04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sus declaraciones han provocado que el cantante pierda el favor de millones de seguidores y hasta su patrocinio con la empresa alemana Adidas

El rapero Kanye West, en el centro de la polémica: Las redes se incendian ante sus discursos antisemitas

Kanye West
Kanye West / Wikipedia
El gigante alemán de ropa deportiva Adidas ha anunciado que rompe su colaboración con Kanye West después de las declaraciones antisemitas y racistas que el rapero, también conocido como Ye, ha hecho en las últimas semanas. Además, Twitter e Instagram han expulsado al cantante por publicar una entrada amenazante contra la comunidad judía. Casi 170.000 personas han firmado una petición en Change.org para que deje de colaborar con West.

El gigante alemán de ropa deportiva Adidas ha anunciado que rompe su colaboración con Kanye West después de las declaraciones antisemitas y racistas que el rapero, también conocido como Ye, ha hecho en las últimas semanas. Además, Twitter e Instagram han expulsado al cantante por publicar una entrada amenazante contra la comunidad judía. 

La empresa alemana asegura en un comunicado que “tras estudiarlo en profundidad” ha tomado la decisión de “poner fin inmediatamente a la colaboración con Ye”. “Adidas no tolera el antisemitismo ni cualquier otra forma de discurso de odio”, añade esta compañía, que llevaba días bajo la presión en redes sociales de activistas de derechos humanos para que cortara sus lazos con el artista.

Desde que presentara la camiseta con el mensaje ‘Las vidas blancas importan’ en su desfile, hace tres semanas, la polémica en torno a Ye (Kanye West) crece exponencialmente cada día. Primero fueron los insultos a través de Instagram del artista antes conocido como Kanye West a, entre otros, la estilista Gabriella Karefah Johnson o al fundador de Supreme, Treamine Emory. 

westtt

Colaboración entre Adidas y Kanye West.

West llegó a publicar una conversación privada entre ambos en la que el rapero acusaba al diseñador de haberse vendido al sistema y hasta de sacar partido de la muerte de Virgil Abloh, amigo de ambos. Pero lo peor llegaría días más tarde, cuando Ye le dijo a Puff Daddy (volvió a publicar la conversación privada) que se había vendido “a los judíos” y eran ellos los que le habían mandado a amenazarlo. Instagram le canceló la cuenta y se fue a Twitter, donde escribió que no podía ser antisemita porque muchos negros eran judíos, pero que “amenazaban a cualquiera que se opusiera a su agenda”. También le cancelaron la cuenta.

Un par de días antes, Ye, que invitó al desfile a Candace Owens, comentarista afrodescendiente pro Trump, con la que acudió días más tarde al estreno de un documental que, según ellos, desmonta al movimiento Black Lives Matter, daba una entrevista exclusiva a Fox argumentando que la camiseta de marras era un mensaje “provida. La mitad de las muertes de negros en Estados Unidos vienen del aborto”.  

attachment-kanye-west-jew-antisemitic-tweet

Tweet polémico de Kanye West.

Y la presión ha ido aumentando sobre la compañía con sede en Baviera. Casi 170.000 personas han firmado una petición en Change.org para que deje de colaborar con West. Esta misma semana se ha viralizado en redes una foto en la que se ve a un grupo de supremacistas blancos en Los Ángeles con un cartel en el que se lee “Kanye tiene razón con los judíos”, que ha provocado reacciones de condena en Alemania y en todo el mundo. 

Entre otras cosas, West publicó en su cuenta de Twitter, antes de que la red social se la bloqueara, que iba a ponerse en modo “death con 3 contra los judíos”. Luego explicó que fue un error y que en lugar de escribir death (muerte, en inglés) quiso escribir “def con”. DEFCON 3 es uno de los niveles de alerta de las fuerzas armadas estadounidenses y también una expresión popular que indica que hay que actuar urgentemente.

COMPARTIR: