10 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Es triste que todavía no veamos demasiada luz al final del túnel y que cada día nos despertemos con nuevos acontecimientos", afirma la autora

Esther Ruiz, escritora: "Cuando esto pase..., es un libro con alma que promueve sentimientos y valores"

La escritora Esther Ruiz.
La escritora Esther Ruiz.
'Cuando esto pase...' representa un testimonio vivo de la quiebra de cotidianidad de la vida durante el primer confinamiento provocado por la aparición del coronavirus. Esther Ruiz, su autora, plasma en este su primer libro una amalgama de emociones, sentimientos y vivencias que emanaron tras el impacto de la pandemia y que no ha dejado a nadie indiferente.

La crisis del coronavirus y el estado de alarma han transformado nuestras vidas y el libro de Esther Ruiz, ''Cuando esto pase...' es un auténtico testimonio de ello. A través de una recopilación de artículos que publicó, entre los meses de marzo y junio de 2020, en los digitales Madriddiario.es y en Diariocritico.com, donde ha ido plasmando la metamorfosis que la COVID-19 ha provocado en las personas y en su contexto. En un mundo hiperconectado e hipercomunicado, de repente nos hemos visto convertidos en seres vulnerables y frágiles, sin recursos para afrontar esa parada en seco que ha provocado la pandemia en nuestras vidas. Un libro, sin duda, lleno de emociones que, sin perder de vista la actualidad, recuerda lo que se ha vivido a partir de marzo de 2020. 

-¿Cómo surge la idea de este libro que ha sido prologado por Carlos Herrera?

-El origen del libro surge a partir de una serie de artículos que fui publicando en Madriddiario.es y en Diariocritico.com, durante el primer estado de alarma, que en principio iba a ser de 15 días,  en los que expresaba mi perplejidad, muy similar a la de todos, al inicio del confinamiento, y esa amalgama de sentimientos y emociones que nos causó el hecho de que un virus llegue y paralice nuestras vidas y no podamos salir de nuestras casas. El estado de alarma se fue prorrogando hasta llegar prácticamente a los 100 días durante los que fui recogiendo todo tipo de impresiones tanto a nivel individual como colectivo, aderezado con un toque de actualidad diaria. Carlos Herrera lo refleja también en su prólogo.

Portada del libro

-¿Qué te ha parecido la acogida de tu primera obra?, ¿te sientes satisfecha?

-Sinceramente, estoy gratamente sorprendida de lo bien que está resultando, tanto en ventas como en la difusión que estamos teniendo por parte de los medios de comunicación, teniendo en cuenta que fue todo muy casual, aunque soy de las que piensan que todo tiene su porqué. A raíz de mi primer artículo en los citados medios, 'Y de repente todo se para', fue todo rodado, la recopilación de artículos y la publicación del libro por Círculo Rojo Grupo Editorial, y, en poco tiempo, me encontré ya con la segunda edición. Realmente, me siento muy satisfecha de la acogida que se le ha dado, y ya con vistas a una tercera edición.

¿Cuál es tu percepción de la situación meses después del lanzamiento de tu libro?

-Tengo la sensación de que no hemos aprendido nada en todos estos meses, no solo vamos a tropezar dos veces en la misma piedra, sino que parece que van a ser más de 24, no solo a nivel individual sino también a nivel colectivo e institucional. Estamos sometidos a un constante volver a empezar, y lo más lamentable es que siguen infantilizándonos como al principio de la pandemia pero, sin duda, lo más preocupante es que oímos cada día las cifras de los fallecidos por la COVID-19 y parece que ya casi ni nos inmutamos. Es terrible todo lo que hemos vivido, tanta muerte, tanta tragedia y tanto dolor.

-Sin embargo, has impregnado tu obra de positividad, de ilusión, de realzar el valor de lo realmente importante,...

-Efectivamente, porque pienso que a todo esto hay que sacarle el lado positivo, estábamos inmersos en un 'mundo tan veloz' que nos impedía parar para pensar que la vida está para vivirla, y esta es una reflexión que el confinamiento nos ha permitido hacer. Sobre todo, hay que saber disfrutar de lo que tenemos, de lo más sencillo que nos rodea, y valorar cosas que hacíamos y que ni siquiera pensábamos. El exceso de presente nos empuja a la necesidad de ilusionarnos.

Una nueva forma de vida

-Mientras escribías el libro, ¿Cómo te imaginabas el final de la historia...?

-Sí me imaginaba un final pero, lamentablemente, de momento no lo tenemos, parece un 'continuo continuará'. Cuando se levantó el estado de alarma, en junio, nos vendieron lo de 'ya hemos vencido al virus', y parecía que ya faltaba menos para superar la situación, aunque fuera con las debidas precauciones. Ahora, lo que percibo es el inicio de una forma de vida en compañía de un virus, y lo que deriva de ello, que no entraba en nuestros pensamientos de ninguna manera. Es, por otra parte, una oportunidad para conocer o hacer cosas que antes podrían resultar inimaginables. Un 'mundo de primeras veces' que también puede estar bien.

La escritora Esther Ruiz. 

¿Es probable que, si la situación se prolonga, te animes a escribir una segunda parte? ¿Cómo te ves en tu faceta de escritora?

-Es triste que todavía no veamos demasiada luz al final del túnel y que cada día nos despertemos con nuevos acontecimientos. En todos los ámbitos de la vida están ocurriendo situaciones inéditas que creo que sí merece la pena que sean contadas, teniendo en cuenta además que el gusanillo que se despierta una vez publicado un libro con tan buena acogida, como en mi caso, es difícil que se vuelva a dormir. Por tanto, no descarto seguir escribiendo porque hay mucha materia prima derivada de la situación en la que nos encontramos y merece la pena seguir contándola y poderla compartir.

Pasión por la comunicación

Esther Ruiz, madrileña de nacimiento y albaceteña de corazón, tras licenciarse en Derecho, descubrió su vocación por el marketing, la comunicación y la creatividad publicitaria, desarrollando su trayectoria profesional durante las casi dos décadas en las principales cadenas de radio -Onda Cero, Punto Radio, esRadio, Cadena SER, COPE- y en diferentes canales de televisión, entre ellos, los del grupo Atresmedia.

Esta periodista de vocación es miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Profesionales de Radio y Televisión. En la actualidad, colabora en el programa de radio 'No son Horas' de Onda Cero y como columnista en madriddiario.es, diariocrítico.com y otros diarios digitales. En 2015, fue galardonada con la Antena de Plata por su innovación en la comunicación publicitaria.

COMPARTIR: