27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Disney+ se ha convertido en una de las pioneras en idear nuevas formas para estrenar sus grandes títulos

El nuevo modo de consumir cine tras la pandemia: El futuro de las salas y las plataformas de ‘streaming’

'Los Vengadores', emitiéndose en una sala de cine.
'Los Vengadores', emitiéndose en una sala de cine.
La distribuidora A contracorriente se une al mercado de las plataformas de ‘streaming’ con el lanzamiento de Acontra+ que, además de ofrecer un catálogo de películas, regalará una entrada de cine a sus suscriptores. Una nueva estrategia para el consumo del cine que se une a las ya ideadas por Disney+ y a la tendencia de reestrenar clásicos en las salas de cine.

El futuro del mundo audiovisual parece encontrarse en las plataformas o, al menos, esa es una de las lecturas que se puede extraer de su creciente aumento en España. Netflix y Filmin fueron pioneras, pero tras ellas llegaron HBO, Amazon Prime Video, Disney+ y la creación de propias por parte de las cadenas españolas, como Atresplayer Premium. Estas son algunas de las más importantes a las que se unirá Acontra+, la nueva plataforma de 'streaming' de la distribuidora A contracorriente.

La nueva plataforma, que formará parte del extenso catálogo de las ya existentes, cuenta con una desventaja: un mercado saturado. Quizá por eso, beberá de las estrategias de sus predecesoras con una oferta a precio reducido por el lanzamiento y una novedad: regalará una entrada de cine mensual en sus suscripciones superiores. Una iniciativo que no solo destaca por la novedad que supone, sino que plantea un interesante debate sobre la relación entre el consumo del cine en plataformas y en las salas de cine.

La pandemia impulsó el consumo en plataformas, así como el retraso de estrenos como Dune, West Side Story y The Batman. La última de ellas, que se habría estrenado en 2021, finalmente vio la luz en cines el pasado 4 de marzo. Las dos primeras, previstas para octubre y diciembre de 2020 respectivamente, retrasaron su estreno un año. Sin embargo, las recaudaciones de ambas en su primer fin de semana no pudieron ser más dispares: mientras que Dune se calificó de éxito con más de 40 millones de dólares recaudados, West Side Story recaudó poco más de 10.

Nuevas estrategias: los estrenos en plataformas de 'streaming'

Aplazar los estrenos en la mayoría de los casos ha resultado efectivo, aunque algunas compañías probaron diferentes alternativas para obtener los resultados deseados. Una de las más innovadoras al respecto ha sido Disney+, que se lanzó con 'Mulán' al estreno exclusivo en su plataforma, con un coste adicional a la suscripción. La medida no estuvo exenta de polémica debido al alto precio (22 euros en España), pero obtuvo buenos resultados para la compañía, que volvió a innovar con otro de sus estrenos: Viuda Negra.

La película protagonizada por Scarlett Johansson también sufrió un retraso de un año en su estreno (previsto para 2020, finalmente llevado a cabo en 2021), pero la compañía propietaria de Marvel usó una estrategia nueva: el estreno simultáneo del filme en salas de cine y en su plataforma, tal y como se hizo con Mulán. Una medida que resultó un éxito, ya que un tercio de la recaudación total se consiguió a través del servicio de 'streaming'. Un beneficio que fue íntegro para la compañía, a diferencia del obtenido por la distribución en salas.

Cartel de acceso premium de 'Viuda Negra'.

La estrategia seguida por Disney no fue solo usada para estrenos posteriores de la multinacional sino que la productora Paramount (que tiene en Estados Unidos la plataforma Paramount+) decidió copiar la estrategia y estrenar 'Un lugar tranquilo 2' en cines y en su plataforma con el correspondiente coste adicional para los usuarios.

Este método va de la mano de la reducción de las ventanas de distribución de las películas. Implementadas en los años 80, tenían como objetivo maximizar la recaudación que tenían los filmes en los diferentes canales (cine, DVDs, plataformas y televisión), por lo que se establecía un tiempo predeterminado durante el que permaneciesen en una de estas ‘ventanas’ antes de pasar a la siguiente. Tradicionalmente, se presuponía que las películas se mantenían en cines cuatro meses, tras los cuales, pasaban a la siguiente ventana, la venta de DVDs. Posteriormente, se abrían a los servicios de vídeo bajo demanda y por último, a la televisión en abierto.

De este modo, tradicionalmente se ha podido disfrutar del cine en las televisiones pasados un mínimo de cinco meses desde el estreno del filme en salas. Con el nuevo modo de consumo, el circuito ha cambiado y ahora la ventana de distribución se encuentra en torno a los 45 días, tras los cuales se puede disfrutar del contenido en plataformas.

Plataformas en los grandes premios y estrenos ‘vintage’ en cines

Otro de los grandes cambios que ha sufrido la industria cinematográfica tiene mucho que ver con las grandes premiaciones estadounidenses. Aunque originalmente solo eran nominadas aquellas películas que se estrenaban en cines, cada vez son más los estrenos de productoras como Netflix que se ganan un hueco entre las nominaciones, aunque su estreno en cines es más bien simbólico. Un claro ejemplo es ‘El poder del perro’, una de las grandes nominadas a los Óscar de 2022 que, tras estrenarse muy limitadamente en cines, tuvo su gran estreno en la plataforma.

Sin embargo, pese al creciente auge de las plataformas y las restricciones ocasionadas por la pandemia, el público sigue yendo al cine. Según indicaba Cinemanía, el cine en España tuvo en 2021 un 45% más de asistencia que en 2020. Una cifra propiciada por el estreno de películas de la talla de Spider-Man: No Way Home, A todo tren o Destino Asturias.

Aun así, las salas de cine también apuestan últimamente por revivir películas míticas que, aunque se pueden encontrar en plataformas, ofrecen en pantalla grande. Algunos de estos ejemplos son las películas de la saga Harry Potter o 'Encanto', uno de los recientes estrenos de animación de Disney que se puede visionar aún en cines.

Con los datos, resulta evidente que el consumo del cine tanto en España como a nivel mundial ha cambiado pero las salas, productoras y distribuidoras están intentando adaptarse a los tiempos que corren con nuevas medidas.

COMPARTIR: