19 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

JUAN LUIS GALIACHO, DIRECTOR DE ELCIERREDIGITAL.COM, REVELA QUE "FUE EL BOXEADOR QUIEN TOMÓ LA DECISIÓN DE SEPARARSE", COMO RELATA EN SU PRÓXIMO LIBRO

La primera persona a quien en privado Pedro Carrasco anunció su divorcio con Rocío Jurado fue Encarna Sánchez

Exclusiva Rocío Jurado y Pedro Carrasco.
Rocío Jurado y Pedro Carrasco. / Boda de la cantante y el boxeador en 1976.
Pedro Carrasco y Rocío Jurado se divorciaron el 4 de julio de 1989. Tras 13 años de matrimonio, la chipionera confirmó que se les rompió el amor. La pareja se convirtió en el objetivo perfecto para la prensa rosa y fue víctima de constantes rumores de crisis. La presión familiar, la difícil convivencia y las largas temporadas que la cantante pasaba fuera de casa terminaron por romper definitivamente a la pareja, siendo Encarna Sánchez la primera en saber de esta decisión tomada por el boxeador.

Desde que Rocío Carrasco volvió a la televisión el año pasado con el estreno de Rocío: contar la verdad para seguir viva, sus padres, los ya fallecidos Rocío Jurado y Pedro Carrasco están más vivos que nunca.

Rocío Jurado y Pedro Carrasco contrajeron matrimonio el 21 de mayo de 1976 en Chipiona, tierra natal de la cantante. Una boda multitudinaria en el Santuario de la Virgen de Regla, por la que la artista sentía una gran devoción. Hasta allí se acercaron chipioneros y curiosos de toda España para ser testigos de la unión entre la más grande y el campeón mundial de boxeo. Eran una pareja envidiable. Un año más tarde, el matrimonio daba la bienvenida a su primera y única hija: Rocío Carrasco Mohedano.

El anuncio de su divorcio en 1989 fue un duro golpe para su hija, quien afirma que sus padres fallecieron enamorados a pesar de que llevaban varios años separados.

Se nos rompió el amor

Finalmente, Se nos rompió el amor no solo fue una canción. El 4 de julio de 1989, Rocío Jurado confirmaba la separación de Pedro Carrasco en la revista Interviú. Las especulaciones sobre la crisis del matrimonio llegaban a su fin y la artista confirmaba que el campeón del mundo ya no convivía con ella en el domicilio familiar. 

"Es Pedro Carrasco quien toma la decisión de separarse. La primera persona a la que se lo dice es a Encarna Sánchez, era muy amigo suyo. Se presentó en su despacho de la COPE y le comenta que se va a separar. Ella le dijo: "Adelante Pedro, lo que tú quieras, yo estaré contigo", relata en exclusiva Juan Luis Galiacho, director de elcierredigital.com.

"La situación era muy tensa y él no aguantaba a los hermanos de Rocío. Se echó a llorar porque la quería tanto que era muy difícil separarse de ella", confirma Juan Luis Galiacho, director de elcierredigital.com

Estos detalles acerca de la separación de Rocío Jurado y Pedro Carrasco se relatan también en el próximo libro de Juan Luis Galiacho y Pedro Pérez –mano derecha y productor de Encarna Sánchez durante más de 20 años–, que verá la luz el próximo otoño. 

Rocío Jurado y Pedro Carrasco el día de su boda.

En el momento de la separación de sus padres, Rocío Carrasco tenía 12 años y según ella, vivió “una separación ejemplar”. La pareja mantenía una relación en la que reinaba la cordialidad. La chipionera sostenía que había sido una decisión meditada y aseguraba que el boxeador no tenía ninguna oportunidad de volver con ella. 

Pedro Carrasco y Rocío Jurado

Pero los medios especularon sobre una posible reconciliación ya que el boxeador seguía enamorado de la Jurado. No obstante, el boxeador nunca dejó de acercarse por Montealto. Tanto para ver a su hija como para ver a su padre, quien siguió viviendo junto a Rocío Jurado y su hija hasta su fallecimiento. “Mi padre venía a mi casa todos los días a verme a mí y a mi abuelo”, confirma Rocío Carrasco. 

Convivencia insoportable

El matrimonio despertaba pasión entre sus seguidores y era objetivo de la prensa que lanzaba especulaciones y rumores sobre una posible crisis que, desgraciadamente, se hizo realidad.Se sostenía que un elemento fundamental en el fracaso del matrimonio eran las largas temporadas que Rocío Jurado pasaba fuera de casa a causa de las giras.

“Cuando a Rocío Jurado le comunican que Pedro salía mucho, estaba de gira por América y se planta en España. Yo coincidí con Rocío Carrasco en un programa y le comenté que me habían contado que su madre volvió de gira a plantarle cara a su padre para que no saliera tanto. Ella me dijo: “Mi madre jamás haría eso por mi padre, por mí sí”, relata Juan Luis Galiacho.

"La relación estaba muy fría. Rocío Jurado estaba en América y Pedro estaba aquí", sostiene Juan Luis Galiacho a Viva la Vida. Según los medios de la época, el boxeador no soportaba tanta soledad. "Pedro Carrasco salía por las discotecas de las afueras de Madrid. En una famosa discoteca de Puente de Vallecas, donde salía con su amigo Ángel Nieto, es donde conoce a Raquel Mosquera", afirma Juan Luis Galiacho en Viva la Vida. 

Rocío Jurado, Pedro Carrasco y Rocío Carrasco.

Para complicar más las cosas, durante varios meses algunos medios de comunicación lanzaron rumores sobre una posible homosexualidad del boxeador. Un hecho que de manera inmediata, desmintió la chipionera.

Pero el matrimonio había tocado fondo. De cara al público, mantenían la compostura y la imagen de familia feliz. Tras el anuncio de su divorcio, ambos negaron que la infidelidad hubiese sido el motivo de la ruptura y fue la chipionera quien confirmó que la convivencia era "insoportable".

“Mis tíos fueron culpables del divorcio de mis padres”

Quién iba a imaginar que una de las sagas más relevantes del mundo de la copla iba a dinamitarse por unas declaraciones de uno de los pilares fundamentales. Tras la primera entrega de la docuserie protagonizada por Rocío Carrasco, la familia Mohedano salió escaldada. Y con el estreno de la segunda parte del documental, la imagen de familia idílica que se quiso vender a lo largo de los años, ya no existe.

Gloria y Amador Mohedano.

A la vista de la versión de Rocío Carrasco, no es de extrañar que la primogénita de la más grande y el marinero de los puños de oro tenga cierto resentimiento hacia los que su madre protegió a capa y espada: sus tíos, Amador y Gloria Mohedano. Ella los señala como los únicos culpables del divorcio de sus padres. 

Según Carrasco, tal era la intromisión de la familia en la vida del matrimonio e incluso en su propia casa, que el boxeador no pudo más. Tanto Gloria como Amador no veían con buenos ojos aquella relación y no dudaron en hacer todo lo posible por dinamitar el matrimonio. Lo consiguieron. Fue el boxeador quien, tras preguntarle su hija por la causa de su divorcio, respondió que el motivo fueron sus tíos. 

Un divorció que sacudió a la prensa rosa de la época. Pero aún así, su hija asegura emocionada que “aún estando separados era maravilloso verlos juntos”.

COMPARTIR: