23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La mítica artista de 81 años cerró su trayectoria en Valladolid tras haber realizado unas declaraciones que habían generado incomodidad en su familia

La retirada de Concha Velasco, la última actriz más querida por el pueblo deja las tablas tras 66 años de éxitos

/ Concha Velasco
Concha Velasco ha cerrado su trayectoria profesional tras 66 años de carrera. La mítica actriz se despidió en Valladolid por la presión de sus hijos, incómodos con unas declaraciones de su madre, que decía que había vendido una cubertería en la pandemia para salir adelante.

Concha Velasco cerró el pasado domingo 66 años de exitosa carrera. La mítica actriz puso punto y final a su brillante trayectoria en el emblemático Teatro Calderón de la ciudad que le vio nacer hace casi 82 años: Valladolid.

"Siempre se dice que cuando uno se va a morir ve pasar la vida muy deprisa y yo como sé que hoy es la última representación en teatro, ya que mis hijos me han pedido que lo deje, quería que fuera en mi tierra, en Valladolid que desde que nací es donde me ha pasado todo lo importante", aseguró.

Velasco recalcó que "hoy sí que va a ser la última vez que me vean ustedes en teatro, mis hijos quieren que lo deje, sobre todo que no haga giras. Quiero decir una cosa que decía Santa Teresa 'lee y conducirás, no leas y serás conducido'. Que sean ustedes muy felices y hasta siempre. Les quiero".

La inoportuna cubertería

La chica ye-yé había alarmado a muchos de sus fans por sus últimas declaraciones. Velasco reconocía haber vivido "muy mal la pandemia. Soy una persona que está acostumbraba a besar y a abrazar a la gente y a dormir con mi nieto, pero la soledad la he llevado mal".

Pero lo más preocupante fueron sus declaraciones sobre su situación económica a pesar de tantos años de triunfos: "Al no poder hacer rodajes, no hay dinero, y he tenido que vender cosas de mi casa. He vendido una cubertería por 50 euros para pagar la farmacia".

Su hijo mayor, Manuel Martínez Velasco (autor de su última obra, 'La habitación de María'), intentó quitarle hierro a las mismas asegurando que su madre es "muy mayor".

Adiós a las giras

Martínez Velasco reconoció hace unos días que junto a su hermano Paco habían entendido que "ha llegado el momento de que mi madre deje las giras. Ya estaba en la hoja de ruta, estaba planificado. Lo he aclarado y la gente ha entendido que la forma de hablar de mi madre es excesivamente coloquial, que es una manera de exagerar las cosas... La gente entendió la realidad de la situación de una actriz maravillosa, que no tiene ningún problema y nunca lo va a tener".

"Los empresarios se portan muy bien con ella, le hacen ofertas maravillosas con proyectos estupendos, de un nivel espectacular. Siempre digo que cuando mi madre está actuando es cuando más tranquilo estoy porque está arropada siempre por un equipo de primer nivel. Yo sé que estaría siempre muy bien cuidada, pero creo que 'La habitación de María' debe ser su última gira", reconoció.

Concha Velasco. 

Martínez Velasco admitió que su final permite que ya no esté "dándose de alta y de baja en la Seguridad Social, ya podrá cobrar su pensión íntegra, que, como bien dices, ha cotizado el máximo los años máximos permitidos. Va a vivir tranquilamente, con la familia, perfectamente protegida, como se merece, haciendo esa transición a la jubilación de una manera muy lenta".

Trayectoria meteórica

Es la tercera vez que Velasco anuncia que deja los escenarios. Anteriormente lo hizo en 2010, año en el que aseguró que necesitaba empezar "una nueva vida", mientras que en 2018 aseguró que se jubilaría cuando se estrenase la función 'La vida por delante' en Madrid.

La intérprete de 'Las chicas de la Cruz Roja' trabajó a las órdenes de Luis García Berlanga, sufrió un matrimonio muy complicado con el productor Paco Marsó y ha recibido múltiples galardones entre los que destacan el Premio Nacional de Teatro en 1972 y 2016, el Premio Max de Honor y el Goya de Honor.

Con su retirada de las tablas, Javier López-Galiacho, presidente de la Asociación de Amigos de los Teatros Históricos Españoles (Amithe), afirma que España pierde a la última de las grandes actrices populares. "Concha Velasco siempre ha llenado los teatros y se ha entregado al público de una forma que sólo los más grandes han conseguido, sin importar si estaba en un pueblo o en una gran ciudad. Ella sabía establecer esa conexión especial entre el escenario y el patio de butacas". Una mujer todoterreno, explica López-Galiacho, que "siempre ha sido reivindicativa y valiente, que ha luchado por su gremio a lo largo de toda su trayectoria profesional".  Con su despedida, afirma, se va un modo de entender el teatro. 

COMPARTIR: