16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se celebrará el 10 de octubre y será una novillada CON 4 UTREROS DE SÁNCHEZ-FABRÉS, UNA GANADERÍA HISTÓRICA de esta rama de Santa Coloma

La localidad francesa de Saint-Server organiza una doble jornada taurina para mantener el encaste Coquilla

Uno de los utreros que se lidiarán en la corrida matinal de la jornada taurina en Saint-Server
Uno de los utreros que se lidiarán en la corrida matinal de la jornada taurina en Saint-Server
La jornada del 10 de octubre tendrá lugar en la comuna francesa de Saint-Server una doble novillada. La Asociación Colectivo Pedro Llen ha vuelto a organizar, ocho años después, una novillada con el ganado de Sánchez-Fabrés. Al igual que en 2013, la situación de la ganadería de encaste coquilla es crítica por la crisis del coronavirus. Esta asociación, creada ese mismo año para mantener el trabajo del ganadero, nuevamente ha organizado una corrida con este mismo fin.

El domingo 10 de octubre, en la plaza de toros de Saint-Server, se podrá disfrutar de una doble jornada taurina. La primera tendrá lugar en horario matinal, a las 11 de la mañana, mientras que la de la tarde no se celebrará antes de las 17 horas. Los organizadores de las novilladas son el Colectivo Pedro Llen y la Peña Joven Afición. Esta última es tradicional que lleve a cabo una novillada durante la semana taurina-cultural de Saint-Server. La novedad es la organización de un festejo matinal de la mano del Colectivo Pedro Llen.

Esta asociación se creó para organizar un festejo con reses de la ganadería Sánchez-Fabrés hace ocho años en esta misma localidad y debe su nombre a la finca donde se crían las camadas de toros de procedencia Coquilla. Su creación se debe a una llamada de Juan Sánchez-Fabrés, el ganadero, que se puso en contacto con Antoine Capdeville y otros aficionados taurinos por un lote de cuatreños que se habían quedado sin lidiar en una novillada con caballos en Madrid por culpa de unos temas veterinarios. Antoine Capdeville, presidente del colectivo Pedro Llen cuenta a elcierredigital.com: “Nos dijo que quería mandar todo al matadero porque nadie le iba a comprar la corrida y que no quería saber nada de esto”.

La situación era crítica para una ganadería histórica como Sánchez-Fabrés. La importancia de una ganadería que ha cortado dos rabos en Las Ventas y ha sido lidiada por toreros como Manolete o El Cordobés llevó a Antoine y un grupo de personas a intentar mover la información de este lote restante para saber si alguna plaza de toros de Francia estaba dispuesta a comprarlos.

Al estar bastante avanzado el año, todas las corridas ya habían sido compradas y no quedaba hueco. “Entonces decidimos crear la asociación Pedro Llen específicamente para evitar la desaparición de este encaste histórico.  Como no teníamos ningún fondo ni subvención, intentamos hacer una llamada de fondos a los aficionados y la gente se volcó de tal manera que se recaudaron los fondos suficientes para poder dar esa corrida”, explica Antoine Capdeville sobre el origen del colectivo que preside.

Cartel promocional de la novillada sin picadores de Sánchez-Fabrés en 2013

La corrida en Saint-Server tuvo un gran éxito. Los matadores José Calvo, torero de Valencia, Luis Bolívar y Thomas Dufau lidiaron esos cuatreños de Sánchez-Fabrés. Se cortaron en total cinco orejas y el francés Dufau salió a hombros esa jornada. El colectivo Pedro Llen consiguió su objetivo, que se valorara el trabajo de la ganadería de encaste coquilla. Antoine Capdeville afirma: “Le dio fe para seguir al ganadero. Y aunque tiene una camada muy corta sigue manteniendo el encaste”.

El impulso que le había dado esta corrida en 2013, sin embargo, no era suficiente para un encaste coquilla que ha perdido todo el interés en las ferias grandes y que parece únicamente circunscrito a las novilladas. Además, la llegada del coronavirus ha puesto nuevamente contra las cuerdas a la ganadería de Juan Sánchez-Fabrés.

Por eso, al igual que en 2013, volvió a realizar una llamada sobre un lote de utreros que no había podido ser lidiado e iría al matadero. “Como no se había cerrado la asociación fundada y como tenemos muchas relaciones con la peña Joven Afición de la que también formamos parte, decidimos lidiarla el mismo día para hacer una jornada completa con dos novilladas con caballos”, dice Antoine Capdeville.

Cartel de la jornada taurina en Saint-Server del día 10 de octubre

De tal manera, la corrida, que tendrá lugar a las 11 de la mañana, contará con cuatro utreros de Sánchez-Fabrés a los que se enfrentarán dos triunfadores de esta temporada y con mucha proyección: el albaceteño José Fernando Molina y el sevillano Álvaro Burdiel. El primero vuelve a tierras galas después de dos actuaciones importantes en Dax (2020 y 2021) y el sevillano de la escuela madrileña hará su presentación con caballos en Francia.

Por la tarde, a las 17 horas, la peña Joven Afición dará su tradicional novillada. Este año será con caballos y debutarán en novillada con picadores las ganaderías locales de Alma Serena y Casanueva. Para dar lidia y muerte a los utreros estarán Manuel Perera y Yon Lamothe. Perera es el número uno del escalafón y viene de triunfar en Sevilla y Lamothe es un torero de la tierra que acaba de cortar tres orejas en Bayona y otras tres en Roquefort.

“El objetivo de esta corrida es mantener el encaste coquilla ya que creemos que es bueno tener variedad y no cerrarnos únicamente a un encaste propio”, defiende Antoine Capdeville. Muchos encastes y toreros diferentes es lo que presenta esta jornada taurina del 10 de octubre. Además, se ayudará a ganaderos que están viviendo un momento complicado y se dará oportunidad a toreros jóvenes con mucho potencial.

COMPARTIR: