16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid considera que el laudo arbitral que posibilita la liquidación de la Sociedad Mazacruz es válido

Guerra nobiliaria: Bárbara Kalachnikoff, viuda del marqués de Paul, gana en los tribunales tras casi veinte años

Bárbara Kalachnikoff.
Bárbara Kalachnikoff.
Bárbara Kalachnikoff, viuda del marqués de Paúl, gana en los tribunales al actual marqués en la guerra que los enfrenta desde hace casi 20 años. Un enfrentamiento que empezó antes del fallecimiento del anterior marqués. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid considera que el laudo arbitral que posibilita la liquidación de la Sociedad Mazacruz es válido.

Casi dos décadas llevan enfrentados Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios Altuna, actual marqués de Paul, con su madrastra, Bárbara Kalachnikoff, y sus hermanastras Christina y Bárbara Gutiérrez-Maturana-Larios Kalachnikoff.

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) rechaza las pretensiones del actual marqués de Paul y considera que el laudo arbitral que posibilita la liquidación de la Sociedad Mazacruz es válido. 

El conflicto entre la viuda del anterior marqués de Paul y Gutiérrez-Maturana-Larios arrancó con la muerte de Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios y Príes en 2004 y Bárbara se enfrentó a su hijastro por el control de la Sociedad Mazacruz. El asunto acabó inevitablemente en los tribunales. 

En el año 2017 se dictaba un laudo arbitral, que anulaba la situación por la que Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios y Altuna, actual marqués de Paul, controlaba el 61,85% de los derechos de voto de la Sociedad Mazacruz, cuando sólo tenía el 27,46% del capital social. Dicho laudo permitía la liquidación de la sociedad Mazacruz, pero era anulado en 2018 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios Altuna, actual marqués. 

Ante esto, Bárbara Gutiérrez-Maturana-Larios Kalachnikoff, hermanastra del actual marqués de Paul, presentó un recurso de inconstitucionalidad que fue admitido por el Tribunal Constitucional en 2019 al que se sumaron su hermana Christina y su madre Bárbara Kalachnikoff. El Constitucional dio la razón a la viuda del anterior marqués de Paul en febrero de 2021. El asunto volvió así al Tribunal Superior de Justicia de Madrid que ahora da la razón a Bárbara Kalachnikof y sus hijas. 

Una guerra que viene de lejos

Desde la muerte del anterior marqués, las tres mujeres han luchado por mantener el usufructo de la finca Dehesa de los Llanos (Albacete), de 10.000 hectáreas, a 5 kilómetros de la ciudad manchega, y por dominar Mazacruz. Cuando el nuevo marqués las expulsó del Consejo de Administración éstas lo llevaron a los tribunales consiguiendo que les dieran la razón. 

En mayo de 2014, Bárbara y sus hijas solicitaron un procedimiento de arbitraje al no llegar a un acuerdo con el marqués de Paul para disolver la empresa. En ese momento se desató el enfrentamiento judicial que ha llegado hasta ahora. 

Sin embargo, la guerra familiar había aparecido antes incluso del fallecimiento del anterior marqués. En abril de 2002, Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios Altuna llevó a su padre a juicio para hacer valer la donación que éste le había hecho de 135.252 acciones de Mazacruz (el 23% del capital social del grupo) así como el acuerdo adoptado en una junta general fechada en mayo de 2000 por el que se dio a Carlos hijo un privilegio de voto, consistente en el derecho de que cada una de sus participaciones valiera cinco votos y no sólo uno. Esta decisión la tomó el marqués antes de viajar a Houston (Estados Unidos) para enfrentarse a una importante operación médica. Cuando se recuperó quiso revocarlo todo y llegó la guerra con su hijo que, a su vez, lo demandó por falsedad documental y estafa. En 2004 falleció y la guerra pasó a la viuda y a sus últimas hijas frente a su hijo mayor. 

COMPARTIR: