19 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La compañía estadounidense de sintéticos Diamond Foundry, de la que es accionista DiCaprio, generará 300 puestos de trabajo en la localidad cacereña

El actor Leonardo DiCaprio pone a España a la cabeza del mundo con su fábrica de diamantes en Trujillo

/ Leonardo DiCaprio, accionista de Diamond Foundry.
Este viernes ha tenido lugar la instalación de la primera piedra de la fábrica de diamantes sintéticos en la localidad cacereña de Trujillo. Una iniciativa en la que está detrás el actor Leonardo DiCaprio, el mayor accionista de la fábrica de diamantes artificiales de la compañía Diamond Foundry. Esta iniciativa en la localidad cacereña pondrá a España a la cabeza del mundo, pues estas piedras sintéticas podrían sustituir la necesidad de microchips en la carrera de la Inteligencia Artificial.

Este viernes, la localidad de Trujillo protagonizaba un acto simbólico al que han asistido la Ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, y  el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en el que se ha colocado la primera piedra de lo que será la nueva fábrica de diamantes en España.

Aunque no ha sido lo único que se ha colocado en este peculiar acto. Y es que junto a la piedra se ha enterrado una "cápsula del tiempo", acompañada por varios periódicos del día, además de un escrito del alcalde de la localidad de Trujillo- José Antonio Redondo- y otros objetos significativos que conmemoraran el comienzo de las obras de esta fábrica. A este acto ha acudido también el presidente y fundador de la compañía estadounidense de sintéticos Diamond Foundry, Martin Rsocheisen, quien está tras este proyecto en España y que ha asegurado que "estamos ya en plena fase de ejecución de la fábrica".

trujillo

La localidad cacereña de Trujillo.

 

Se trata de una iniciativa que ha partido del galardonado actor Leonardo DiCaprio, que además de ser el mayor accionista de esta fábrica de diamantes artificiales, es curiosamente el protagonista principal de la película titulada “Diamantes de Sangre”. Un filme donde el actor de Hollywood interpretaba el papel de contrabandista y mercenario sudafricano. Quizás DiCaprio, con todos su caprichos añadidos, viera aquí la parte menos brillante de la extracción de diamantes, de ahí a fabricarlos mediante deposición química de vapor.

Según fuentes cercanas a la apertura de la fábrica en Trujillo, en Cáceres, “este proyecto no solo tendrá beneficios en Extremadura, si no que será importante en España y en el resto del mundo ya que a partir de la fabricación de diamantes sintéticos, se podrá sustituir la necesidad de crear microchips que enfrenta a China contra Taiwán, sus aliados asiáticos, y a la Unión Europea. Y es que quien gane esta batalla se impondrá también a la inteligencia artificial y fabricará robots soldados victoriosos”.

La empresa estadounidense Diamond Foundry ha  obtenido  un incentivo público de 81 millones de euros, tras ser aprobado por el Ministerio de Hacienda, con el fin de fabricar diamantes artificiales de uso industrial. 

Trujillo, localidad pionera en Europa en la fabricación de diamantes

La planta, que tiene alrededor de 84.000 metros cuadrados, contará con 675 millones de inversión, además de generar 300 puestos de trabajo. A los 81 millones se añaden los 121 millones que proporcionará el Fondo de la Inversión Industrial Productiva (FAIIP). Según el portavoz, la generación de empleo y riqueza es una noticia excelente para Extremadura, y es que considera que “las inversiones de las que hace tiempo le venimos hablando, poco a poco se están empezando a ver”. Se trata de la primera empresa con estas características en Europa. El objetivo es que esté finalizada para su funcionamiento antes de diez años.

La idea inicial de este proyecto es fabricar 100.000 "obleas" de diamante cristalino al año, con el fin de obtener diamantes artificiales para uso en joyerías y sobre todo como uso industrial. Estos diamantes servirán como materia de superconducción por motivo de la escasez de "chips" en Europa y en la industria automovilística, además de usarse para el desarrollo de nuevas aplicaciones para redes de comunicación 5G y 6G y en las industrias de inteligencia artificial.

La obtención de los diamantes artificiales se hará a través de tecnología de reactor de plasma, concebida por Diamond Foundry, la cual requiere de mucha energía, que adquirirán de una planta fotovoltaica de 120 MV, que quedará  situada a ocho kilómetros de la planta, dirigida por la empresa Kishoa Powen Energía Renovables del empresario Rafael Benjumea.

COMPARTIR: