15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según la asociación de consumidores el principal objetivo es vender un evento de entretenimiento pero no la hostelería

Los consumidores de Facua denuncian al Festival Gigante de Guadalajara por no dejar pasar comida y bebida

Facua-Consumidores en Acción ha denunciado al Festival Gigante, un evento musical que se celebrará del 29 al 31 de agosto en Guadalajara, por prohibir el acceso a las instalaciones del evento con alimentos o bebida adquiridos en el exterior.

La asociación continua su cruzada contra los festivales que tienen "cláusulas abusivas". Así lo ha dado a conocer este martes la organización de consumidores, que ha concretado que la denuncia ha sido presentada contra la promotora Sideral Music SL ante la Dirección General de Salud Pública de Castilla-La Mancha. Facua ha denunciado 45 los conciertos de estas características en 2019.

Asimismo, Facua ha argumentado que el festival indica en su página web que "está prohibido entrar con bebidas y con comida al interior del recinto" e incluye como excepciones a "niños pequeños, alérgicos, celíacos o personas con alguna necesidad alimenticia especial presentando justificante médico".

"Dado que su actividad principal es la celebración de conciertos y no la hostelería, Facua entiende que es abusivo prohibir la entrada al recinto con comida y bebida procedente del exterior, ya que, según se indica en la propia web, se podrán adquirir alimentos en las instalaciones", ha apuntado la organización.

Facua, consumidores en acción, piensa que no. La organización ha iniciado una cruzada contra los festivales que no permiten el ingreso de comida y bebida por considerar la cláusula “abusiva". Así lo explica a elcierredigital.com, Jordi Castilla de la asociación “Nosotros creemos que es abusiva en tanto, es una forma de conseguir más dinero por actividades que no son el fin último del evento” explica.

Los controles son comunes en varios eventos de este tipo.

Castilla considera que los festivales de música tienen el entretenimiento y espectáculo como fin último, por tanto, la actividad hostelera no debería estar tan regulada, ya que es una medida que “obliga” a los asistentes a comprar comida y bebida dentro a “precios altísimos”. Ante esta situación, la organización de consumidores ha interpuesto 43 denuncias contra distintos festivales de toda España que buscan eliminar esta clausula.

 La asociación fundamenta las denuncias en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que en su artículo 82.1, que establece “Se considerarán cláusulas abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquéllas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato”.

También ha esgrimido que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha sobre la prohibición de entrar a los cines con comida y bebida recoge que "resulta irrazonable entender la limitación de la capacidad de elección del consumidor" y que "si se limita la posibilidad acceder a la sala en función de la procedencia de los productos y sólo se pueden consumir los adquiridos en su interior, resulta que de manera indirecta se está imponiendo que utilice servicios que en principio no ha solicitado pero que se ve forzado a pedir a la propia empresa".

FACUA considera que la hostelería no es el motor económico principal de estos eventos.

Además, Facua ha reiterado que la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) publicó en 2016 un informe, también relacionado con la prohibición en cines, en el que concluía que existía una "cláusula abusiva" ya que el consumidor "se ve privado de la prestación principal, de forma injustificada, habiendo abonado la entrada, en base a una limitación impuesta unilateralmente respecto a un servicio accesorio que no ha solicitado, y teniendo en cuenta que la actividad básica de la empresa no es la venta y distribución de comida y bebida".

Más denuncias

De este modo, la asociación ha solicitado a los usuarios que acudan a eventos de este tipo, cines o parques de atracciones, en los que se establezca dicha prohibición que se lo comuniquen para formular las oportunas denuncias contra las empresas responsables de las mismas.

En los meses de mayo, junio y julio se han presentado denuncias contra los organizadores del Black is Back, Download Festival y Love the Tuenti's, los tres en Madrid, el Holika Festival de Navarra, el Conexión Valladolid, el Interestelar Sevilla, el Tomavistas de Madrid, el Iruña Rock Festival, el Spring Festival de Alicante, el Cabo de Plata de Barbate (Cádiz) y el No Sin Música de Cádiz, Low Festival 2019 de Benidorm (Alicante), Bay of Biscay de Bermeo (Vizcaya), el Reggaeton Beach Festival en sus ediciones de Barcelona y Santander, el Palencia Sonora y el Festival de Les Arts de Valencia.

También ha sido denunciados el BBK Music Legends Fest de Vizcaya, el Azkena Rock de Vitoria, el Paraíso Festival, el O Son do Camiño de Santiago de Compostela, el Atlantic Fest de Illa de Arousa (Pontevedra) el Weekend Beach Festival de Torre del Mar (Málaga), el BBK Live, el Mad Cool de Madrid, el Barcelona Beach Festival, el Sónar 2019, el DGTL Festival y el Unite With Tomorrowland de Barcelona.

El Pirata Rock Gandía, el 4ever Valencia Fest, el Iboga Summer Festival y el Mediterránea (Tavernes de la Valldigna, Valencia), el Abeja Rock de Béjar (Salamanca) y el concierto de Rosalía en Córdoba, además de presentar denuncias contra el Resurrection Fest de Viveiro (Lugo), el Río Babel de Madrid, el Silfest Valdeorras, el Rock Fest Barcelona y el Huercasas Country de Riaza (Segovia) son el resto de eventos denunciados por Facua.

COMPARTIR: