20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La artista granadina aprovechó un concierto en Castellón para defender la cultura y criticar la imagen dada por la banda de Willy Bárcenas

Lola Índigo ataca a Taburete por la falta de mascarillas en el concierto de Marbella

Lola Índigo.
Lola Índigo.
La polémica surgida en el mundo de la música española en los últimos días a causa de la pandemia de coronavirus ha vivido un nuevo capítulo. En el concierto que Lola Índigo ofreció en Castellón, la cantante granadina criticó la actitud del grupo Taburete, que, tal como ya publicó elcierredigital.com había gritado “ni una puta mascarilla” durante su actuación en el Starlite de Marbella del pasado viernes, un certamen en el que no se cumplieron las medidas de prevención del Covid.

Miriam Doblas Muñoz, más conocida como Lola Índigo, es una de las cantantes más populares de nuestro país. Índigo, que saltó al estrellato con el lanzamiento del tema Ya no quiero na’ después de su paso por Operación Triunfo, levanta pasiones tanto por su peculiar estilo, mezcla de trap y funk como por las espectaculares coreografías que despliega en sus conciertos. Su compromiso con diversas causas sociales, especialmente con el feminismo, es más que conocido por todos sus seguidores. La última polémica en la que se ha visto envuelta tiene que ver con lo sucedido en el último concierto del grupo madrileño Taburete.

Lola Índigo, en concierto.

La banda liderada por el carismático Willy Bárcenas tocó el 7 de agosto en el Starlite Festival de Marbella. Los numerosos vídeos subidos sobre dicha cita a redes sociales prueban que este concierto no contaba con las medidas básicas de seguridad que los eventos culturales han adoptado como consecuencia del Covid-19. En las imágenes, puede verse que los asistentes no respetaban la distancia social. Asimismo, muchos de ellos no contaban con mascarilla ni protección de ningún tipo.

Para colmo, Bárcenas habría pronunciado la frase “ni una puta mascarilla”, una oración que ha generado un auténtico terremoto en redes sociales y en el que se han envuelto políticos españoles como Pablo Echenique, que compartió un vídeo donde podían apreciar las escasas medidas sanitarias del concierto. A partir de este momento, con el vídeo viralizado, se desató la caja de Pandora.

El grupo madrileño respondió con un comunicado en el que se desmarcaba de la organización del evento. A título personal, el líder de la banda también se ha justificado: “Es cierto que cuando estamos cantando la canción de Sirenas me fijo y veo que muchísima gente se ha bajado la mascarilla, entonces, de ahí la frase que digo de ni una puta mascarilla. Lo hago más bien como un reproche o como un comentario de que no estoy viendo las mascarillas, no alentando a la gente a quitarse la mascarilla”, subrayó el vocalista. En cualquier caso, Índigo, en el reciente concierto que celebró en Castellón, se ha sumado a la crítica. En uno de los intermedios entre canciones, la granadina defendió el sector cultural, alegando que “la cultura es segura. Hay muchas cosas que no lo son. Vamos a seguir gritándolo hasta que nos hagan caso de una vez. El sector artístico, como se venía previniendo, está siendo el más dañado de todos”.

Después, llegaría la puya contra Bárcenas y su grupo: “Es una irresponsabilidad que cualquier artista anime a que el público no cumpla las normas de seguridad”, afirmó en una alusión velada a Taburete. Asimismo, incidió en la gravedad de la situación tanto para los artistas como para el público: “Si eso sucede, ni vosotros vais a poder disfrutar del resto de los conciertos ni los artistas vamos a poder ir a esos ciclos. Entonces eliminan el ocio y el trabajo de mucha gente que lo necesita”.

Las palabras de la cantante han tenido una acogida muy positiva en redes sociales, y otras celebridades de nuestro país se han sumado a la crítica. Es el caso del archiconocido Omar Montes, quien animaba a sus seguidores a cumplir con la normativa por Covid-19 en uno de los conciertos que ofreció este último fin de semana, reprendiendo indirectamente la conducta de Taburete: “Chavales, como está la cosa así chunga, intentad tener todos la mascarilla puesta y tener distancia de seguridad para que luego no os dé la morisión”. Alex O'Dogherty, Miguel Lago, Carme Chaparro o Jesús Vázquez son otras caras conocidas que han censurado el comportamiento de la banda madrileña.

Especialmente contundente ha sido el mensaje del presentador de Mediaset, quien, en su cuenta de Twitter, opinaba así: “Los que se niegan a ponerse mascarilla poniendo en peligro a los demás también deberían negarse a ser atendidos por la sanidad pública en caso de necesitar un respirador o ingresar en la UCI”. En cualquier caso, la finalización de la polémica en el mundo del espectáculo con respecto al Covid-19 está ligada a la erradicación misma del virus, algo que, previsiblemente, aún se vislumbra lejano. En este sentido, se antoja fundamental el papel de los personajes más queridos por la ciudadanía para concienciar sobre la importancia de cumplir con los protocolos estipulados por las autoridades sanitarias competentes.

COMPARTIR: