01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Entre los más de cuatro mil muertos que la pandemia se ha llevado en España destacan los mayores de 75 años, protagonistas de toda una etapa del país

El Covid-19 se ceba con una generación: Desaparecen referente de la España de la Transición como Lucía Bosé

Esta semana han fallecido personajes importantes de una misma generación.
Esta semana han fallecido personajes importantes de una misma generación.
Entre los más de cuatro mil muertos que la pandemia se ha llevado en España destacan los mayores de 75 años, protagonistas de toda una etapa del país. Una generación nacida durante la Guerra Civil o en los años cercanos, que alcanzó la madurez en los años de la Transición a la democracia. Una generación referente en distintos campos como la cultura, la ganadería o el deporte. Hombres y mujeres que marcaron la historia de España, que sufrieron de pequeños y han vuelto a sufrir su pena de mayores.

 España es el país del mundo con un porcentaje mayor de fallecidos de más de 80 años: el 67% de los muertos. Según el Ministerio de Sanidad, el perfil de edad de los contagiados por el Covid-19 mantiene una media que oscila entre los 78 y 80 años.

Este supone y va a suponer la desaparición de toda una generación de españoles. Aquella que vivió su infancia y primera juventud en los últimos años de la posguerra con la dictadura fascista de Franco en su pleno apogeo y que alcanzaron la madurez en los años de la Transición. Con esta terrible pandemia también desaparecen los referentes de esa generación que desde diversos ámbitos de la sociedad ayudaron a a cambiar el país y a hacerlo crecer en sus distintos sectores. Con ellos, hubo ilusiones y éxitos. Triunfos y lloros. Recuerdos y anécdotas inolvidables para muchos. O quizá desilusiones de la vida. Pero sus figuras siempre estarán presentes. 

Lorenzo Sanz

Lorenzo Sanz.

 

Uno de ellos, con sus luces y su sombras, fue el empresario madrileño Lorenzo Sanz Mancebo falleció el viernes 21 de marzo en Madrid víctima de la enfermedad del coronavirus. Sanz fue principalmente conocido por su etapa como presidente del Real Madrid entre noviembre de 1995 y julio del 2000, año en que le sustituyó Florentino Pérez en la presidencia.

El que fue sucesor de Ramón Mendoza logró la ansiada séptima Copa de Europa en 1998, trofeo que no conseguía desde 1966, y la octava en el año 2000 para el club merengue. Bajo su mando el Real Madrid también logró una Liga en 1997, una Supercopa de España en 1997 y una Copa Intercontinental en 1998.

Pero a pesar de estos éxitos deportivos la trayectoria económica del club no fue nada positiva, un punto que ha repetido en sus negocios personales, con diferentes problemas judiciales y polémicas.

En aquella época con Ramón Mendoza le tocó el papel de escudero de su jefe, algo similar a lo que hacían entonces Joan Gaspart en el Barcelona de Núñez, Enrique Cerezo en el Atletico de Gil o Pedro Cortés en el Valencia de Roig. Los cuatro llegaron a ser presidentes, pero ninguno tan exitoso como Sanz en el Madrid.

Su oportunidad llegó en noviembre de 1995 y en solo cinco años el Real Madrid alcanzó dos Champions. La primera, en Amsterdam contra la Juve, tras treinta y dos años de sequía. La segunda en París uno años después. 

Menos de dos meses después de la consecución el 24 de mayo de 2000, de su segunda Copa de Europa, convocó elecciones anticipadas el 16 de julio de 2000, creído que las ganaría tras dos Copas de Europa conseguidas. Pero se equivocó. Perdió ante el rodillo imbatible de Florentino Pérez, que resultó vencedor por 3.167 votos. En julio de 2004 se presentó de nuevo a las elecciones para la presidencia del Real Madrid, obteniendo tan solo el 5,08% de los votos, frente al 91% que consiguió de nuevo el ganador el todopoderoso Florentino Pérez, su gran rival.

Lucía Bosé

Lucía Bosé.

También ha muerto la actriz italiana Lucía Bosé a los 89 años de edad, a consecuencia de la infección por coronavirus. Es madre de una saga de artistas como el cantante Miguel Bosé y la actriz Paola Dominguín. Nacida en Italia en 1931 rodó a las órdenes de los mejores directores del cine del siglo XX de Buñuel a Fellini y de Antonioni a Bardem. Fue musa de los mejores diseñadores y amiga íntima de Pablo Picasso, que le regaló varios de sus retratos y cuadros.

En 1955 llegó la película que cambiaría su vida: Muerte de un ciclista. Este filme de Juan Antonio Bardem pretendía ser la traslación del neorrealismo italiano al cine español. Lucía compartía protagonismo con Alberto Closas. En una fiesta conoció al torero del momento, Luis Miguel Dominguín. En esos momentos Lucía acababa de romper una relación sentimental con el actor italiano Walter Chiari y Dominguín venía de vivir un tumultuoso romance con la actriz estadounidense Ava Gardner.

Tres meses después de conocerse se casaron en Las Vegas y la actriz abandonó el cine para dedicarse a formar una familia con él. El matrimonio Dominguín-Bosé eran una rareza en la gauche divine del franquismo: cultos, cosmopolitas y anfitriones de intelectuales eran la pareja más famosa de Europa. Revistas como Life París Match o televisiones como la BBC les dedicaban reportajes.

Por su mansión de Somosaguas pasaban personajes como Sofía Loren, Orson Welles o Elsa Maxwell. También la Duquesa de Alba o Carmen Franco eran sus invitados. Con el yerno del dictador Dominguín vivió un fuerte enfrentamiento que acabó con un puñetazo del diestro en el rostro del yernísimo. Cuando Franco se enteró se echó a reír. Dominguín tenía bula con él. Eso sí, les obligó a casarse por le iglesia para poder invitarles a cacerías sin que Carmen Polo se escandalizase. Tuvieron tres hijos: Miguel, Lucía y Paola.

Carlos Falcó

Carlos Falcó. 

Tanta vida social o más que Lucía Bosé tuvo, Carlos Falcó, el Marqués de Griñón, falleció a los 83 años de edad a consecuencia del coronavirus en la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, donde se encontraba ingresado desde el pasado viernes día 20 de marzo.

Carlos Falcó había estado hacía solo unos díasa antes, el pasado día 7 de marzo, en la plaza de toros de Illescas en el inicio de temporada taurina junto a su actual mujer Esther Doña. Precisamente fue allí donde habló maravillas sobre hija Tamara, fruto de su matrimonio con Isabel Preysler, la mujer que le cambió su vida.

Falcó saltó a las páginas del papel couché en los años ochenta, tras contraer matrimonio con Isabel Preysler, con quien tuvo una única hija en común: Tamara Falcó Preysler. Pero el Marqués de Griñón y de Castel-Moncayo ha dejado atrás una gran familia no tan conocida por el público tras su repentino fallecimiento a causa del coronavirus, enfermedad por la que, tal y como se conoció el pasado viernes, permanecía ingresado en el hospital 'Fundación Jiménez Díaz', de Madrid.

Antes de que Isabel Preysler entrara en su vida Carlos Falcó ya había pasado por un matrimonio con María del Pilar Juana Jeaninne Girod del Avellanal. Con ella tuvo dos hijos: Manuel, que heredará el título nobiliario, y Alejandra, siempre fiel a su padre y su gran apoyo en los negocios. Alejandra está casada con Jaime de Carvajal y Hoyos, otro perteneciente a una saga de raigambre aristocrática.

Tras su separación de Isabel Preysler en 1985, a Carlos Falcó se le relacionó con la actriz María José Cantudo. Pero con quien se casó fue con Fátima de la Cierva, hija del Marqués de Poza, en 1991. Con ella tendría otros dos hijos, Duarte y Aldara. El primero es, después de Tamara Falcó Preysler, el descendiente más mediático de sus hijos, gracias a su participación en tertulias políticas en las que defiende posturas ultracatólicas.

Este nuevo matrimonio del marqués de Griñon tampoco funcionó. Sorpresivamente, Falcó volvería a encontrar el amor en una mujer mucho más joven que él, Esther Doña. Se conocieron en 2015, en 2016 se hizo pública su relación y se casaron en una boda íntima en 2018, sin el apoyo de sus hijos.

Borja Domecq

Borja Domecq. 

Un apellido igual de célebre y poderoso tenía el histórico ganadero Borja Domecq Solís, que fallecía este lunes en Mérida a los 75 años de edad como consecuencia de una neumonía provocada por el coronavirus. Relacionado siempre con la ganadería, tomó las riendas en solitario del hierro de Jandilla, cuando su hermano Fernando creó la ganadería de Zalduendo. Las reses de Jandilla pastan en Cádiz, Mérida y Llerena. A finales de octubre de 2016 ya dejó las riendas de su célebre ganaderia a su hijo Borja.

Borja Domecq Solís nació en Pamplona en 1945. Estuvo casado y separado de Fátima Noguera Espinosa, perteneciente a una familia también con mucho dominio e influencias en la sociedad andaluza. Con ella tuvo dos hijos: Borja Domecq Noguera, casado con Sol Bohórquez, hija del rejoneador Fermín Bohórquez; y Fátima Domecq Noguera, casada con Rafael Molina Candau. 

Su ganadería, denominada Jandilla, ha sido una de las protagonistas de los grandes hitos de la Tauromaquia en las plazas de España y Francia. En 2002 creó también la ganadería de Vegahermosa, un segundo hierro con la misma procedencia que el original. Fue a finales de octubre de 2016, cuando Borja Domecq dejó las riendas de su ganadería en manos de su hijo Borja Domecq Noguera, aunque nunca se ha separado en vida de la ganadería.

El coronel Jambrina

Si ha habido una víctima reciente de la pandemia con una trayectoria de servicio al Estado, ese ha sido el coronel Emilio Jambrina. El coronel Jambrina ha sido por su carisma y actuaciones uno de los más conocidos agentes de los servicios secretos españoles CESID-CNI.

Llevó una de las carreras más largas en el servicio de inteligencia español, en el que entró a finales de la década de los 70 del pasado siglo cuando todavía era capitán. Con mayor o menor acierto, su nombre ha aparecido relacionado con una gran parte de los más importantes éxitos y escándalos del Cesid-CNI: espionaje a políticos, guerra sucia contra ETA, intento de implicación de la Unión de Centro Democrático (UCD) en la creación del GAL y operación Mengele. Casos que nunca han podido ser demostrados contra él judicialmente.

El Coronel Jambrina.

Fue tras el golpe del 23-F de 1981, y con la llegada a la dirección del CESID de Emilio Alonso Manglano y de Juan Alberto Perote a la jefatura del Departamento de Acción Operativa, lo que le supuso su ascenso y potenciación. Fue jefe de uno de los grupos operativos, precisamente el que estaba siguiendo los movimientos del coronel Luis Muñoz, uno de los líderes que preparaba el intento de golpe de Estado del 27-O, justo el día anterior a la primera victoria electoral en 1982 de Felipe González.

Tras este éxito fue ascendido a jefe de Operaciones de esta unidad, que llevó a cabo las acciones más controvertidas del servicio secreto español en aquella época, como la guerra sucia contra ETA, el supuesto apoyo a los GAL o las escuchas ilegales a las máximas autoridades del Estado, empezando por el Rey Juan Carlos y altos cargos del Gobierno de González y terminando con empresarios de todo tipo.  

La salida del general Emilio Alonso Manglano en 1993 de la dirección general del CESID, fue tambien lo que hizo que Emilio Jambrina, como agente ligado a este servicio, fuera destinado a Sudamérica, en concreto a Ecuador. El conocido agente desaparecía así de la circulación en España para evitar el acoso mediático y para alejarse de conspiraciones en la sede central. Luego volvio a España para de nuevo trabajar en los servicios secretos.

Con la llegada al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), de Alberto Saiz, el hombre bisagra del socialista José Bono, por entonces ministro de Defensa, Emilio Jambrina volvio de nuevo a América. Esta vez, en secreto, en el año 2007 a Paraguay como jefe de su delegación, amparado en el estatus diplomático. Allí, dicen sus amigos, que realizó una gran labor en pro de todos los españoles. Cinco años después regresó a España definitivamente.

Estos son solo cinco nombres, al azar, de los más de cuatro mil muertos que la pandemia se ha llevado en España. Todos, sin excepción ninguna, son protagonistas de toda una etapa del país. Una generación nacida durante la Guerra Civil o en los años cercanos, que alcanzó la madurez en los años de la Transición a la democracia.

Una generación referente en muy distintos campos de la vida y de las capas sociales. Hombres y mujeres que marcaron la historia de España, que sufrieron de pequeños y han vuelto a sufrir su pena de mayores. Hoy todo nuestro respeto y agradecimiento desde elcierredigital.com a la herencia que nos han dejado de sacrifico, libertad y respeto.

COMPARTIR: