06 de diciembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La sexta edición del Día de las Escritoras, este 18 de octubre, tuvo como comisaria a la filósofa y poetisa Marifé Santiago Bolaños

"Traspasando las fronteras del anonimato" una mirada al legado de las escritoras a lo largo de la historia

A pesar de los obstáculos y las amenazas, muchas mujeres han demostrado tener voz propia a través de la literatura de todos los tiempos. Este lunes, la lectura de obras de autoras actuales como Rosa Montero y Susanna Rafart homenajeó en la Biblioteca Nacional la labor de todas ellas.

Mosaico con rostros de la literatura femenina a lo largo de la historia.

Recuperar el legado de las mujeres escritoras, hacer visible su trabajo en la literatura y combatir la discriminación sufrida en años de historia. Y es que, durante la mayor parte de esta, detrás de la firma 'Anónimo' se escondía una mujer. Cada año desde 2016, la Biblioteca Nacional de España y otras entidades celebran –el lunes más cercano a la festividad de Teresa de Jesús, 15 de octubre– el Día de las Escritoras.

Su sexta edición, festejada este 18 de octubre, ha contado con el comisariado y las palabras de homenaje de la poetisa y filósofa Marifé Santiago Bolaños que, momentos previos a su discurso de la pasada tarde en la Biblioteca Nacional, mantuvo una conversación con elcierredigital.com en la que explicaba la importancia de la mujer en la literatura: "La literatura no es meramente un registro de acontecimientos ni una historia, sino que es una anticipación de mundos posibles, que deben generarse con un criterio equilibrado. Para ello, es imprescindible que las mujeres estemos presentes".

Mientras acudía a su cita en el salón de actos de la Biblioteca Nacional, Marifé reflexionaba a través del teléfono con este diario: "Nuestra presencia en la literatura es una cuestión de derecho absoluto y de intentar ser más reales en nuestra sociedad: si conformamos más del 50% de la población, nuestro discurso no puede estar cegado y debería ser igualmente importante. Todos nos estamos perdiendo puntos de vista, y en el caso de la literatura, imaginarios donde poder habitar". 

En colaboración con la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) y la Asociación Clásicas y Modernas, la Biblioteca Nacional de España busca reivindicar la labor de las escritoras a lo largo de la historia a partir de la lectura de fragmentos representativos de sus obras. En esta ocasión, Marifé Santiago eligió Leer las edades de la vida como tema conductor a las lecturas programadas durante la tarde de este lunes. Según resumía la poetisa, esta jornada abría las puertas para “leer, de verdad, todas las edades de todas las vidas. Y compartirlo en una fiesta lectora del tiempo”.

En un texto emotivo, la escritora expresaba estas palabras como introducción de su discurso: “Nuestra primera biblioteca fue de aire, en forma de canto o de cuento. En forma de palabras que se hilaban las unas a las otras e iban despertando nuestra diminuta conciencia. Madres, abuelas, tías. Maestras. Amigas. Y en el viaje del tiempo, éramos niñas, adolescentes, jóvenes, mujeres maduras; ya éramos ahora, todas juntas, porque los libros habían ido recogiendo nuestras edades. Las edades de la vida. Una biblioteca en el corazón. Día de las Escritoras”.

Este año, por primera vez, se leyeron textos de escritoras vivas como Rosa Montero, Fanny Rubio, Elena Poniatowska o Susanna Rafart, además de la incorporación de fragmentos de teatro y ensayos. En total, más de una veintena de textos de autoras, entre las que no faltaron indispensables como Teresa de Ávila, Aída Cartagena Portalatín, María Moliner, Gabriela Mistral y Francisca Aguirre.

Además del homenaje a las escritoras de la historia y de nuestros días, Marifé Santiago comentaba a este diario que su mayor reivindicación es "que las mujeres estemos en los libros de texto". A continuación, relataba una anécdota: "Una alumna mía de filosofía de hace unos años me preguntó que por qué no había mujeres en la explicación de las bases del pensamiento universal. Era como si me hubiera preguntado: '¿Es que las mujeres no pensamos?'. Las grandes teorías de la humanidad están asentadas sin la aportación de las mujeres, tenemos una sociedad huérfana en ese sentido". Según concluía la poetisa, "somos mujeres y también tenemos puntos de vista, investigamos y escribimos".

La BNE invitó a unirse a esta conmemoración a todas las bibliotecas del Consejo de Cooperación Bibliotecaria, la red de centros culturales de la AECID, la red de bibliotecas del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, la red de bibliotecas de Cataluña, y las bibliotecas que forman parte de ABINIA (Asociación de Bibliotecas Nacionales Iberoamericanas); así como a todas aquellas instituciones que han participado en años anteriores y a aquellas que deseen hacerlo por primera vez. 

COMPARTIR: