23 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio presentó este lunes en el registro del Ayuntamiento de Madrid una petición para detener el derribo

La noticia de 'Elcierredigital' sobre la conversión del histórico Real Cinema en un hotel provoca indignación popular

Real Cinema
Real Cinema
La información de 'El Cierre Digital' sobre la transformación del Real Cinema en un hotel ha tenido consecuencias. Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio ha presentado este lunes en el registro del Ayuntamiento de Madrid una solicitud para que se paralice el derribo dado que es un edificio anterior a 1936 algo que le hace estar protegido por la Ley 3/2013 de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

La denuncia de Elcierredigital.com sobre la próxima construcción de hotel en el lugar donde todavía se erige el Real Cinema, uno de los cines (luego teatro) más antiguos de España, ha despertado todas las alarmas y puesto en guardia a asociaciones y a defensores del patrimonio cultural y artístico.

La Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio ha presentado este lunes en el registro del Ayuntamiento de Madrid una solicitud para que se paralice el derribo del Real Cinema, dado que el edificio es un cine anterior a 1936, en concreto se inauguró en 1920 por el entonces Jefe del Estado el Rey Alfonso XIII, y esto le hace estar protegido por la Ley 3/2013 de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

Desde MCYP aseguran que actúan para defender “el hecho cultural como valor indisociable del Real Cinema y su trascendencia en la vida cultural madrileña a lo largo de casi un siglo, que lo cumplirá el día de San Isidro del año en curso”. 

'El hombre de Central Park' fue uno de los éxitos representados en el Real Cinema. 

Un lugar que asistió a momentos históricos que dicha Asociación ha querido rescatar para la memoria: “En 1924 el egiptólogo Howard Carter dio una conferencia en el Real Cinema sobre el descubrimiento de la tumba de Tutankhamón; en 1931 fue Ortega y Gasset quien se subió a las tablas a conferenciar al público; Miguel Maura lanzó proclamas políticas, y entre los estrenos y proyecciones figuran Intolerancia, El Gabinete del Doctor Caligari, Metrópolis, Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis o La Máscara del Zorro”.

Un escenario, el del Real Cinema que también tuvo lujo de albergar actuaciones como las de Victoria de los Ángeles en 1947 o Alfredo Kraus en 1964 o el estreno de El Dorado de Carlos Saura en 1987 fon la presencia de los entonces Reyes de España Juan Carlos y Sofía.

“Al concurrir por todo lo expuesto en los requisitos para gozar de amparo como BIP, según la Ley 3/2013 de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, el Real Cinema está protegido y se debe mantener, por lo que se ha de desautorizar su derribo”, concluyen desde la Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio.

“Lo triste es que se está reivindicación se haga sólo desde una asociación histórica. La gente del teatro estamos desunidos y no hemos reaccionado. Estamos cada uno por nuestro lado y no hemos hecho nada. Protestamos mucho pero luego no se articula en nada concreto”, asegura a Elcierredigital.com una conocedora del mundo del teatro.

Un cine casi centenario

El Real Cinema comenzó a construirse por parte de la empresa Sagarra con diseño de Teodoro Anasagasti que le dio un estilo mudéjar en 1918. Abrió sus puertas dos años después con la proyección de las películas El cuarto número 23, La hija del Plata y Las vacaciones de Solly. y se ganó el apodo de Real al ser inaugurado por Alfonso XIII. El cine fue toda una revolución en el Madrid de la época, con 3.500 localidades, un ascensor y un cine al aire libre con capacidad para trescientas personas. Durante la II República, cuando se eliminó cualquier referencia a la monarquía, pasó a llamarse Cine de la Ópera. La primera etapa de su historia -siempre como cine- se extendió hasta la Guerra Civil.

Mark Rahola Matutes.

Los daños que sufrió el edificio durante los bombardeos al principio de la Guerra impidieron su reapertura tras la contienda. En noviembre de 1943 el ayuntamiento concedió licencia para la reconstrucción. Al reabrirse en diciembre de 1945 todavía se conservaban el torreón y buena parte de la fachada original. El 5 de mayo de 1965 abrió sus puertas otra vez con el nombre de Nuevo Real Cinema y la proyección de una gala de ballet del Covent Garden. En 1992 se transformó en un multicine de cuatro salas.

En los noventa pasó a ser gestionado por Enrique Cornejo como teatro y se convirtió en uno de los escenarios más exitosos de Madrid con títulos como La ratonera de Agatha Christie con Encarna Paso y Jaime Blanch a las órdenes de Ramón BareaEl hombre de central park una obra de Santiago Moncada que se estrenó en 2005 con Carlos Larrañaga y Marisa LahozUsted tiene ojos de mujer fatal de Enrique Jardiel Poncela con Lara Dibildos y Rosa Valenty o Cinco horas con Mario de Miguel Delibes con Lola Herrera.

“En los años 2000 se levantó un bloqueo por parte del concejal Ignacio del Río que permitió usar los teatros para usos terciarios, como hoteles y servicios. Algo prohibido en Madrid hasta entonces. El daño que ha hecho a la cultura este personaje, a la sazón registrador de la propiedad, Ignacio del Río, hoy desaparecido de la escena pública, ha sido incalculable. En el Real Cinema se dan todas las circunstancias de lo mal que se tratan los teatros en España. Ya en su día su fachada se cambió totalmente y no se tuvo en cuenta ni siquiera el lugar en el que se emplaza”, aseguraron desde AMIThE (Asociación Nacional de Amigos de los Teatros Históricos de España) a Elcierredigital.com. 

Es Marc Rahola Matutes, sobrino del exministro de Asuntos Exteriores de José María Aznar, Abel Matutes, quién en los próximos meses verá como en la plaza de Ópera se erige un nuevo hotel de su cadena. Un emblemático lugar donde antes hubo un cine que estaría a punto de ser centenario. Otro más.

COMPARTIR: