21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se ha convertido en consejero de este grupo mediático y en los últimos días el Ministro de Cultura lo ha introducido en el patronado del Teatro Real

El ascenso social de Rosauro Varo: De novio de famosas a la cúspide del poder empresarial en el Grupo Prisa

Rosauro Varo con Amaia Salamanca.
Rosauro Varo con Amaia Salamanca.
Rosauro Varo es desde hace años uno de los hombres más populares de la prensa del corazón. Paralela a su fama de conquistador ha discurrido su éxito en el ámbito empresarial. En los últimos días el Ministro de Cultura Rodríguez Uribes lo ha incluido en el Patronato del Teatro Real junto a nombres como la política Andrea Levy o el Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Por otro lado, hace tan solo unas semanas que fue incluido en el Consejo de Administración del Grupo Prisa.

Rosauro Varo ha pasado de ser un nombre habitual en el papel couché a encontrar su nombre en las crónicas económicas. Su ascensión en los círculos más influyentes del país ha sido vertiginosa. 

Esta semana el Ministro de Cultura José Manuel Rodríguez Uribes lo designó como nuevo Patrono de la Fundación del Teatro Real. Andrea Levy Soler, Florentino Pérez, Jaime de los Santos, Elena Salgado o Mario Vargas Llosa son algunos de los influyentes nombres con los que desde ahora comparte patronato el empresario andaluz. 

Rosauro, nacido en 1980, es presidente y fundador de GAT Inversiones y es miembro de la Junta Directiva del Círculo de Empresarios del Sur de España (CESUR).    También es profesor del Máster en Finanzas de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla, y miembro del Patronato de la Fundación Alalá, dedicada al desarrollo de proyectos de integración social de colectivos en riesgos de exclusión en el sur de España.

 Rosauro Varo. 

Hijo de Amalia Rodríguez, exdiputada del PSOE, Varo ha tenido una fulgurante trayectoria en el mundo de los negocios. 

El mediático empresario vendió su participación en Pepephone a MásMóvil por 158 millones. De ahí pasó a ser el vicepresidente de Vector Ronda donde comparte sillón en el Consejo de Administración con dos directivos de Cabify: Juan Antonio Rubio, fundador, y Juan Ignacio García Braschi, jefe de finanzas.

La compañía cuenta con más de 1.000 empleados en Cataluña y solo a través de su cabecera principal gestiona 250 licencias en Barcelona desde 2017. El resto de VTC provienen de filiales que el sevillano ha ido adquiriendo durante este tiempo.

Una vida en rosa 

Más allá de su éxito en el mundo de la empresa, Rosauro Varo es popular por sus romances que le hicieron protagonista de la prensa del corazón. Se convirtió en el primer acompañante de Eugenia Martínez de Irujo, después de que ésta se divorciara de su marido, el torero Francisco Rivera Ordóñez en 2002. En esos años Varo era el dueño del bar Boss, un establecimiento de moda en Sevilla por el que se dejaban caer los protagonistas de la jet set de la ciudad hispalense. 

Su relación con la hija de la Duquesa de Alba le convirtió en objetivo de la prensa del corazón, pero la relación no fue especialmente larga. Muy pronto Eugenia cambió a Rosauro por otro cachorro de la jet, Nicolás 'Colate' Vallejo-Nájera

Rosauro no perdió interés para la prensa del corazón pues se convirtió en pareja de otra exmujer de torero, Vicky Martín-Berrocal que en su caso venía de un divorcio con Manuel Díaz 'El Cordobés'. 

En 2010 inició su historia de amor con la actriz Amaia Salamanca con la que ha tenido tres hijos: Olivia (2010), Nacho (2015) y Mateo (2016). En un principio la pareja intentó evitar el interés de los medios. Sin embargo, su reticencia a facilitar el trabajo a a la prensa les convirtió en más deseables para ésta. 

Con Vicky Martín-Berrocal. 

Salamanca pronto se convirtió en una más del círculo de amigos de su novio, formado por otros jóvenes de la alta sociedad: Alonso Aznar, Javier Hidalgo o los hermanos Rafael y Luis Medina, hijos de Naty Abascal

El grupo Prisa

Una prueba de su salto al poder en España es la rumorología de la Villa y Corte que asegura que su futuro es ponerse al frente del principal grupo de comunicación del país, Prisa. Por el momento es consejero de este importante grupo. 

Su llegada al Consejo de Administración se produjo junto a la de Javier Santiso. "Los perfiles y la experiencia de Javier Santiso y Rosauro Varo encajan con la matriz de competencias elaborada por la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo, aportando las aptitudes profesionales y personales requeridas por el Consejo de Administración, en particular, transformación digital, emprendimiento, renovación generacional y participación activa en el ámbito de la cultura", aseguraban desde Prisa. 

Joseph Oughourlian.

Este aterrizaba, tal y como ya se contó en Elcierredigital.com, después de que Telefónica hubiera decantado la operación de Amber Capital para echar como presidente no ejecutivo de Prisa a Javier Monzón, íntimo de Ana Patricia Botín.

Y este golpe es una muy mala noticia para el Santander, que con menos de un 5% del accionariado de Prisa pesaba mucho en el grupo, gracias a haberse convertido en la caja de caudales de los Polanco y a su cercanía con empresarios como Roberto Alcántara o Carlos Slim.

La banquera, que ha lanzado varios guiños públicos a Pedro Sánchez y en los últimos tiempos ha agudizado su discurso 'ecofeminista' (en realidad capitalismo verde y rosa), se ha visto humillada al ver como un directivo de su máxima confianza era relevado en el cargo.

 Joseph Oughourlian, es el máximo accionista del multimedia (casi el 30%) y nuevo presidente no ejecutivo de Prisa. El inversor armenio, amigo personal de Pedro Sánchez ha contado en esta operación con el apoyo de Telefónica, que con poco más del 9% de las acciones del grupo.

COMPARTIR: