17 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La zaragozana habla de este evento cultural en el Parque del Retiro, donde Galiacho y Pérez firmarán el 4 de junio su libro 'Encarna en carne viva'

Eva Orúe, directora de la Feria del Libro de Madrid: "Es más que una gran librería al aire libre"

El Cierre Digital en
/ Eva Orúe
La Feria del libro de Madrid está al caer. Desde el 26 de mayo al 11 de junio los lectores y curiosos podrán acercarse al parque de El Retiro. El evento, que este 2023 cumple 90 años, está dirigido por la periodista zaragozana Eva Orúe. La novelista se ha convertido en la primera mujer en ocupar este puesto en 80 años. En conversación con este diario, Orúe sostiene que "este 2023 la Feria cumple 90 años y, si bien en esencia sigue siendo la misma que en 1933, es distinta".

Eva Orúe (Zaragoza, 1962) es la directora de la Feria del Libro de Madrid y la primera mujer en los 80 años de historia del evento en ocupar este cargo. Al asumir este puesto declaró que uno de sus objetivos era potenciar la sostenibilidad en la feria. Orúe también es periodista y escritora

Esta edición de la Feria se celebrará desde el 26 de mayo al 11 de junio y contará con 6 gremios de asociaciones de editores, 7 editoriales de facsímil, 8 editoriales universitarias, 13 organismos oficiales, 13 distribuidoras, 62 librerías y 161 editoriales de Madrid.

En la Feria del Libro 2023 también participarán activamente el director de elcierredigital.com, Juan Luis Galiacho, y el productor Pedro Pérez, que estarán firmando ejemplares de su último libro a cuatro manos 'Encarna en carne viva'. A los autores de esta biografía sobre la locutora almeriense Encarna Sánchez se les podrá ver en la caseta de SGEL (número 22) el domingo 4 de junio de 12.30 a 14.00 horas.

- En esta edición hemos visto algunos cambios, ¿es posible que tenga otra visión de lo que debe de ser una Feria del Libro?

- La Feria del Libro tiene que seguir siendo lo que es, el lugar donde los lectores se encuentran con sus autores y compran sus libros. Dicho esto, es mucho más que una gran librería al aire libre, por lo que, además de introducir cambios que sirvan para mejorar la experiencia de expositores y visitantes, tenemos que intensificar la oferta cultural, de modo que los 17 días en El Retiro ofrezcan una muestra cabal, rica y diversa, de la industria editorial española.

- Defiende el carácter innovador y cambiante de la Feria ¿corren nuevos aires?

- Necesariamente. Los tiempos cambian y la Feria cambia con ellos. Este 2023 la Feria cumple 90 años y, si bien en esencia sigue siendo la misma que en 1933, es sustancialmente distinta; desde luego, más grande, y sin duda más ambiciosa; feria de Madrid, pero también internacional.

- ¿Le ha costado rediseñar los espacios que ocupará la Feria?

- La idea era ganar la zona central, habitualmente ocupada por pabellones y estands, para los libros. Una vez establecido el principio, se trataba de buscar una fórmula que satisficiese a los expositores a los que pedimos que nos ayudaran y se trasladaran a esa área. 

Primero, pensamos que las casetas no tenían que estar alineadas sino que tenían que invitar al zigzagueo; luego, pensamos que sería bueno que las casetas abrieran hacia los dos lados… Y así lo hemos planificado. Creemos que funcionará, y ojalá sea así, por la Feria y por los que nos han ayudado a intentarlo.

- ¿Se nos queda pequeño el espacio para celebrar este evento?

- Es cierto que hay un número creciente sobre todo de editoriales, cabe recordar que mientras las librerías presentes son sólo de Madrid, las editoriales son de toda España, y alguno lamentará que el espacio sea el que es. Pero hay que pensar también en la experiencia de los visitantes, un kilómetro ochocientos metros lineales de libros no está nada mal… Es, en cualquier caso, un asunto que la Comisión Organizadora de la Feria ha de debatir internamente y, en su caso, plantear al Ayuntamiento de Madrid.

- La ciencia estará presente en esta edición. Se preocupa por el bienestar de las personas, el papel casi no está presente, mejorará las casetas climáticamente... ¿está concienciada con el medio ambiente?

- El medio ambiente y su deterioro deben preocuparnos a todos. Pero más allá de nuestra posición como ciudadanos, hay una exigencia práctica: estamos en El Retiro, un jardín histórico inserto en un eje que es Patrimonio Mundial, y si queremos seguir en él, tenemos que cuidarlo. ¿Cómo? Reduciendo al máximo nuestro impacto sobre él. En eso estamos.

- Sus dos mandatos han roto moldes. Antes de que llegara la feria, esta era rígida, un lugar donde solo se iba a comprar libros. Ahora hay mas diálogo entre los autores y los lectores, más actos culturales, el libro ya no es considerado como una mercancía de consumo, da voz a otros colectivos que en anteriores ediciones no la tenían en este tipo de actos ¿quiere presentar una feria menos comercial y ofrecernos a los lectores un lugar cultural donde consumir cultura?

- El carácter comercial de la Feria es irrenunciable, no debe avergonzarnos, la Feria del Libro quiere vender libros. Pero quiere otras muchas cosas: fomentar la lectura y la escritura, ganarse el favor de los más pequeños, mantener la fidelidad de los adolescentes, dar satisfacción a los lectores adultos, ofrecer actividades culturales, mostrar la industria editorial española al mundo, iluminar la ciudad en el sentido de ilustrar a las personas que nos visitan... Esas ambiciones son también irrenunciables.

- ¿En la actualidad sin patrocinadores y colaboradores institucionales podría existir la feria?

- Podríamos plantar las casetas y vender libros, pero esa feria sería otra muy distinta…

Elena Orúe.

- ¿Cree qué son necesarios?

- Sin duda.

- Es la primera vez que no asiste a la feria algún representante de la Casa Real ¿hay algún motivo?

- La Reina doña Letizia no nos acompaña en la inauguración, que coincide con el último día de campaña electoral, y a nosotros nos toca respetar la decisión y agradecerle su presencia y entusiasmo de años anteriores y, seguro, de los años venideros.

- En la rueda de prensa comentó que ha sido un proceso complejo y no exento de polémicas, ¿se arrepiente de haberse presentado a la selección para el cargo de director de la feria que se celebró el año pasado?

- No negaré que hay días complicados, pero no arrepentimiento, todo lo contrario. Debo seguir trabajando, escuchando, negociando… para que cuando abandone el puesto pueda decir como mínimo “lo intenté” o, mejor aún, “lo conseguí”. 

- Esta feria marca el inicio de las ferias del libro, ¿marca tendencia? ¿se fijarán los organizadores de ferias en lo que ocurra en esta edición?

- Yo miro a mis compañeros de aquí y de allá para aprender porque, aunque cada Feria es distinta, puedes sacar enseñanzas de todas. Imagino que los demás hacen lo mismo.

78 Feria del Libro de Madrid | Leticia Roncero | Flickr

Feria del libro de Madrid.

- La feria tendrá 385 casetas, un total de 424 expositores, 400 actividades en 17 días y una presencia de 1.000 sellos editoriales. ¿No le asustan estas cifras?

- Impresionan, ¿a que sí? La Feria no son solo números, pero los números nos dan una idea cabal de lo que es la Feria. No me asustan, hemos trabajado duro para alcanzarlos, pero sí imponen respeto, porque dan fe de la dimensión de la Feria, de su trascendencia.

- Le quedan dos años más al frente de la Feria del Libro ¿se arrepiente de estar al frente de esta Feria?.

- En principio, me quedan dos Ferias, la de 2023 y la de 2024, y no, no me arrepiento.

- ¿Cree que le quedarán ganas de postularse como candidata a otros cuatro años en la próxima selección?

- Eso no depende solo de mí y, en cualquier caso, ya veremos. De momento, vamos a por las dos que tengo por delante.

- Cuando llega a casa ¿le quedan ganas de leer un libro?

- La Feria es, sobre todo, gestión. Así que sí, cuando llego a casa, me gusta reencontrarme con lo que inicialmente me trajo hasta aquí: los libros.

COMPARTIR: