14 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hasta 724 elementos patrimoniales de interés histórico y cultural están en riesgo de desaparecer o de deteriorarse hasta ver perdido su valor

La situación alarmante del patrimonio en España: El último caso de modificación de un Bien de Interés Cultural en Córdoba pone de manifiesto la dejadez de las instituciones

Iglesia de la Ascensión en Cabra (Córdoba).
Iglesia de la Ascensión en Cabra (Córdoba).
En la Iglesia de Asunción de la Virgen y los Ángeles de Cabra (Córdoba) se han realizado obras sin licencia, donde se habrían producido modificaciones de importancia en algunos de sus elementos patrimoniales históricos. El edificio está considerado como Bien de Interés Cultural y necesita de una especial protección. Como este, existen numerosos casos de modificaciones en el patrimonio español, el cual presenta hasta 724 elementos en riesgo de desaparición o pérdida de su valor.

Un nuevo caso de atentado contra el patrimonio histórico español ha ocurrido recientemente. Esta vez ha sido en el municipio cordobés de Cabra, donde se están investigando obras “sin permiso” realizadas en la Iglesia de la Asunción y Ángeles, que tiene la calificación de BIC (Bien de Interés Cultural), por lo que precisa de la máxima protección y de estudios por personal cualificado antes de realizar modificaciones.

El grupo municipal Unidad Vecinal Egabrense solicitó información la semana pasada en el pleno de la localidad sobre las obras que se han realizado en el interior de la iglesia, que han incluido la modificación de elementos artísticos y se han llevado a cabo sin los permisos adecuados, según han denunciado. Además, sostienen que en otras obras efectuadas en la parroquia de San Juan del Cerro se habrían realizado daños en el Ara de Bacauda, un tesoro arqueológico de la época visigoda.

De esta manera, sostienen en la solicitud que todo se había llevado sin autorización: “la modificación de elementos artísticos y la transformación de elementos arquitectónicos sin los imprescindibles permisos preceptivos por ser BIC, tanto de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía como del Ayuntamiento de Cabra, y sin contar además con el asesoramiento de expertos en restauración del patrimonio ni proyecto autorizado por la administración autonómica”.

El Obispado de Córdoba ha reconocido que las obras se realizaron sin permiso, según informó el ABC de Sevilla, y se mostró dispuesto a asumir las consecuencias administrativas de estas actuaciones una vez se lleven a cabo las inspecciones de la Junta, las cuales ya se han estado realizado.

Este es el último caso conocido, pero existen muchos otros similares e incluso de carácter más grave. Uno de ellos es el del famoso Ecce Homo de Borja, cuya restauración ocasionó un revuelo a nivel nacional.

ecce_homo

Ecce homo de Borja tras la restauración

El 21 de agosto de 2012 saltaba la noticia de la fallida restauración de la pintura mural del Ecce Homo en el Santuario de Misericordia de Borja. La encargada de llevar a cabo este trabajo fue Cecilia Giménez Zueco, entonces de 80 años, una pintora aficionada que comenzó la restauración del fresco pintado por Elías García Martínez sobre un pilar del templo en los años veinte del siglo pasado.

Cecilia se fue de vacaciones y cuando regresó, se encontró con que su obra había transcendido a todo el país y la polémica en torno al Ecce Homo restaurado ya era imparable. El Instituto de Estudios Borjanos publicó en su boletín sendas fotografías con el antes y el después de la pintura, tras lo que medios locales se hicieron eco y la noticia se fue extendiendo por los medios nacionales e incluso traspasó las fronteras del país. Este insólito hecho colocó en el mapa a Borja, una localidad zaragozana de poco más de 5.000 habitantes.

La Lista Roja del Patrimonio

La desprotección y los pocos recursos empleados en el cuidado del patrimonio histórico y cultural en España es uno de los aspectos más mejorables del país, teniendo en cuenta la gran riqueza que posee. Y es que España es uno de los países del mundo con más lugares que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad. De hecho, según la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) solo Italia y China superan en número a nuestro país en este aspecto.

Ante esta falta de interés por proteger los bienes culturales que existen a lo largo y ancho del territorio español, la Asociación Hispania Nostra se encarga de recoger todos los casos de elementos patrimoniales en riesgo de desaparición o de perder su valor. Es una organización que elabora listas con todos estos bienes del territorio español que están en riesgo de correr esta suerte.

Así, en la Lista Roja se recogen desde inmuebles de carácter religioso, militar o civil, hasta zonas naturales y yacimientos de culturas antiguas, entre otros elementos. Cuando los bienes son intervenidos y se considera que han sido revertidos los desperfectos, pasan a la Lista Verde y, si, por el contrario, son derruidos o pierden su valor fundamental, quedan relegados a la Lista Negra.

Actualmente existen 724 elementos patrimoniales repartidos por todo el territorio español que forman parte de la Lista Roja. Castillos, iglesias, ermitas, puentes, teatros, palacios y un sinfín de bienes históricos están en riesgo de desaparecer o perder su valor.

COMPARTIR: