20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este edificio es uno de los referentes del racionalismo en España y será utilizado por la multinacional Primark para abrir uno de sus establecimientos

Madrid elimina la marquesina del Cine Salamanca en otro golpe al patrimonio histórico de la ciudad

La marquesina eliminada.
La marquesina eliminada.
Hace tan solo unos días, la histórica marquesina del edificio del Cine Salamanca, uno de los referentes del racionalismo, ha sido eliminada. Este es otro ejemplo del deterioro del patrimonio arquitectónico cinematográfico que está teniendo lugar en los últimos años en la capital de España. Para evitar que esta situación se agrave, Javier López-Galiacho, presidente de AMIThE, ha explicado a Elcierredigital.com la necesidad de crear un plan de conservación de estas edificaciones.

En los últimos años, los ciudadanos de la capital de España han sido testigos de cómo una gran cantidad de los edificios que forman parte de su patrimonio cultural se han visto alterados al ser adquiridos por algunas multinacionales dedicadas al sector textil y convertirse en centros comerciales o supermercados. El último ejemplo de este tipo de degradación del patrimonio de Madrid ha sido la completa eliminación de la histórica marquesina del Cine Salamanca, que ha tenido lugar hace tan solo unos días.

La fachada del edificio de Cine Salamanca antes de que se eliminara la marquesina. 

Este histórico edificio fue diseñado por el arquitecto Francisco Alonso Martos, que gracias a su inspiración en el Cine Barceló creado por Luis Gutiérrez Soto, logró realizar en los años 30 una de las obras más importantes del racionalismo de la capital de España.

Tal y como ha explicado a elcierredigital.com Javier López-Galiacho, presidente de la Asociación Amigos de los Teatros Históricos de España (AMIThE), este es otro ejemplo del maltrato al patrimonio arquitectónico cinematográfico de Madrid ya que, actualmente, quedan muy pocos cines históricos en marcha. Para hacerse una idea de la magnitud de este problema, Lopez-Galiacho ha destacado que, en el año 1981, existían alrededor de 500 cines en las calles de Madrid, pero actualmente apenas quedan quince de ellos.

Cine Salamanca durante su periodo de actividad.

El origen de la degradación de los cines de Madrid tuvo lugar durante el año 2005 cuando, durante el mandato de Ruiz-Gallardón, se modificó el Plan General de Ordenación Urbana y se permitió que las salas de cine se convirtieran en pisos, viviendas o tiendas, algo que hasta ese momento estaba prohibido.

Como consecuencia de la reforma y de la bajada de la demanda, un importante número de cines se vieron obligados a traspasar su negocio a otros sectores de la economía. En el caso del Cine Salamanca, fue cerrado en el año 1987, mucho antes de esa modificación y el edificio fue adquirido por la cadena de moda C&A que realizó una rehabilitación en la que se conservaban la distribución original del edificio y sus adornos aunque, debido a su cierre en 2018 y al anuncio de que el edificio albergará una tienda de la multinacional del sector textil Primark, todo hace indicar que el rastro que quedaba de este mítico cine será eliminado para siempre.

Para evitar que este tipo de sucesos sigan ocurriendo en la capital de España, Javier López-Galiacho ha destacado la imperiosa necesidad de que el Ayuntamiento de Madrid elabore un plan que proteja los pocos ejemplares de cines históricos que quedan en las calles de la ciudad ya que, por ejemplo, en el barrio Salamanca, donde se encontraban los mejores cines de Madrid, no se conserva ninguno de ellos.

Cines Callao, uno de los pocos ejemplares que se conservan en Madrid.

Si los máximos dirigentes del Ayuntamiento no toman medidas pronto, Madrid corre el grave peligro de seguir perdiendo su patrimonio cultural, un problema que puede afectar gravemente a su atractivo turístico y al desarrollo de su economía.

COMPARTIR: