18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tanto su odontólogo Eduardo Anitua como su traumatólogo Mikel Sánchez residen en la capital alavesa, pero su deseo es visitar las bodegas de la zona

La nueva ruta en España del rey Emérito: Vitoria y sus médicos y las bodegas de La Rioja Alavesa

El Cierre Digital en Las Bodegas Rothschild y el Rey Juan Carlos I.
Las Bodegas Rothschild y el Rey Juan Carlos I.
El viaje a España de Juan Carlos de Borbón se ha alargado más allá del domingo. Tras su estancia en la localidad de Sanxenxo, el rey Emérito viajó hasta Vitoria donde ha visitado a su odontólogo personal, el doctor Eduardo Anitua. Esta nueva 'escala' no solo tendría como objetivo someterse a una revisión médica sino también disfrutar de su pasión por el vino con bodegas de la zona como las Rothschild&Vega-Sicilia, propiedad de grandes amigos del Emérito como los barones Rothschild y los Álvarez.

La estancia del rey Emérito en suelo español se ha alargado tras pasar cuatro días en la localidad gallega de Sanxenxo para ‘competir’ en las regatas con su barco 'El Bribón’ –en concreto, en el V Circuito Clase 6mR de la Copa de España–. Tal y como adelantaba elcierredigital.com, el monarca se encontraba “entusiasmado” y “con fuerzas”, a pesar de que solo pudo salir a navegar un día a causa de las inclemencias meteorológicas y tampoco asistió a la cena que ofrece el Real Club Náutico de la localidad gallega ni a la entrega de trofeos.

De momento, el monarca no va a volver a su residencia ubicada en la capital de los Emiratos Árabes Unidos pues, en última instancia, se ha desplazado hasta la ciudad de Vitoria en un vuelo que ha tomado con retraso, a media tarde de este domingo, desde el aeropuerto de la localidad de Vigo.

En la capital del País Vasco, el padre del rey Felipe VI mantiene grandes amistades, a las que podría visitar en esta nueva escala. Una de ellas es el doctor en estomatología Eduardo Anitua, a quien ya ha visitado en su clínica dental nada más aterrizar en Vitoria. El centro médico del doctor Anitua se encuentra muy próximo al Hospital Vithas San José, donde se encuentra la Unidad de Cirugía Artroscópica fundada y dirigida por el traumatólogo personal de don Juan Carlos, Mikel Sánchez.

Por otra parte, Vitoria se ha convertido en epicentro de notable relevancia para la familia real española, pues en la capital alavesa se encuentra el exduque de Palma, Iñaki Urdangarín, todavía yerno del rey Emérito, que se encuentra inmerso en un duro proceso de separación de la infanta Cristina. Curiosamente, el domicilio familiar del exduque de Palma se encuentra muy cerca de estas dos clínicas.

La infanta Cristina, don Juan Carlos de Borbón e Iñaki Urdangarin.

Pero lejos del terreno médico, el Emérito podría tener otra pretensión en esta nueva parada en su viaje a España, cuyo objetivo primordial era pasar unos días de descanso y diversión. Por eso, su deseo era degustar y visitar las bodegas de la zona, La Rioja Alavesa, donde tiene grandes amigos bodegueros.

Precisamente, es en la localidad alavesa de Samaniego donde se encuentran las Bodegas Benjamin, un proyecto de gran tradición vinícola, obra de la familia Rothschild y la familia Álvarez, propietaria de Vega-Sicilia en la que se elaboran los vinos bajo las denominaciones “Macán” y “Macán Clásico”. Este proyecto fue inaugurado el 23 de junio de 2017 por don Juan Carlos I, quien viajó junto a su primogénita, la infanta Elena.

De sobra es conocida la afición del rey Emérito al mundo vinícola por lo que esta nueva escala en España, no solo la habría aprovechado para someterse a una revisión médica sino que podría haber planeado disfrutar de una visita a las bodegas de la familia Rothschild. Con ellos,  don Juan Carlos mantiene un fuerte vínculo de amistad. Así haría real un sueño que le persigue y que el año pasado, tras las regatas de Sanxenxo, no pudo realizar: una ruta vinícola para degustar los mejores caldos, en ese caso, de Andalucía. 

La ciudad de Vitoria ha sido, por ahora, la última parada del monarca en su retorno a España. Se había especulado sobre una posible visita a Barcelona para ver a su nieto Pablo Urdangarin así como a su amigo Josep Cusí, quien se encuentra muy delicado de salud. Tal y como han declarado a elcierredigital.com fuentes cercanas al rey Emérito, "Cusí apenas es capaz de reconocer a nadie debido al estado en el que se encuentra tras sufrir un ictus y, por ello, el monarca ha preferido no acudir a verle. Pero le ha comunicado a sus familiares que si tuviera algún momento de lucidez allí estaría para abrazarlo".

Los Rothschild, posibles anfitriones del Emérito en Vitoria

Desde que iniciara su ‘exilio’ voluntario en agosto de 2020 en Abu Dabi, han sido contadas las ocasiones en las que el Emérito ha viajado hasta suelo español. En su último retorno ha vuelto por segunda vez a la localidad gallega de Sanxenxo, donde se ha refugiado en casa de su gran amigo, el regatista Pedro Campos.

Este domingo, tras pasar unos días en el municipio gallego, don Juan Carlos ha puesto rumbo a la ciudad de Vitoria, zona en la que tiene grandes amistades con boyantes negocios vinícolas. Entre ellas, figura la baronesa Ariane de Rothschild, viuda del barón Benjamin de Rothschild y quien se ha convertido en una de los máximos exponente del mundo vinícola. 

El barón Benjamin de Rothschild falleció en 2021 a los 57 años de edad víctima de un infarto. Era el primogénito del  barón Edmon Adolph de Rothschild, miembro de una de las familias de banqueros más influyentes y notorias del siglo XX en Francia. Tal y como recoge la cabecera del medio económico Challenges, la saga de los Rothschild es hoy en día la 18ª fortuna del país galo. Además de su potencia en el ámbito de las finanzas, la familia Rothschild posee una gran flota de barcos. El fallecido barón era aficionado a la caza y a la conducción de Ferraris Fórmula 1, los cuales adquiría directamente de la escudería. Un hobbie que también enamora a Juan Carlos de Borbón. 

Quiénes son los barones de Rothschild, los otros inquilinos de la amiga del  rey Juan Carlos? | Vanity Fair

Barones Rothschild.

Contrajo matrimonio en 1999 con la salvadoreña Ariane Langner, con quien tiene tres hijos, Naomi, Alice y Olivia. La baronesa ejerce hoy como subdirectora del grupo fundado por su suegro. Además, Ariane ha sido la precursora de la diversificación de los negocios de la dinastía hacia ámbitos como el golf, los restaurantes, el turismo y el sector del vino.

Además, son propietarios de la bodega Rothschild&Vega-Sicilia, en La Rioja alavesa, tras asociarse con la familia Álvarez, propietaria de Vega-Sicilia, que produce el famoso vino del mismo nombre que tanto apasiona al rey Emérito. En su bodega alavesa de Samaniego producen el vino Macán, además, los Rothschild poseen viñas en Francia, Sudáfrica y Argentina. Es más, en las cavas  francesas elaboran algunos de los caldos más exclusivos del sector vinícola como el Château Lafite Rothschild, considerado uno de los vinos más caros del mundo.

La relación del Emérito con los Rothschild tiene su origen en la ciudad de Palma de Mallorca. El matrimonio, que solía mantener un perfil bajo frente a los medios de comunicación, acostumbraba a pasar sus vacaciones estivales en la ciudad balear donde solía alojarse en la mansión de Marieta Salas, hija de un empresario franquista que fue incluso presidente de la Diputación de Mallorca y el que aprobó la cesión del Palacio de Marivent a la familia real española. Marieta Salas es además la viuda del príncipe georgiano Zourab Tchokotoua, íntimo amigo del Emérito.

El príncipe Zourab Tchokotua junto al rey Emérito.

Precisamente, Tchokotoua fue uno de los grandes apoyos de don Juan Carlos, 'Juanito'. Para entender la importancia del amigo Zourab en el entorno de Juan Carlos I basta recordar un dato, quizás anecdótico para muchos pero importantísimo para sus protagonistas: Tchokotua fue el hombre que presentó a Marta Gayà al rey Juan Carlos en Mallorca.

La entonces joven mallorquina se acababa de divorciar, después de cuatro años de matrimonio del ingeniero Juan Mena. Fue entonces cuando empezó a frecuentar la boite palmesana del Club de Mar, donde trabajó durante un año como relaciones públicas a las órdenes de Pepe Oliver. Esta conocida sala era el lugar donde el entonces rey de España se subía a las barras para bailar y pinchar música. 

El vínculo sentimental desde entonces del Emérito con Marta Gayá no ha sufrido altibajos, pues en varias ocasiones 'la dama' se ha desplazado hasta Abu Dabi para visitar a su amigo e, incluso, se ha especulado con que la mallorquina podría haber pasado las vacaciones de Semana Santa junto al Emérito en los Emiratos Árabes. 

La afición vinícola de don Juan Carlos

No es de extrañar que Juan Carlos de Borbón haya hecho una nueva parada en su segundo viaje a España en Vitoria. Allí, en plena Rioja Alavesa, por excelencia, tierra de viñedos, el Emérito puede disfrutar de otra de sus grandes aficiones: el vino.

Además de los ya mencionados Vega-Sicilia, caldos de una de las bodegas más antiguas de España y predilectos del rey Emérito, son muchas más las denominaciones favoritas de don Juan Carlos. Tal y como afirmó Carlos Moro, fundador de la Bodegas Matarromera, "tanto el Emérito como su hijo el rey Felipe VI comparten el gusto por los buenos caldos".

Está ROBERT BARATHEON de JUEGO de TRONOS INSPIRADO en el REY JUAN CARLOS I?  - Forocoches

Don Juan Carlos degustando un vino.

Entre los vinos preferidos por el Emérito figura Castillo de Ygay, un reserva especial de las Bodegas Marqués de Murrieta, con el que brindó en la cava privada de Zarzuela junto a su hijo tras su abdicación en junio de 2014. Además, también disfruta degustando los albariños y el B70, de las Bodegas Baigorri, vino icónico de la bodega localizada también en la Rioja Alavesa. 

Otra de las bodegas preferidas del Emérito es Carmelo Rodero, productora de caldos exclusivos de Ribera del Duero. Pero su preferido es el Château Lafite Rothschild al que sigue el Fos crianza, un vino elaborado en las bodegas de El Ciego que son propiedad del empresario valenciano Vicente Boluda, el naviero que quiso ser presidente del Real Madrid y que es un gran amigo del rey Emérito, con el que comparte mesa y caldos exclusivos.

COMPARTIR: