23 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La formación californiana dirigida por Mike Brown llevaba desde 2006 sin participar en la postemporada, más que ninguna otra en la historia

El resurgir de un equipo perdedor: Los Sacramento Kings jugarán los Playoffs de la NBA tras 16 años de sequía

Los Sacramento Kings celebrando una canasta.
Los Sacramento Kings celebrando una canasta. / Twitter
Los Sacramento Kings, el equipo más perdedor del siglo XXI en la NBA, se ha clasificado para los Playoffs. La franquicia de California llevaba 16 años sin conseguirlo, concretamente desde el 2006, consiguiendo el récord de la NBA de estar más años consecutivos sin jugar la postemporada. El entrenador de los Sacramento Kings, Mike Brown, tomó las riendas del equipo en 2022 y ha dado un giro de 180 grados a una franquicia entera.

Los Sacramento Kings, el equipo más perdedor del siglo XXI en la NBA, por fin ve la luz al final del túnel al clasificarse para los Playoffs. Y no es para menos, porque la franquicia de California llevaba 16 años sin conseguirlo, concretamente desde el 2006, logrando así el poco deseable récord de la NBA de estar más años consecutivos sin jugar la postemporada.

Ahora, los Kings parecen otro equipo y así lo han demostrado en la liga regular, quedando terceros en la Conferencia Oeste, por delante de equipos como los Golden State Warriors de Stephen Curry o Los Ángeles Lakers de LeBron James. Una entrada a los Playoffs por todo lo grande que da esperanzas para incluso luchar por el anillo.

Por aquel entonces la liga estadounidense era muy diferente a lo que conocemos hoy. Las estrellas del equipo púrpura en 2006 eran Bonzi Wills, Mike Bibby y Ron Artest. La NBA estaba liderada en puntos por Kobe Bryant, en rebotes por Kevin Garnett, en asistencias por Steve Nash y el jugador mejor pagado era Shaquille O’Neal. Las estrellas que hoy conocemos estaban en otra cosa, Kevin Durant estaba a punto de llegar al draft, Stephen Curry estaba en su primer año de universidad en Davidson y LeBron llevaba sus primeros tres años con Cleveland. Doncic apenas tenía siete años, Morant tenía seis y su estrella, De’Aaron Fox tenía únicamente nueve años.

FOX

De'Aaron Fox celebrando una canasta con el público. Twitter

Los equipos también tenían realidades muy distintas. Cuando los Kings quedaron eliminados en 2006, los Miami Heat aún no tenían ningún título, aunque el primero llegó precisamente esa temporada y hoy cuenta con tres en su haber. Dallas y Cleveland no habían ganado la NBA, San Antonio Spurs había ganado solo dos anillos de los cinco de los que actualmente presumen, y los Warriors tenían tres de los siete títulos que cuelgan hoy en las vigas de su pabellón.

Mike Brown, el encargado de romper la mala racha

Las estadísticas avalan los resultados y el juego vistoso que les ha caracterizado toda la temporada. Son el equipo con el mejor ataque de la NBA, metiendo más de 120 puntos por partido; los segundos con más porcentaje de tiros de campo (con un 49,4); y los terceros de la liga con el mayor número de asistencias por partido (con 27,3). Unos datos que tienen un principal culpable, Mike Brown, que ha conseguido un balance de 48 victorias y 24 derrotas superando en 18 el anterior récord de la franquicia en liga regular. 

BROWN

Mike Brown, entrenador de Sacramento Kings. Twitter

El entrenador de los Sacramento Kings tomó las riendas del equipo en 2022 y ha dado un giro de 180 grados a una franquicia entera. Ha sido tal su impacto en la presente liga que se ha convertido en el primer técnico de la historia de la NBA en recibir el premio al mejor entrenador de la temporada por unanimidad de votos. Además De’Aaron Fox fue elegido como el jugador Clutch del año, el nuevo premio creado por la NBA para dar reconocimiento al jugador más determinante de la liga. Ahora deben pasar frente a los vigentes campeones, los Golden State Warriors, para seguir soñando con el anillo.

La mala gestión de fichajes de los Kings

Hubo muchas dudas y críticas a mitad de la anterior temporada por el fichaje de Domantas Sabonis a cambio de dos jugadores fundamentales como Tyrese Halliburton y Buddy Hield, pero las grandes actuaciones del lituano han acabado convenciendo a los detractores. Aunque razones había, porque si se han caracterizado los Kings en algo durante la última década y media ha sido de su mala gestión del equipo. Con fichajes sin sentido, renovaciones cuestionadas y sobre todo su “talón de Aquiles”, las elecciones del draft

sabonis

Domantas Sabonis subiendo el balón. Twitter

En la franquicia de California ha habido numerosas malas decisiones del draft en estos 16 años de sequía, pero entre las más destacadas están la de 2011, cuando eligieron en el número diez a Jimmer Fredette, un jugador que fue cortado en 2014 y que fue elegido por delante de nombres como Kawhi Leonard, Klay Thompson o Jimmy Butler.

En 2013 desde Sacramento creyeron que Ben Mclemore era la elección adecuada por delante de C.J. McCollum, Rudy Gobert o Giannis Antetokounmpo. Un año antes, en el draft de 2012, tampoco estuvieron acertados con su elección del puesto número cinco al escoger a Thomas Robinson por delante de Damian Lillard o Andre Drummond, y en 2009 seleccionaron a Tyreke Evans por delante de Stephen Curry o DeMar DeRozan. Pero si hay un pick que todavía resuena en las oficinas de Sacramento es el de 2018, cuando en el puesto número dos eligieron a Marvin Bagley III por delante de Luka Doncic o Trae Young.

COMPARTIR: