05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

PAQUITO FALLECIÓ EN 2006 EN MADRID A LOS 56 AÑOS VÍCTIMA DE UN CÁNCER LINFÁTICO QUE LE OBLIGÓ A PASAR EN DOS OCASIONES POR QUIRÓFANO

Se cumplen 16 años de la muerte de Paco Fernández Ochoa, primer oro español en unas Olimpiadas de invierno

Francisco Fernández Ochoa
Francisco Fernández Ochoa
Francisco Fernández Ochoa falleció el 6 de noviembre de 2006 en Madrid a causa de un cáncer linfático. Se consagró como el primer medallista olímpico español en unos Juegos Olímpicos de Invierno, tras conseguir con 21 años la medalla de oro en el slalom gigante de los Juegos de Sapporo, Japón, en 1972. Toda una vida dedicada al esquí, desde los tres años comenzó sus andaduras en las pistas y con trece años se proclamó campeón de España

Francisco Fernández Ochoa nació el 25 de febrero de 1950 en Madrid. ‘Paquito’ fue un esquiador español que se consagró como el primer medallista olímpico español en unos Juegos Olímpicos de Invierno, tras conseguir con 21 años la medalla de oro en el slalom gigante de los Juegos de Sapporo, Japón,  en 1972. Debido a que su padre trabajaba en la Escuela Española de Esquí, Ochoa comenzó a practicar esquí con tan solo tres años.

A sus trece años de edad se proclamó campeón de España, alcanzando un total de 39 títulos nacionales en todas las modalidades. Estuvo en activo durante 18 años, durante los cuales participó en cuatro Juegos Olímpicos de Invierno: Grenoble (Francia), Sapporo (Japón), Innsbruck (Austria) y Lake Placid (Estados Unidos). Asimismo participó en tres Campeonatos del Mundo, consiguiendo una medalla de bronce en slalom en los Campeonatos del Mundo celebrados en Saint Moritz en 1974.

El éxito en Sapporo convirtió a Fernández Ochoa en alguien familiar para toda España. Su forma de ser hizo que admitiera con naturalidad pasar de ser un desconocido a ser considerado un héroe nacional. Franco lo recibió en El Pardo tras el éxito olímpico y durante años tuvo una gran cercanía con los miembros de la familia real. Empezando por el Rey Emérito y llegando hasta al polémico Alfonso de Borbón. De hecho estaba junto a él cuando en enero de 1989 el Duque de Cádiz sufrió el accidente de esquí que le costó la vida en Estados Unidos

Posteriormente en 1981 se fue a Estados Unidos, donde compitió durante tres años en el esquí profesional. Logró coronarse como el tercer clasificado en el Campeonato del Mundo Profesional en 1981, así como vencedor en el slalom gigante y especial de la Copa del Mundo Profesional de 1981. 

PAKO

Estatua en honor a Francisco Fernández Ochoa

Tras retirarse del mundo profesional impartió cursos de esquí en Francia y Suiza. Después volvió España para representar a una marca de ropa deportiva y abrió dos tiendas de material deportivo en Madrid. Desde 1988 formó parte del Comité Ejecutivo de la candidatura de Sierra Nevada para los Campeonatos del Mundo de 1995. En 1990 se encargó de la presentación ante la Asamblea de la Federación Internacional de Ski (FIS) de la sede andaluza, que logró la elección. Durante esta época se incorporó al Comité Olímpico Español.

En 2001 se le concedió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Deportivo. Al año siguiente formó parte de la candidatura a la presidencia de la Federación Española de Deportes de Invierno (FEDI) encabezada por Antonio Fernández-Coppel, pero fue derrotada por la de Eduardo Roldán.

En 2005 le diagnosticaron un cáncer linfático que le obligó a pasar por el quirófano en dos ocasiones y recibir tratamientos de quimioterapia y radioterapia. Gran parte del tiempo de la convalecencia la dedicó a preparar su libro, ‘La vida, un slalom’, que se presentó a finales de 2006. El 27 de octubre de 2006 recibió un homenaje en Cercedilla que culminó con el descubrimiento de una escultura del esquiador recogiendo la medalla de Sapporo. Le acompañaron en un emotivo acto las infantas Elena y Cristina, el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky y un gran número de autoridades deportivas.

Finalmente, Paquito falleció el 6 de noviembre en Madrid. La muerte de Paco Fernández Ochoa con tan sólo 56 años, víctima de un cáncer linfático, impactó a todo un país que había seguido la evolución de aquel joven que se vino de Japón con una medalla de oro para el deporte español. Pasó a formar parte del COE (Comité Olímpico Español) y fue comentarista de televisión, además de invitado en todo tipo de programas populares. 

COMPARTIR: