29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La colaboradora de 'El Intermedio' (La Sexta) estrena el día 20 la comedia 'Hasta que la muerte nos separe' en la sala Cuarta Pared de Madrid

Cristina Gallego, actriz: "Nos inoculan que tenemos que tener pareja y luego descubres que no es necesario"

El Cierre Digital en
La actriz Cristina Gallego, en la actualidad colaboradora de 'El intermedio' en La Sexta, estrena el próximo día 20 la comedia 'Hasta que la muerte nos separe' en la sala Cuarta Pared de Madrid. Esta obra, escrita y dirigida por Emilio del Valle, en la que Gallego está acompañada por Jorge Muñoz y la música de Nacho Vera 'Capitán Bazofia', es una reflexión sobre el mundo de la pareja. Se representará en la sala Cuarta Pared los días 21, 22, 27, 28 y 29 de octubre en el marco del Festival Surge.

Hasta que la muerte nos separe, obra escrita y dirigida por Emilio del Valle, se estrenará el 20 de octubre en la Sala Cuarta Pared en el marco del Festival SURGE de la Comunidad de Madrid. La obra, una reflexión cómica sobre las relaciones y su caducidad que se evidencia a través de la historia de una pareja que se acaba de separar después de una larga convivencia y con un hijo en común. 

La comedia, que se puede disfrutar hasta el 29 de octubre, está protagonizada por Cristina Gallego y Jorge Muñoz, acompañados por Nacho Vera (Capitán Bazofia). Gallego, con una larga trayectoria en teatro, combinará esta obra con su trabajo en El intermerdio de La Sexta. La actriz charla con Elcierredigital.com sobre la pareja, su trayectoria profesional, la popularidad y, sobre el inminente estreno de esta obra que ella define como "una reflexión sobre la vida en pareja en la que rompemos la cuarta pared e invitamos a pensar en el porqué de la caducidad de las relaciones". 

- ¿El mensaje de la obra es que la pareja tiene caducidad?

- Eso es algo que no está claro. Hay matrimonios que están juntos hasta muy mayores, hasta la muerte. Hay gente que nunca toma la decisión de no separarse nunca. El mensaje que queda claro en la obra es que en una ruptura no hay culpables. Cuando una pareja se rompe hay una tendencia a culpar al otro. Es la excusa perfecta. Pensar que el otro nunca está a la altura. Preferimos el odio a la autocrítica y eso es lo que planteamos en la obra. 

- Y todo ello bajo el tono de comedia.

- Hay escenas dramáticas también. Yo digo que es una comedia seria. Contamos los comienzos de una relación, las crisis, tener hijos para solucionarlas... Hay drama pero las transiciones entre los géneros están muy bien hechas. Prevalece la clave de comedia y la música en directo, pero, claro, hay cosas que son serias, graves. 

La actriz Cristina Gallego. 

- Una obra así debe de ser muy exigente para una actriz.

- Lo es. Estoy todo el tiempo en escena y somos dos personajes. El peso está repartido entre los dos actores, con el alivio de Nacho Vera que es el que pone la parte musical. Cuando me llegó el proyecto pensé que era tanto un reto como un regalo. Me interesaba mucho el tema. La pareja y, sobre todo, la sociedad con respecto a la pareja. Se nos exige tener una pareja. Nos lo inoculan desde pequeños y tardas mucho en descubrir que no pasa nada por no tener pareja o por no ser madre. 

- ¿Favorece al público la Cristina Gallego de la televisión?

-  La obra me llegó antes que mi trabajo en El Intermedio. [El autor] Emilio del Valle me habló de él hace más de un año. No había un texto todavía pero sí la idea. Por otro lado, el público del teatro no tiene nada que ver con el de la televisión. Hay gente que me ha descubierto en la televisión y luego se ha sorprendido en el teatro porque mis tres últimos trabajos han sido dramáticos y veía la sorpresa en el público que me conocía de la televisión y la verdad es que lo valoran mucho.

- Ahora muchos la identifican por sus parodias de Isabel Díaz Ayuso. 

- Hago un papel, un papel más. Lo que pasa es que inevitablemente lo paso por el rol de la parodia. La verdad es que el público está siendo muy generoso. Yo llevaba un tiempo haciendo mis papeles en el programa pero por la situación que estamos viviendo es el que más ha pegado. Es lógico y nunca he sentido miedo a un encasillamiento porque hago muchas más cosas, tanto en el programa como fuera. Es un programa de sátira y por ahí pasa todo. 

- ¿Sabe si a Ayuso le molesta su imitación?

- No sé si ha ella le gusta. Sería ideal que así fuera.

- Se lo pregunto porque en un mundo tan polarizado como el actual no debe ser fácil hacer humor político sin que alguien se moleste.

- Yo no tengo Twitter con lo que trato de no estar pendiente y la reacción de la gente hasta ahora ha sido siempre positiva. Trabajo desde el respeto. Hago sátira, no pretendo ridiculizar a nadie.

Cartel de 'Hasta que la muerte nos separe'. 

- Tradicionalmente se decía que los actores de televisión no trabajaban en el cine, pero en su caso no se cumple y hace un año estrenó Poliamor para principiantes con Fernando Colomo. 

- Bueno, la verdad es que el proyecto de Poliamor surgió antes pero se paró por la pandemia. Fue en 2020, con lo que aún no he podido comprobar si eso se cumple, pero pienso que ya es algo superado. Que se decía cuando yo empezaba. De hecho, para 2023 espero el estreno de una película que he rodado con Jorge Coira.

- En su trayectoria hay un punto muy llamativo, su trabajo en Japón. ¿Cómo fue la experiencia?

- Pues hice una audición para un musical en japonés únicamente por curiosidad. No me imaginé que me fueran a escoger. Vamos, no me lo planteaba. El trabajo era en un parque temático y con veinte años me fue a Japón. Fue una experiencia muy rica. 

- ¿Es muy distinto el trabajo en el espectáculo en Japón y en España?

- Sí. Ellos son muy disciplinados y muy exigentes. La verdad es que a mí ese punto de disciplina y seriedad siempre me ha gustado y aquí también la aplico aunque el choque al principio fue fuerte. A ellos les hacía mucha gracia porque tengo los ojos muy grandes. Me veían como un dibujo animado, un cartoon

- Parece que los viajes difíciles son una constante en su vida. Siendo de Extremadura llegar a Madrid puede parecer tan complicado como viajar a Japón. 

- Es una reivindicación sempiterna que creo que no se va a cumplir antes de diez años. Y sigue igual. Es desolador porque lo único que quieres es saber que llegas. La gente está agotada y ya hemos asumido que no es algo que se vaya a conseguir en poco tiempo. Es tremendo, pero ya lo tenemos naturalizado.

COMPARTIR: