31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA OPERACIÓN SIERRA-ROMEO PONÍA FIN A UNA ESCALADA BÉLICA ENTRE ESPAÑA Y MARRUECOS Y Las Ketchup LIDERABAN LA LISTA DE ÉXITOS MUSICALES DE 20 PAÍSES

'Qué fue del verano de...' 2002 (VI): La invasión del islote Perejil por Marruecos y el triunfo del 'Aserejé'

/ 'Reconquista' de la Isla de Perejil por las tropas españolas.
El verano de 2002 estuvo marcado por un conflicto diplomático entre España y Marreucos. En juio de ese año el paía alauita decidió tomar el Islote de Perejil perteneciente a España. La reacción de España no tardó en hacerse notar. Ese año Las Ketchup con su canción 'Aserejé' consiguieron liderar la lista de éxito musicales de más de 20 países.

El verano de 2002 todo el mundo estuvo pendiente de un suceso que, a pesar de tener un toque esperpéntico, supuso una de las mayores crisis diplomáticas con Marruecos. La política de Aznar nunca había dado prioridad a las relaciones con el Gobierno de Rabat pero lo sucedido ese verano supuso uno de los gradnes momentos de tensión entre ambos países. 

A las 6:00 de la mañana del 17 de julio de 2002, las unidades enviadas por Moncloa saltaron desde los seis helicópteros habilitados hacia el islote dispuestos a recuperar su control. La consigna estipulada por el expresidente popular estaba clara: “cero bajas”. Antes de llegar a este momento, conviene recordar al lector el camino que llevó a la autorización de esta operación. Para entender de forma nítida el asunto, debemos retrotraernos a julio de 1999. En esta fecha, Mohammed VI ascendía al trono marroquí. Dos años después de su coronación, en 2001, Rabat informaba de que “llamaba a consultas” a su embajador en Madrid por "ciertas actitudes y posiciones españolas". Toda una declaración de intenciones.

la rivalidad pesquera entre las dos potencias mediterráneas, unida a las sempiternas reclamaciones marroquíes de los territorios que España posee en África, muy especialmente el Sáhara occidental, constituyeron durante décadas el continuo tira y afloja que determinó las relaciones diplomáticas entre ambos países. El asunto saharaui era especialmente peliagudo. Aznar se mostró favorable al censo propuesto por la Misión de Naciones Unidas para el referendo en el Sahara Occidental, un gesto interpretado por los marroquíes como una auténtica traición.

En cualquier caso, tras varios intentos de reducir la tensión, en los que se sucedieron amenazas veladas y presiones de todo tipo, en medio de un ambiente viciado aconteció lo más inesperado. El 11 de julio de 2002 un grupo de gendarmes marroquíes, bajo el pretexto de estar realizando una operación antidroga, ocuparon el islote del Perejil. La noticia conmocionó a las autoridades españolas, a las que no se había comunicado aviso alguno de las intenciones de los marroquíes.

El expresidente Aznar fue uno de los grandes promotores de la operación Sierra-Romeo.

Dos banderas de Marruecos fueron colocadas en la isla y una patrullera de la Guardia Civil se acercó para investigar los hechos. Las amenazas de los ocupantes del islote hicieron retroceder a los miembros de la Benemérita. Esa misma noche, el país africano anunciaba su intención de no retirar a sus efectivos de la isla. Entre el 12 y el 16 de julio no se hablaba de otra noticia en los medios. La cobertura del incidente fue total. El Gobierno español, representado en la figura de la ministra de exteriores Ana Palacio, así como organizaciones como la Unión Europea o la OTAN presionaron a los representantes de la diplomacia marroquí para que abandonaran la isla pacíficamente con la mayor celeridad posible, pero Rabat no cedió.

Paralelamente, España reforzaba su presencia militar en las ciudades más próximas al islote del Perejil al tiempo que Marruecos enviaba, desde la base de Alhucemas, un destacamento de infantería de la marina, aumentando su poder bélico en la isla y confirmando la militarización del conflicto. La tensión se materializó cuando España emitió un ultimátum contra el país africano, instando al mismo a retirar sus tropas de la isla antes de las 2:00 de la mañana del 17 de julio. Cuatro horas después de la fecha, Aznar ordenó la ejecución de una rápida operación militar para recuperar la ubicación; la operación Sierra-Romeo, que muchos consideraron desproporcionada.

El triunfo del Aserejé 

El 10 de junio de 2002 Las Ketchup estrenaron oficialmente el primer sencillo de su disco, Aserejé. El tema se convirtió en un éxito y copó las listas musicales de España, México, Argentina, Canadá, Brasil, Nueva Zelanda, Australia y algunos países de Europa. La canción, que recibió el nombre de The Ketchup Song en los países de habla no hispana, consiguió ser número uno en más de 20 países, vendió más 7 millones de copias y ocupó rápidamente el puesto 103 de los singles más vendidos de la historia de la música.

Tal fue el éxito de Aserejé que alrededor de este single surgieron algunas polémicas disparatadas, como la que sostenía que detrás de esta letra tan peculiar se ocultaban mensajes satánicos. Sin embargo, su origen es totalmente inocente. Según explicó Queco en una entrevista, surgió a raíz de un juego con su hijo y decidieron hacer una parodia de la primera canción oficial del hip-hop: “Rapper’s Delight de los pioneros de este género, The Sugarhill Gang”.

Gracias al éxito cosechado las tres hermanas ganaron una pequeña fortuna aunque quien se hizo realmente millonario fue el creador, que de cada venta se embolsó 1,2 euros. También sirvió para que en 2006 representaran a España en Eurovisión, donde quedaron las terceras por la cola, en el puesto 21. A partir de ese momento, su popularidad cayó en picado.
COMPARTIR: