31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El enlace de la que fue mujer del presidente estadounidense asesinado y el magnate griego se celebró en octubre de 1968 en la isla privada de Skarpios

Aniversario de la boda entre Jackie Kennedy y Onassis: El evento que desmitificó a "la viuda de América"

Aristóteles Onassis y Jackie Kennedy durante su boda.
Aristóteles Onassis y Jackie Kennedy durante su boda.
Hace 54 años, Jackie Kennedy volvía a pasar por el altar. Esta vez lo haría con uno de los multimillonarios más influyentes de la industria naviera, el griego Aristóteles Onassis. La pareja se había conocido años antes a bordo del yate Christina y aunque el empresario tuvo que esperar cinco años para conseguir el amor de Jackie, al final lo consiguió el 20 de octubre de 1968. El enlace contó con la presencia de 40 invitados y supuso el rechazo de la sociedad estadounidense a la primera dama.

En octubre de 1968, un enlace sacudió al mundo. El multimillonario griego Aristóteles Onassis contraía matrimonio con Jackie Kennedy en la isla de Skorpios, un archipiélago privado que adquirió el magnate en 1963. 

La boda fue un acontecimiento a nivel mundial y se celebró bajo la desaprobación de Estados Unidos, pues la sociedad estadounidense no podía concebir que “La viuda de América” volviera a pasar por el altar tras perder a su marido, el presidente John Fitzgerald Kennedy, asesinado  durante una visita estatal a Dallas en 1963. 

A ella la tacharon de casarse por beneficio económico y a él, por adquirir un mayor prestigio y contactos entre la jet estadounidense. Los rumores resultaron ciertos pues se ha llegado a conocer que, previamente a la celebración de las nupcias, ambos habían firmado un contrato en el que se convenía que dormirían en habitaciones separadas y Jackie tendría únicamente el deber de pasar las vacaciones junto al multimillonario griego.

La historia de amor entre Jackie Kennedy y Aristóteles Onassis

El romance entre "La viuda de América" y Ari fue una de las grandes historias para la prensa rosa de la época. Una de las mujeres más influyentes del planeta se había enamorado de Aristóteles Onassis, uno de los empresarios más famosos de la industria naviera y de hecho, el millonario de Esmirna era únicamente conocido en el ámbito de los negocios.

Amores malditos: Aristóteles Onasiss y Maria Callas, la diva desdichada

Aristóteles Onassis y Maria Callas

En 1959, Ari inició una relación sentimental con la soprano italiana María Callas. Aunque las portadas de la época vendieron una edulcorada historia de amor que duró hasta 1968, lo cierto es que no fue así. Ari se negaba a pasar por el altar junto a la intérprete y tras una travesía a bordo del yate Christina, la diva y el multimillonario esmírneo rompieron su relación, lo que desató la ira y tristeza de la soprano, quien falleció en 1977 a causa de una sobredosis de químicos. 

Por aquel entonces, el magnate ya había tenido la oportunidad de conocer a la viuda de América, pues tras el prematuro fallecimiento en agosto de 1963 de Patrick Kennedy, su tercer hijo, había invitado a la primera dama estadounidense a un crucero a bordo del yate donde la relación con la soprano había terminado por romperse definitivamente. Fue amor a primera vista y casualidades del destino, cinco años después lograrían formalizar su romance.

Una boda de 40 invitados  y un vestido de Valentino

Jackie no logró superar la sucesión de desgracias que asolaban a la familia Kennedy. El fallecimiento de su cuñado Bobby, en quien se apoyó tras el asesinato del expresidente, fue el detonante para que "La viuda de América" decidiera dar un paso más en su romance junto al multimillonario esmírneo. Durante cuatro años lograron esquivar a los medios de comunicación manteniendo una relación secreta y fue el 20 de octubre de 1968 cuando se dieron el sí quiero en Skorpios.

El mundo se ofendió y el mito de Jackie se vino abajo. La boda fue de carácter íntimo a la que solo asistieron 40 invitados y los familiares desplazados fueron, únicamente, los hijos de los contrayentes. Lejos de la pomposidad de su primer matrimonio junto a John Kennedy, "La viuda de América" decidió escoger un look acorde a las tendencias de la época, un vestido de largo midi firmado por Valentino.

Jackie y Onassis, un amor contra viento y marea

Jackie Kennedy y Aristóteles Onassis durante el día de su boda.

El matrimonio se consolidaba de cara a la galería, aunque lo cierto es que hacían vidas separadas. Jackie Kennedy se consagró como una de las mujeres más prestigiosas en cuyo tren de vida reinaba el lujo y de hecho, el magnate le reprochaba su modus vivendi e incluso que sus viajes al archipiélago griego fueran ocasionales. 

Ari anhelaba una esposa que se dedicara a él y por ello, decidió regresar a los brazos de María Callas, de la que recibió una rotunda negativa. A finales de los setenta, el matrimonio entre Jackie y el empresario estaba roto e incluso planeaban su divorcio aunque un terrible suceso precipitó los planes de separación. El magnate griego falleció a los 69 años víctima de una neumonía dejando una herencia multimillonaria por la que la primera dama y Christina Onnassis, hija del multimillonario, pelearon en los juzgados que se saldó con una asignación de  250.000 dólares y 26 millones de dólares para poner fin a la reyerta contra la hija del empresario. 

Christina Onassis pagó a Jacqueline Kennedy 19 millones como única herencia  tras la muerte del armador | Gente | EL PAÍS

Jackie junto a Aristóteles Onassis en una imagen de archivo.

A pesar de que los últimos años del matrimonio fueron tormentosos, Jackie Kennedy siempre sintió un afecto especial por el empresario. “Aristóteles Onassis me rescató en un momento de mi vida envuelto en sombras. Me llevó a un mundo donde se podía encontrar la felicidad y el amor. Hemos vivido juntos muchas experiencias hermosas que no olvidaré, y por ello le estaré eternamente agradecida”.

Jackie falleció en 1994 víctima de una larga enfermedad y actualmente vuelve a ser uno de los mitos de América.

COMPARTIR: