23 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La canción 'América, América' se lanzó a los seis meses de la muerte del valenciano, que la compuso para triunfar en EEUU donde nunca había estado

Cincuenta años del accidente mortal de Nino Bravo, el cantante que pudo ser el Elton John español

El Cierre Digital en Nino Bravo.
Nino Bravo.
Lluis María Ferri Llopis, conocido como Nino Bravo, fue una de las grandes voces españolas y perdió la vida en un trágico accidente de tráfico en un viaje desde Valencia a Madrid para grabar su disco 'Humo' el 16 de abril de 1973. El mundo de la música se teñía de luto para despedirlo. Su voz única y potente conquistó al público con sus baladas románticas. La historia del cantante de 'Noelia' llega este domingo al espacio 'Imprescindibles' de La 2 con el documental 'Nino Bravo: Vivir'.

Tenía tan solo 29 años cuando la voz de Lluis Maria Ferri Llopis, una de las leyendas de la balada española se apagó. El cantante valenciano, llamado artísticamente como Nino Bravo, fallecía un 16 de abril de 1973 en un viaje de camino a Madrid para grabar su disco “Humo”.

Su coche derrapó en la carretera nacional que une Valencia con la capital de España, en una curva próxima al municipio conquense de Villarrubio, en Cuenca, provocando que se saliese el coche que conducía. Las secuelas del siniestro ocasionaron la muerte del cantante de 'Noelia'. El resto de personas que iban en el automóvil, entre los que viajaban su guitarrista Pepe Juesas, sobrevivieron al fatídico accidente, pero estuvieron ingresados semanas con costillas rotas y al borde de la tetraplegia.

Alrededor de 10.000 personas acudieron a su funeral en Valencia, donde lloraron la pérdida de uno de los artistas más representativos de la historia de la música española. Su voz única, potente y singular, y su carisma, conquistó al público con sus baladas románticasdesde 'Vivir' a 'Libre' y  marcó un antes y un después para la música española de la generación de finales de los años 60 y principios de los 70. El cantante pudo haber sido, para los críticos musicales, "el Elton John español". 

Una de las grandes voces de nuestro país

Luis Manuel Ferri Llopis 'Nino Bravo' nació un 3 de agosto de 1944 en la localidad valenciana de Ayelo de Malferit, aunque se crió principalmente en la capital del Turia. Desde su infancia ya tenía un gran acercamiento y vocación con el mundo de la música. En su juventud formó un trío musical junto con Félix Sánchez y Salvador Aranda, llamado Los Hispanos, siendo el primer contacto serio con la  industria musical.

Con 25 años decidió ser cantante solista y en 1969 realizó una presentación única y espectacular en el Teatro Principal de Valencia, que marcaría el inicio de su trayectoria profesional como artista. Recibió tan buenas críticas tras esta actuación que firmó su primer contrato con Fonogram.

Obtuvo su primer éxito en el verano de 1970 con la canción Te quiero, te quiero”, seguida de “Noelia”, uno de sus temas más populares en España y en América Latina. Le caracterizaban su sentimentalidad, la profundidad de su voz y su capacidad de despertar grandes emociones en su público, conquistando a toda una generación con la singularidad de su estilo, inconfundible en el panorama musical.

Imprescindibles' estrena 'Nino Bravo: Vivir'

Nino Bravo con su broche-amuleto que le diseñó uno de sus amigos.

La potencialidad de su música consiguió que “Manolo”, como le apodaban sus amigos y familiares cercanos, fuese un icono no sólo en España sino también en todo el continente americano, donde se consagró como un mito universal.

Nino Bravo se había casado en abril de 1971 con María Amparo Martínez Gil, su verdadero amor.  Un año después  su popularidad ya era notoria gracias a las canciones como "Un beso y una flor" y "Libre",  temas que le hicieron ganar el reconocimiento que aún caracteriza a Nino Bravo. En muchas de estas canciones se le notaba la mano del compositor Augusto Algueró, con el que formó un dueto imparable.

Uno de sus objetivos antes de fallecer en ese trágico accidente de circulación era conquistar el mercado americano. Tal era su afán por alcanzar la fama en Norteamérica que compuso el tema musical 'América, América'. Una canción póstuma que salió al mercado en septiembre de 1973, seis meses después de morir. El cantante valenciano nunca pudo triunfar en Estados Unidos como era su deseo, un país que nunca visitó, muy al contrario que Chile, México o Colombia, donde logró triunfos irrepetibles.

En ese trágico 16 de abril de 1973, el cantante tenía a su hija Amparo, de meses, y  esperaba otra niña que nunca llegó a conocer, a la que pusieron por nombre Eva. A día de hoy, Nino Bravo tendría 79 años de edad.

'Nino Bravo: Vivir'

La figura de Nino Bravo llega este domingo a la pequeña pantalla. Tras un exhaustivo trabajo de investigación por parte del guionista Miki Blanco y la realizadora Pilar Ávila, el documental 'Nino Bravo: Vivir', llega esta noche al espacio 'Imprescindibles', en La 2 de la cadena pública. El pasado jueves se llevó a cabo el estreno en la madrileña Cineteca de Matadero y este viernes se presentó en la Filmoteca de Valencia.

Blanco y Ávila explican a Elcierredigital.com "que en el pasado mes de septiembre comenzaron el trabajo, tras juntarse para realizar una especie de borrador de guion y lanzar ideas sobre la producción que podríamos hacer. Sabíamos que la historia presentaba dificultades porque habían pasado 50 años de su muerte".  

Para el documental fue fundamental un compañero de RTVE, el periodista musical valenciano Miguel Ángel Orts, que ejerció como "enlace" entre los dos directores y muchos de los protagonistas que habían compartido vida con Luis Manuel Ferri Llopis. Tanto Blanco como Ávila han contado con testimonios de algunos de los grandes cantantes de nuestro país como Víctor Manuel o Karina

Esta última participó junto a Nino Bravo en el mítico espacio de TVE 'Pasaporte a Dublín', una especie de 'OT' que arrasó en 1970 bajo la batuta televisiva de Valerio Lazarov y Fernando García de la Vega, quien, a sus 91 primaveras, también aporta sus recuerdos al documental, dándole un valor esencial. 

Imagen del estreno del documental 'Nino Bravo: Vivir'.

Testimonios aparte, otra clave del documental era el archivo. Ávila y Blanco aseguran que no querían "mostrar las imágenes típicas que todo el mundo ha visto. Fuimos al Archivo de RTVE para pedir que se nos 'telecinaran' muchas imágenes y aparecieron cosas, pese a que muchas de estas no estaban ligadas al nombre de Nino Bravo".

Miki Blanco sabía, por ejemplo, que Nino Bravo había concursado en un Festival realizado en Bélgica y buscó el nombre del mismo, la XIV Copa de Europa de la Canción de Knokke, cuya lata le regaló imágenes que, hasta el estreno de este documental, llevaban más de 50 años sin verse en España. Los autores han rodado tres semanas en Valencia y también en Barcelona, recabando el testimonio de un tenor que ha valorado la inconfundible voz de Nino Bravo, recogida en el archivo de RTVE y en programas míticos de la cadena pública.

Estudio abierto: Actuación de Nino Bravo | RTVE Play

Nino Bravo junto al periodista Jose María Iñigo.

Hoy, cincuenta años después de su trágica muerte, su huella sigue viva, tal y como se advirtió hace unos días en Fallas. Su personalidad ha sabido traspasar generaciones con varios 'hits' que prolongan una 'Ninomanía' muy enraizada en España (especialmente, en la Comunidad Valenciana), pero también en Latinoamérica. Los autores de 'Nino Bravo: Vivir' destacan la labor de su "estupendo equipo técnico" que ha contribuido a grabar 18 entrevistas que nutren este brillante documental con amplias dosis de música.

COMPARTIR: