21 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según algunos medios la serie de Los Javis (Javier Calvo y Javier Ambrosí) ha fichado a la actriz que se inventó su currículum

Anna Allen vuelve al mundo del espectáculo en la serie Paquita Salas cuatro años después de su escándalo

Anna Allen
Anna Allen
La actriz Anna Allen protagonizó todo un escándalo en 2015, cuando se descubrió toda una red de mentiras que había tejido en torno a su vida profesional, empezando por una asistencia a los Oscar que nunca se produjo. Después de cuatro años apartada del mundo del espectáculo, Anna Allen podría volver con una de las series más exitosas de los últimos tiempos, Paquita Salas, creada por los Javis (Javier Calvo y Javier Ambrosí) y producida por Netflix.

Un conocido portal de televisión anunciaba hace unos días el fichaje de Anna Allen por parte de Paquita Salas¸ la serie creada por Los Javis (Javier Calvo y Javier Ambrosí), para su tercera temporada. La productora Netflix ni confirma ni desmiente el fichaje de la actriz, claro que tampoco lo ha hecho con Terelu Campos o Isabel Pantoja, que también aparecen como futuros fichajes para la exitosa ficción.

La aparición de Allen en la serie supone su vuelta a los focos tras el escándalo que dio al traste con su carrera hace cuatro años. Fue en la primavera de 2015 cundo la vida de Allen dio un vuelco. Un cutre montaje fotográfico de ella como invitada a la gala de los Oscar se convertía en carne de meme y de comentario humorístico. Sin embargo, no era más que la punta de un iceberg. Unos días antes de la entrega de las estatuillas doradas, la actriz catalana concedía una entrevista para ¡Hola! anunciando el vestuario que llevaría en el evento. En la publicación se anunciaba que era la única española invitada a la gala. La invitación que enseñaba en el semanario también era falsa.

Los medios de comunicación comenzaron a rememorar su vida y sus declaraciones. Allen había anunciado en Pasapalabra que iba a participar en The Big Ban Theory y habló de su intervención en White Collar con Matt Borner. Ninguno de las dos colaboraciones existió nunca, así como su contrato para ser imagen del Hard Rock Café de Milán. Anna había saltado a la fama gracias a su papel de Marta Alcántara en Cuéntame y había participado en varias series televisivas tanto a nivel nacional como en el circuito catalán.

¿Cómo se gestó la caída de la actriz?

Desde entonces todo en torno a Anna Allen pareció llenarse de misterio. Desapareció como si se la hubiese tragado la tierra. Su nombre sonó para la edición de Supervivientes 2016. Unos medios la situaban en el pueblo de su madre, Flora, Sardañola del Vallés (Barcelona). El programa Viva la vida (Telecinco) por su parte intentó localizarla en un pueblo castellonés donde reside su hermano. Otras fuentes la sitúan en Italia.

Para muchos los errores de Anna tienen un nombre propio: Mar Rodríguez, la última representante de la actriz, que previamente había sido una fan. Rodríguez es más localizable que Anna, pero desde luego evita a los medios como a la peste. Entre los compañeros de la actriz son muchos los que hablan, pero siempre off the record. Nadie quiere hablar abiertamente sobre qué ocurrió con la actriz. Entre sus compañeros sólo dos veteranos, Imanol Arias y José Coronado, se pronunciaron ante la prensa sobre el tema.

Anna con su foto trucada en los Oscar. 

“A veces un representante te hace tomar decisiones equivocadas, pero quien paga las consecuencias eres tú, porque eres la cara conocida. Seguramente a Anna le acabó superando eso, pero una representante que quiere y cuida a su representado no hace eso”, asegura un actor que trabajó en teatro con Allen. “No he vuelto a saber nada de ella. No me gusta hablar del tema porque luego los compañeros te dicen de todo. Es como si hablar con libertad de un tema te pasa factura, pero bueno. Esta profesión es así. Luego nos ponemos todos de acuerdo para hablar del Sahara, pero cuando surge un tema de nuestro mundo nos volvemos cainitas”, reflexiona.

Otros no lo tienen tan claro y lo achacan a los supuestos problemas psicológicos de la actriz y a su ambición. “Mar Rodríguez no era una profesional. Era una amiga íntima o lo que sea de Anna que llevaba sus asuntos como los podía llevar su hermana o una prima. Ella dejó a José Triana, su anterior representante, porque creía que estaba estancada y supongo que con la tal Mar pretendieron hacer que su nombre sonase en la prensa, pero claro con el embolado que metieron a ¡Hola! hablando de los Oscar y demás, se salió todo de madre”, apunta un representante de artistas.

Ahora, a falta de la confirmación de Netflix, Paquita Salas puede suponer su vuelta al mundo del espectáculo en una serie que ya parodió su caso a través de un personaje de ficción interpretado por Claudia Trissac en la primera temporada. La autoparodia de otras actrices como Ana Obregón, Mariona Terés o Lidia San José en la serie que protagoniza Brays Efe les ha servido para redirigir su carrera. ¿Pasará los mismo con Anna Allen?

COMPARTIR: