25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

HA LOGRADO EL ASCENSO a la LFP CON UN PRESUPUESTO MENOR A LOS 700.000 EUROS Y UN ESTADIO CAPACITADO PARA ALBERGAR APROXIMADAMENTE a 3.000 ESPECTADORES

El Amorebieta: El club más modesto en conseguir un ascenso a la Segunda División española

El equipo celebra el ascenso a segunda división
El equipo celebra el ascenso a segunda división
Las eliminatorias de ascenso a la segunda división han dejado una de las noticias de la temporada. El Amorebieta, club modesto de la provincia de Vizcaya, ha eliminado al Badajoz y se ha asegurado un puesto en la segunda competición española. Esta gesta se suma a todas las conseguidas por el cuadro vasco a lo largo de su historia.

El triunfo del Amorebieta en el playoff de ascenso contra el Badajoz se ha convertido en una de las historias deportivas más impactantes del último tiempo. Hablamos de que un equipo con un presupuesto menor al millón de euros, y con unos salarios mileuristas, ha conseguido subir a la segunda competición en el ámbito nacional. Es la primera vez que completa esta hazaña en los 96 años de historia del club.

El Amorebieta es un club de un municipio pequeño de la provincia de Vizcaya, Amorebieta-Echano, una localidad que no supera los 20.000 habitantes. Esto quiere decir que tiene menos habitantes que el barrio de Los Dolores de Cartagena y que las tres cuartas partes de su población podría entrar en el estadio Cartagonova. Los datos aumentan la dimensión del objetivo alcanzado.

La situación económica es bastante humilde. Su presupuesto de esta temporada no ha superado ni los 700.000 euros. De hecho, en el playoff de ascenso, el Amorebieta  se enfrentó al Badajoz, un club cuyos salarios son diez veces más altos. Y es que el equipo de Vizcaya tiene un salario medio de 1.500 euros, mientras que el del equipo extremeño oscila sobre 12.000.

Además, el estadio local tiene un aforo en las gradas de 500 personas, aunque el recinto puede ampliar el número a los 3.000 espectadores. Estas cifras son inadmisibles en segunda y el Amorebieta debe acometer la ampliación del estadio en un periodo de dos años, si no quiere perder su plaza. Y es que han surgido voces que auguraban la posibilidad de la negativa a su ascenso debido a su humildad presupuestaria y a la misma característica de su estadio. Sin embargo, el club ha negado esta posibilidad. La directiva está trabajando la negociación con equipos cercanos para abrir la opción de jugar en otro estadio. Se habla de Lasesarre o Lezama.

Estadio de la SD Amorebieta, campo municipal de Urritxe

La plantilla del equipo vizcaíno tiene otra peculiaridad más. Es el único equipo donostiarra de Segunda B que se ha nutrido únicamente de jugadores de la provincia. Ni la Real Sociedad B, club de la misma provincia que también ha ascendido a segunda, tiene todos sus jugadores de origen donostiarra.

La realidad mostrada en estos datos es la de un club que ha competido por encima de sus posibilidades y que se ha ganado el derecho a soñar en grande, a pesar de sus limitaciones económicas. Si todo sucede como los mandatarios esperan, no habrá ningún problema en poder llevar a cabo este ascenso de categoría y el año que viene podrán disputar su primera temporada en la segunda categoría del fútbol español.

Haciendo historia desde abajo

Este ascenso a segunda división es el último de los milagros del Amorebieta. Es verdad, que cada uno de ellos ha sido de mayor altura, pero su llegada a la Segunda División B ya se consideró un hecho extraordinario. Esto se debe a que hablamos de un club que en sus 98 años de historia ha tenido un recorrido sin precedentes en el fútbol español.

El Amorebieta se fundó en 1923 y durante los primeros años, participaron en competiciones locales de la provincia de Vizcaya. En 1944 quedaron subcampeones de Vizcaya de Aficionados y ganaron la Copa Vizcaya. Casi veinte años después lograron su primer ascenso a Categoría Nacional. En su primera temporada en tercera división pelearon por subir a la segunda división B y mantuvo la categoría durante seis temporadas. En la temporada 1968 fueron enviados a la liga regional por motivos extradeportivos, ya que ellos habían mantenido categoría.

Este descenso obligado a regional provocó que tuvieran que esperar trece años para volver a la tercera división. Sin embargo, desde 1981, jugaron ininterrumpidamente en esta competición hasta que en 2010 lograron el ascenso a Segunda B. Durante este periodo habían jugado seis veces el playoff de ascenso a esa competición.

El once inicial posando ante las cámaras antes de un partido de Playoffs

Desde su ascenso a Segunda División B, el Amorebieta ha conseguido salvar categoría en todas las temporadas. Y no solo eso, sino que en dos ocasiones ha participado en la fase eliminatoria de ascenso. Este año, en su segunda oportunidad, ha ganado al Badajoz y se ha convertido en equipo de segunda división española. Esta vez, a la segunda fue la vencida.

Tanto el presidente como el entrenador han dejado claro que sus objetivos para la primera temporada no van más allá de la permanencia, pero con la historia de este club no se puede descartar nada.  

COMPARTIR: