19 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La participante de la primera edición de Operación Triunfo sobre su trabajo 'Fama': "Todo el proceso creativo que hay en el álbum es mío"

Natalia Rodríguez rompe con un nuevo disco: "Trata sobre la gente falsa que se acerca a ti"

El Cierre Digital en Natalia Rodriguez.
Natalia Rodriguez.
La cantante Natalia Rodríguez participó hace veinte años en la primera edición de Operación Triunfo, que supuso toda una revolución en el panorama musical español. A raíz de aquel fenómeno televisivo, la artista multidisciplinar ha demostrado que es una mujer hecha a sí misma, empoderada y trabajadora. Ahora, con su nuevo single "Fama", habla de su peculiar experiencia en un mundo lleno de falsas apariencias. Elcierredigital.com mantiene una entrevista con ella donde cuenta sus proyectos.

La cantante Natalia Rodríguez, emblemática concursante de la primera edición de Operación Triunfo 2001, presenta su nuevo single “Fama”, un retrato generacional sobre la dura crítica que presentan las redes sociales, sobre la vida de mentira que hemos creado en el imaginario virtual y cómo los hombres  pueden mostrar un falso interés con el que posteriormente tienes que lidiar.

Natalia es una mujer independiente, repleta de talento, muy trabajadora y que sabe afrontar su trabajo con constancia y valentía, lo que demuestra con el mensaje de su nuevo lanzamiento, una potente canción y un videoclip que fusionan lo mejor de las influencias de la música pop y el género urbanoLa artista cuenta a elcierredigital.com más sobre su nuevo single, todos los detalles que hay detrás de este trabajo, sus grandes referencias y sus futuros proyectos, y demuestra que es una mujer empoderada, multidisciplinar, y hecha a sí misma. 

- ¿Cuál es el principal mensaje de “Fama”, tu nuevo lanzamiento?

- "Fama" lo compuse con Daniel Ambrojo. Me fui a Mallorca a componer con él, y se hizo hace dos años aunque se ha lanzado ahora. Con este tema, a través de una letra que no deja indiferente a nadie, quiero mostrar que soy una mujer empoderada con un mensaje claro: "no te vas a aprovechar de mí, no soy tonta ni vas a jugar conmigo."

También hablo de la vida de mentira, de la gente que se acerca por algún tipo de interés, ya sea económico, por redes sociales, por conseguir seguidores, por postureo... Por fama, básicamente, como el propio título indica. Fama es una queja de en lo que nos estamos convirtiendo en la sociedad actual, con dinámicas de conveniencia, donde gran parte de la problemática proviene de las redes sociales. Es un reflejo generacional, que está acostumbrado al consumismo, que tiene poca paciencia, es una sociedad de “usar y tirar”, porque lo que va mal se despacha, lo que no funciona se deshecha, en vez de intentar arreglarlo o poner más interés en que eso funcione. Y a mí, eso me da profunda pena. Pasa con las relaciones, con la amistad, en la vida profesional, en la moda… Sucede con todo en general. 

- Con una mirada retrospectiva a tus otros trabajos… ¿Qué cambios has visto reflejados a través de estos años en tu crecimiento personal?

- Yo soy una artista completamente independiente y multidisciplinar. Soy la productora de todo lo que hago desde hace más de 12 años y cuando eres tu propia emprendedora, percibes la música desde otro punto de vista. Yo hago mis  propias inversiones, apuesto por mí, saco al año dos canciones, con sus propios videoclips, curro muchísimo. Todo el proceso creativo que hay en mi trabajo es mío, yo compongo la música, la melodía, la letra, dirijo videoclips, busco estilismos, los bailarines, las localizaciones, etc.

Natalia Rodríguez en su nuevo single: "Fama".

He tenido que crecer mucho para llegar hasta aquí, a pasos agigantados, porque no es lo mismo estar en una compañía discográfica que apuesta todo por ti, que te da todo tipo de facilidades económicas, que te coloca, te da visibilidad… Todo lo contrario a donde estoy yo, una artista que tiene que movilizar todo por sí sola y que tiene que trabajar el triple. Esto ha hecho que valore más la música, a otros cantantes, y darte cuenta de que no todo es fácil, que la música no es de color de rosa como a lo mejor desde fuera se puede ver. La industria musical es un trabajo difícil, complicado, tiene que pelear constantemente para estar en una buena posición, hay muchísima competencia.

Y por ello, he crecido tanto a nivel personal como a nivel profesional, porque sé que detrás de todo el trabajo ha habido un duro trabajo e implicación. Estoy detrás de todo lo que hago, todo lo que sale lo creo yo, los pequeños detalles, porque me gusta y porque me implico, sin ser necesariamente maniática, pero me gusta llevarlo todo bajo control nivel de cada lanzamiento.

- ¿Qué te convierte en una artista multidisciplinar?

- Sobre todo mi capacidad de reinventarme a mí misma. Yo canto, bailo, compongo, soy presentadora, preparo coreografías, diseño el vestuario de los conciertos, incluso los confecciono… aprendí por youtube. Pero también soy así, que abarco todo, por lo que he visto en casa, por cómo me han criado mis padres. Ellos hacían de todo, fontanería, reparaciones, electricidad... Cuando te crías viendo esa autosuficiencia, que tus figuras paternas abarcan todos los campos, se te queda muy grabado en tu forma de ser.

- ¿Quiénes dirías entonces que son los referentes que inspiran?

- Sin duda ellos, mis padres. Son todo un modelo a seguir. A nivel de educación, superación profesional… Sobre todo mi padre, que desde los 7 años ha estado trabajando, sin poder ir al colegio. Y fue un hombre de éxito creado a sí mismo en su etapa adulta. Un hombre que ha triunfado y que me ha enseñado a valorar la vida, cada céntimo que entra en casa. Mi forma de ser actualmente se lo debo a él. Yo recuerdo cuando era empresario que no me regalaba nada, me hacía siempre ganármelo todo. En su finca sembraba uvas, fresas, patatas, y he estado ahí desde muy pequeñita recogiendo los frutos. Siempre me ha gustado ayudarles, valoro mucho su trabajo. Y por ellos nunca he sido una niña caprichosa ni mimada. 

Me han enseñado a valorar la vida, a ahorrar, administrar, y no puedo estar más feliz de que me hayan inculcado eso.

- ¿Crees que te percibe así tú público?

- El que me conoce de verdad, sí. Pero por lo general, no, me perciben como una niña mona, rubia, que canta y mueve el culo. Pero no saben todo lo que hay detrás, donde cada trabajo que sale es fruto de  horas y horas de sacrificio y esfuerzo, sin ninguna compañía multinacional que te respalde y te dé apoyo. Me encantaría que la gente supiera el trabajo que hay detrás de cada videoclip y cada lanzamiento.

- ¿Cómo te enfrentas a las críticas de tus detractores?

- Yo he sufrido muchos delitos de odio y comentarios denigrantes. Antes me afectaba mucho y ahora he aprendido a bloquearlo. Persona que me insulta o persona que no me valora, de forma que no sea constructiva, no quiero que tenga la opción de que vea lo que yo hago en mis redes sociales y en mi vida. 

He ido a terapia por asuntos personales pero nunca por lo laboral. Tengo la cabeza muy amueblada y sé diferenciar mi vida personal de la profesional bastante bien, a pesar de haber salido en la primera edición de Operación Triunfo, de haber vivido uno de los mayores éxitos a nivel nacional… Siempre he sabido dónde estoy, a dónde he podido llegar, y siempre he tenido los pies en la tierra. Sé poner límites en los momentos duros. 

- ¿Cuáles son tus proyectos de futuro?

- De momento, este verano tengo una gira en España, que ya tenía muchas ganas de volver a los escenarios después de estos dos años de parones

El día 24 de junio en Ferrol, el 25 de junio en Guadalajara, el 1 de julio en Badajoz, el 8 de julio en A Coruña, el 23 de julio en Santa Pola, el 13 de agosto en Almería y el 20 de agosto, de nuevo Santa Pola. 

Y de momento, me quedo en territorio nacional, el público aquí me quiere y me aprecia mucho, y no tengo previsto ampliar a fronteras internacionales. 

COMPARTIR: