09 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El "Sol de México" la construyó a capricho en 1990 en la playa Bonfil y la dejó en el año 2009 cuando se fue a vivir a Estados Unidos

Vídeo y fotos por dentro: La mansión abandonada del cantante Luis Miguel en Acapulco

La mansión de Luis Miguel en Acapulco.
La mansión de Luis Miguel en Acapulco.
La mansión del cantante Luis Miguel se encuentra en un lamentable estado de abandono, según han desvelado las grabaciones de varios tiktokers que se "colaron" en la que fue residencia del "Sol de México" durante la década de los 90. La casa se encuentra abandonada después de que fuese vendida a una inmobiliaria en el año 2013 por 8,8 millones de dólares.

La archiconocida casa de Acapulco (México) del cantante Luis Miguel ha sido grabada por dentro después de que un grupo de jóvenes entrase en ella para denunciar el estado de abandono en que se encuentra y subiese un vídeo a Twitter.

El cantante conocido como "el Sol de México" se hizo construir esta mansión a finales de la década del 90 y la disfrutó durante diez años. La casa, de dos plantas, dispone de un ascensor interior y de una inmensa piscina a la entrada, que llega justo hasta las escaleras de la mansión. El vídeo muestra incluso el dormitorio del cantante, una inmensa suite presidida por un espacio donde se encontraba una cama rodeada de columnas.

Vídeo de la casa de Luis Miguel

El cantante Luis Miguel ha invertido sus millonarias ganancias en numerosas mansiones ubicadas en distintas ciudades del mundo y en algún momento del año 2000 decidió trasladar su residencia, abandonando esta mansión de Acapulco para marcharse a vivir a Los Angeles primero, y a Miami después. En el año 2013 esta casa fue vendida a un inmobiliaria por 8,8 millones de dólares, pero se desconoce lo ocurrido para que ahora se encuentre en este estado de abandono.

En el vídeo y algunas otras fotos que se viralizaron, queda demostrado que la propiedad de Luis Miguel no se habita desde hace muchos años, mostrando un estado lamentable, con manchas de humedad en las paredes y techos, pinturas descascaradas y ventanas rotas. A pesar de este estado desolador, la casa conserva todavía algunos elementos lujosos como el enorme sofá cilíndrico del salón principal y algunos muebles de cocina.

Por otra parte, el cantante fue noticia en los últimos días tras el fallecimiento del compositor mexicano Armando Manzanero, ya que la prensa mexicana recordó las disputas mantenidas en el pasado entre ambos artistas.

La mansión se levantó sobre un terreno de 36.000 metros en la zona conocida como Playa Bonfil, con una privilegiada vista al Pacífico mexicano. Durante años la casa era la única propiedad construida sobre esta solitaria playa, aunque años más tarde se convirtió en la zona Diamante de Acapulco, una de las más caras del puerto, que albergaba residencias de artistas, políticos y celebridades.

Algunas imágenes del interior de la mansión.

Todos en Acapulco sabían que Luis Miguel pasaba largas temporadas de descanso y celebraciones con amigos, novias y amantes. Aunque la Prensa de la época no perdía detalle de los movimiento en aquella residencia, muy pocos periodistas o extraños entraron en la casa.

Su mansión fue además todo un reclamo turístico para Acapulco durante la década de los 90, hasta el extremo de que las promociones turísticas la recomendaban como lugar de visita en el puerto, aunque sólo para mirarla desde fuera.

En esa enorme residencia, Luis Miguel vivió muchas de las aventuras que su serie reprodujo después. Entre ellas, el famoso episodio que terminó con un coche en el mar y dentro del mismo el cantante Luis Miguel y Jorge "El Burro" Van Rankin, su amigo de la época.

En una entrevista reciente "El Burro" Van Rankin contó que el accidente ocurrió en la casa que en el puerto tenía la familia de Miguel Alemán Magnani, amigo del cantante y después productor de la serie.

El cantante Luis Miguel.

Poco a poco, en las exclusivas zonas de Acapulco donde expresidentes, políticos y celebridades habían construido sus residencias para apartarse de la multitud, se levantaron lujosos conjuntos de departamentos y clubes de golf que acabaron con la tan anhelada privacidad, apareciendo alrededor de la casa de Luis Miguel otras construcciones por lo que el cantante, poco a poco, dejó de ir al puerto, sobre todo a partir de 2009.

Ya entonces el cantante pasaba su mayor parte del tiempo entre Los Angeles y Miami, en Estados Unidos, donde compró otras dos propiedades, una casa en la ciudad californiana y un apartamento de lujo en Florida.

Hasta 2013 la casa estuvo abandonada. La emblemática casa del cantante la adquirió una inmobiliaria propiedad de su amigo empresario Jaime Camil y el tenor Plácido Domingo. Por ella pagaron 106 millones de pesos (unos 8.8 millones de dólares al tipo de cambio de la época).

COMPARTIR: