20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Qué es el ‘habeas corpus’? El concepto jurídico que protagoniza uno de los vídeos más virales del verano

Esta expresión latina es un derecho recogido en la Constitución y protege a cualquier ciudadano ante una detención policial que pudiera ser ilegal

Hace unos días el concepto de “habeas corpus” se coló entre las tendencias de Twitter España y aguantó ahí durante casi 24 horas. El motivo: un vídeo grabado por una señora que pronunciaba con especial ímpetu estas palabras ante un policía local de la localidad castellonense de Vinaròs que le multaba por no llevar puesta la mascarilla. Su petición rápidamente se convirtió en viral y acumuló miles de visitas y comentarios en la red social del pajarito azul. Pero, ¿qué quería lograr al pronunciar tan vehementemente esta locución latina?

El significado del concepto

“¡Habeas corpus, habeas corpus ya!”, exclamaba la ciudadana ante las indicaciones del agente. Esta figura legal se desarrolla en el cuarto punto del artículo 17 de la Constitución donde se estipula que “la ley regulará un procedimiento de ‘habeas corpus’ para producir la inmediata puesta a disposición judicial de toda persona detenida ilegalmente”.

Es decir, que a través de este derecho se garantiza que un agente no detenga a una persona porque sí, sino que sólo debe realizarlo si existe un motivo legal que justifique el arresto. De esta manera se trata de proteger otro derecho fundamental de los ciudadanos, como es su derecho a la libertad para moverse libremente y llevar a cabo cualquier actividad que se encuentre dentro de la ley.

Un procedimiento sencillo

Sobre la solicitud o el acceso a este principio jurídico Arturo González y Saray Contreras, especialistas en derecho penal en el despacho Dexia Abogados, explican que “se realiza mediante un escrito a modo instancia o en una comparecencia en la misma comisaría”. En dicho documento o en la declaración prestada “bastaría con que conste el nombre del solicitante y sus circunstancias personales, el lugar de privación de libertad y autoridad de custodia, así como el motivo concreto por el que se solicita el habeas corpus”.  En definitiva, se trata de un procedimiento sencillo y al alcance de cualquier persona.

Y es que a él pueden acceder “las personas que hayan sido ilegalmente detenidas por una autoridad, agente, funcionario o particular sin la concurrencia de los supuestos legales o sin cumplirse las formalidades exigidas por la ley”. Aunque tampoco hay que olvidar a “las personas ilícitamente internadas en cualquier establecimiento y las que lo están por un plazo superior al señalado en las leyes”.

Arturo González y Saray Contreras aclaran que “siempre tiene que ser una persona física la que lo solicite, aunque también puede actuar mediante su abogado, descendientes, cónyuge o persona a la que esté ligada por igual relación de afectividad”. En el caso concreto de los menores o incapacitados, este recuerda que también serán sus representantes legales quienes deban iniciar los trámites pertinentes.

¿Se equivocó la señora solicitándolo?

En base a estas últimas explicaciones y lo expuesto en la ley, esta locución latina queda reservada para asuntos relacionados con detenciones o arrestos. De hecho el propio letrado explica que los ejemplos más claros de solicitudes de este principio se dan en “detenciones gubernativas, un arresto disciplinario militar, o detenciones en materia de extranjería”. No así en casos como el producido en el vídeo de Vinaròs, donde una persona ha sido multada y en ningún momento le han privado de su libertad. 

Por lo que sí, esta ciudadana castellonense metió la pata al referirse a este concepto y además hizo público su error al compartir el documento. Al final el agente parecía tener razón cuando le dijo a la señora: “Me parece a mí que usted ha visto muchas películas”.

COMPARTIR: