25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El representante cinegético, líder de ARRECAL y de la manifestación del campo 20M en Madrid afirma: "Este Gobierno no se ha ocupado nunca del sector"

Felipe Vegue, presidente Organización Nacional de Caza: "Por primera vez, el mundo rural ha salido unido a la calle"

Felipe Vegue.
Felipe Vegue. / El presidente cinegético de ONC y ARRECAL en la multitudinaria manifestación del campo el 20M en Madrid.
Felipe Vegue, presidente de la Oficina Nacional de la Caza (ONC) y de la Asociación de Rehalas Regionales Españolas Caza y Libertad (ARRECAL), explica en una entrevista con 'elcierredigital.com' sus impresiones sobre la manifestación del campo el pasado domingo en Madrid que, afirma, "unió a todo el mundo rural en las calles". Además, el representante cinegético y uno de los organizadores de la concentración del 20M ha querido recordar la "falta de atención del Gobierno a la caza".

Dos días después de una de las manifestaciones más multitudinarias del mundo rural en Madrid en la que cazadores, agricultores, ganaderos y pescadores han manifestado su malestar con las medidas del Gobierno, elcierredigital.com habla con uno de sus organizadores, Felipe Vegue –presidente de la Oficina Nacional de la Caza (ONC) y de ARRECAL (Asociación de Rehalas Regionales Españolas Caza y Libertad). Vegue nos cuenta cuáles han sido sus sensaciones al respecto.

-Momento de reflexión, de análisis después de una jornada que podemos considerar como histórica. Felipe, denos su impresión con respecto a lo ocurrido este domingo en la capital de España.

-He dedicado todo el lunes precisamente a eso, a reflexionar, a analizar, a ver los pros y los contras pero, sobre todo, a no dejarme “calentar la oreja”. Lo de este lunes ha sido algo digno de pasar a los anales de la historia. Una manifestación de gente de todas las capas sociales, de todo el mundo rural junto a la sociedad urbana que nos ha comprendido…desde ese punto de vista todo ha sido positivo.

-Aunque le noto contento por la movilización del mundo rural, parece desilusionado con el resultado de la misma, quizá porque de alguna manera se ha visto oscurecido por otros sectores que, dada la situación actual, han copado el interés y la atención de los medios de comunicación.

-Quizá los mensajes de los ganaderos y agricultores, que se encuentran desesperados, con el agua al cuello, lleguen al Gobierno con más fuerza dada la situación actual. Pero hay que tener en cuenta que esta manifestación se viene gestando muchos meses antes de que esta situación se produjera. Por eso, aunque le lleguen con más fuerza que el de los cazadores, nosotros teníamos mucho antes un mensaje para lanzarle al gobierno, nuestra disconformidad con el anteproyecto de la Ley de Bienestar Animal, que puede dejarnos sin futuro. Este Gobierno no se ha ocupado nunca de la caza ni de los cazadores.

Manifestantes de varios sectores del campo en Madrid, el pasado domingo 20 de marzo.

-Pese a todo, ¿cree que el mensaje del mundo cazador a llegado a la sociedad en general?

-Pues te tengo que contestar con un rotundo no. Y es normal en una sociedad en la que desde la más tierna infancia se está aleccionando a los niños en contra de la caza, falta conocimiento sobre el papel que tiene… Así es imposible que nos comprendan. O los cazadores nos convertimos en educadores de la sociedad urbana o si no, pasará lo de ayer, que nos convertimos en la marea naranja. Para muchos urbanitas, el pueblo representa un parque temático, somos una franquicia rústica, no representamos nada más. Por eso en el escenario hablé con el corazón, porque quiero que el mundo rural vaya a la ciudad gritando no rogando, exigiendo no pidiendo, porque una nación no es nación importante sino tiene una masa rural potente que sustente su economía. Y eso se esta viendo ahora con esta guerra. Por todo eso el mensaje de los cazadores del día 20 no ha calado.

-Entonces, ¿qué falló el día 20?

-Hemos fallado nosotros mismos, por hacer caso, al menos por mi parte, al sector cinegético en la creencia de que había que hacer una gran manifestación contando con todos los actores del mundo rural y ese ha sido nuestro error. No obstante, no voy a negar que, por primera vez, el mundo rural ha salido unido a la calle y eso también es muy importante porque nosotros, sin los agricultores y los ganaderos, no somos nada y, a la vez, ellos sin nosotros tampoco.

-Felipe, usted veía venir que esto iba a ocurrir, ¿no?

Por supuesto, y además, en estos últimos días lo he dicho en diferentes ocasiones.

-Y, ¿cómo se afronta el 20M con esa previsión de lo que va a ocurrir?

Pues respirando hondo, tragándote la bilis y mirando hacia atrás y viendo que tienes detrás un colectivo maravilloso, con una gente maravillosa. Quise dar visión a los perros poniéndolos a la cabeza de la manifestación pero fueron los propios cazadores los que acabaron con esa posibilidad -que estaba prevista hasta en redes sociales-, adelantando a la cabecera y tapando esa visibilidad. Nos avasallaron, nos arrollaron, fueron anárquicos aunque, por otra parte, bendita anarquía que permitió esa cantidad de gente. Con más organización se habría podido ganar más visibilidad para el sector, pero todo el mundo quería que su pancarta fuera la primera, que su reivindicación fuera la primera, la más escuchada… 

-Parece que la imagen de la caza no atrae prácticamente a ningún medio generalista ya que apenas se ha mencionado al sector ni en titulares ni en contenidos.

- Los grandes medios son generalistas, no especialistas. Los “nuestros” no pueden hacer más, los cazadores no tenemos medios económicos, ni estructura… Si acaso la Real Federación Española de Caza, pero al resto no le queda más remedio que unirse, o de lo contrario, “nos van a comer la tortilla”. Yo he intentado refundar la ONC y he pedido ayuda a mucha gente, intentando que todos tuviéramos un espacio… Algunos me habéis entendido, otros lo han hecho menos y otros no lo han entendido… 

-¿De verdad cree que le ha llegado en mensaje al Gobierno en su integridad o le ha llegado tan diluido que no les causará el menor efecto?

-Nuestro mensaje es muy anterior a la guerra de Ucrania y todo lo demás, pese a lo cual, quizá le haya llegado diluido o parcelado entre el precio del carburante, el aumento del precio de materias primas, la guerra de Ucrania…Todo está muy bien, pero no era el momento ni la opción. La labor de los dirigentes es darle continuamente el mensaje al Sr. Sánchez, pero si se suben al escenario y te dicen lo que quieren oír pues no llegara alto y claro. Sin embargo, si tu mensaje lo repites una y mil veces pasa como con las mentiras del animalismo, que a fuerza de repetirlo se convierten en doctrina.

-Siento decirlo, pero la realidad es que su mensaje sí llega con fuerza a la sociedad, el del sector cinegético parece que no…

- Bueno, en la próxima reunión de la ONC veremos si me seguirán otorgando su confianza o no, o si tendrán otra opción de mensaje más clara o más fuerte que la mía, pero yo no conozco otro. Fíjate que salvo tú, ningún medio me ha llamado para pedirme una entrevista en todo el lunes… Quizá porque ya se han encargado otros de tapar al presidente de la ONC, más claro…

-Y eso duele, ¿no?

-¿Y qué puedo hacer? ¿Retar a duelo a mis homónimos del sector? No queda nada más que ellos recapaciten y que me den la oportunidad de defenderlos, que me presten su apoyo y si no, no puedo hacer nada. Pero fíjate, mi frustración era mayor antes, pero después de ver la gente que nos ha acompañado la pena es menor. Piensa que es la segunda manifestación más grande que se ha visto en Madrid, y eso está ahí.

-Dice que no le ha contactado ningún medio al respecto de la manifestación, ¿a qué es debido según su opinión?

-Como te digo ningún medio generalista se ha dirigido a mí, es más, algunos de los especializados mientras que estaba dando mi “mitin” estaban entrevistando a gente sin enfocarme con la cámara o escucharme… Al final todo el mundo quiere “hablar de su libro”.

José Ignacio Herce y Felipe Vegue.

 

-Y después de todo lo que hemos hablado, ¿qué es lo que le produce más tristeza, lo que más le duele en estos momentos?

-Cuando termino la manifestación, mi mujer –a la que deje sola con una pancarta, por cierto– me habló del sentimiento de abandono que había tenido… Pues ese mismo es el que yo siento ahora. Me frustran las personas, que nadie escuche tu mensaje y, también, que ninguno de los responsables o dirigentes en el tema de caza –y yo el primero–  no tengamos el carisma suficiente para afrontar el liderazgo que necesita la caza en este momento.

-Después de todo esto, ¿cuál va a ser el futuro, a dónde se quiere llegar?

-Este miércoles, en la reunión de la ONC, si todos hacemos un “juramento de sangre”, mezclando nuestras sangres como hacían los antiguos celtas y salimos hacia adelante a muerte, quizá podamos hacer algo. Porque el discurso no cala aunque hablemos con palabras ciertas, porque no se cree… Porque todos queremos nuestra parcela de gloria, queremos ocupar los medios de comunicación, pero no todos tenemos el mismo carisma.

-Para finalizar, desde que esto se empezó a gestar han sido muchos los que se han subido al carro. ¿Por qué un día después parece que de todo lo –digámoslo así– “malo” solo se apunta a un responsable, Felipe Vegue?

-Yo estoy como tú, no lo entiendo, yo solo te digo que prefiero perder a los medios y todo esto antes que renunciar a mis creencias.

Felipe Vegue transmite un mensaje alto y claro, sin tapujos y no duda en expresarlo. Los asistentes a la manifestación pueden afirmar cómo se ha dejado la piel por sacarla adelante. Se ha visto su gesto cansado y descompuesto días antes de la marcha y su angustia del día después. Si lo bueno ha sido de todos, también lo malo, si es que lo ha habido.

COMPARTIR: