pesar de todo, esta no es la única agrupación de jóvenes católicos que se ha alimentado de las redes sociales.

Encuentro en la JMJ

El grupo de música también ha participado en la última Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), celebrada el pasado agosto de 2023 en Lisboa. Cientos de miles de jóvenes, que comparten el deseo de vivir la expresión de la Iglesia universal, se desplazaron a la ciudad portuguesa. Entre ellos, más de 75.000 peregrinos prevenían de España, el porcentaje más elevado.

Durante el encuentro, los jóvenes también pudieron disfrutar de multitud de eventos culturales, religiosos y deportivos organizados por los participantes, como el Festival de la Juventud. Este tuvo como objetivo ofrecer una experiencia alegre, “mostrando que la Iglesia Católica es una iglesia viva y joven, capaz de utilizar las lenguas y expresiones artísticas actuales sin desvirtuar el mensaje que pretende transmitir”, como explicaba la JMJ.

Actuaron más de 100 grupos musicales de los cinco continentes, repartidos en nueve escenarios. Todos ellos con estilos musicales diversos: el rock, el pop, el rap, la música clásica y el folk. Entre ellos, destacó el concierto de Hakuna Group Music, que creó un momento multitudinario mágico que posteriormente inundó las redes con vídeos de emoción.

COMPARTIR: