16 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Todo listo para la gran tarde de este sábado en la que será la ansiada vuelta a los ruedos del gran maestro

José Tomas convulsiona Granada: el fenómeno social que representa el torero arrasa en la ciudad de la Alhambra

José Tomás, el esperado regreso.
José Tomás, el esperado regreso.
José Tomás cuenta los minutos que faltan para su gran tarde en Granada. No solo él. Miles de aficionados llevan meses ansiando el momento en el que por fin verán aparecer sobre el albero del Frascuelo al fenómeno taurino de este siglo. Un prodigio para el mundo del toro y sus amantes, que se deleitan con cada pase y con cada minúsculo movimiento del gran maestro. Un portento que con cada arrastre de manoletinas provoca espasmos en su seguidores.

El efecto José Tomás ha vuelto. Y es tal, que en solo cuatro días la plaza de toros de Granada colgó el cartel de “todo vendido”. Más de 12.500 entradas más abonos para la Feria del Corpus. La ciudad de La Alhambra lleva semanas notando su influencia, mientras el maestro, todavía este mismo viernes, a pocas horas del lance, aguardaba lejos de Granada sumido en una concentración que todos suponen casi mística. Su apoderado, Salvador Boix, asegura que “todo está preparado, todo a punto para este sábado.  José Tomás es muy consciente de la gran responsabilidad, hay ganas y, sobre todo, confianza en la preparación y el trabajo realizados”. Nada más. El hermetismo, el silencio han formado siempre parte del halo que rodea a  este enigmático y magnífico diestro. Un profesional que habla con la muleta, con su movimiento o con la ausencia del mismo, un matador que calla para que hable la plaza, que hable el toro... hasta que él, estático sobre la arena, marca la hora...  Por eso le adoran.

Toda la afición espera la vuelta de José Tomás. 

El efecto José Tomás traspasa fronteras, sí, más que ningún otro. El impacto en todos los sectores es brutal. Para este sábado, en el que el diestro toreará cuatro toros de las ganaderías de Núñez del Cuvillo, El Pilar, Garcigrande y Domingo Hernández, hay acreditados noventa medios nacionales e internacionales, se  prevé la asistencia de aficionados famosos, empresarios y autoridades políticas. 

Plaza de toros de Granada. 

La ocupación hotelera también roza el lleno total y supera hasta en un diez por ciento la de cualquier fin de semana. Turistas, visitantes, aficionados que significan no solo un aumento del número de reservas, sino que además representan una mejora de su calidad.  No es extraño que el propio empresario de la plaza granadina, José María Garzón, asegure que este evento equivale al efecto publicitario que tendría una campaña de unos 4,5 millones de euros. Garzón considera que el fenómeno social y económico José Tomás supondrá entre 14 y 15 millones de euros en impacto directo e indirecto en la economía de la ciudad de la Alhambra y su entorno de la Feria taurina del Corpus.

El cartel pintado por Miquel Barceló para la gran tarde granadina de José Tomás. 

Todo es grande este sábado. Y el cartel de la apoteósica tarde no podía ser menos. Miquel Barceló, otro genio del arte, ha captado e ilustrado ­­­­la esencia en una imagen o en un momento que lo representa todo. Una  obra  para anunciar otra. Pintura donde lo único que goza de un trazo perfectamente delineado es el cuerno del astado, lo demás, un tanto desenfocado, difuminado intenta destacar  en un segundo lugar. Como ya hiciera para otra gran aparición de Tomás, la de hace dos años en Algeciras, Barceló aceptó este encargo que suma a su colección artística que tiene en lo taurino una veta considerablemente prolífica.   

COMPARTIR: