24 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Relata en sus memorias publicadas en 1980, ahora editadas en castellano, cómo Wallis Simpson sufrió un intento de secuestro en la España de Franco

Los secretos de la Duquesa de Windsor desvelados por su íntima amiga Diana Mitford: Su nazismo y su vida sexual

La Duquesa de Windsor.
La Duquesa de Windsor.
Diana Mifford escandalizó al Reino Unido en 1980 publicando un libro de memorias donde repasaba la historia de sus íntimos amigos, los Duques de Windsor. Un libro en el que se relatan las pasiones filonazis de la polémica Duquesa de Windsor así como las particularidades sexuales del matrimonio. Un relato lleno de anécdotas sorprendentes como un intento de secuestro por parte de los hombres de Hitler auspiciado por un Primo de Rivera en la España de Franco.

La Esfera de los Libros ha traducido al español las memorias de Diana Mitford, íntima amiga de Wallis Simpson, la mítica Duquesa de Windsor, la mujer que ocupó crónicas políticas y de sociedad en la primera mitad del siglo XX. En La duquesa de Windsor.
Memorias de una amiga, Mitford retrata a una mujer ambiciosa, loca por las joyas y el poder, pero también llena de miedos y dudas. 

Wallis se adelantó a Diana de Gales, a Sarah Fergurson y a Meghan Markle en ser una mujer ajena a la Casa Real inglesa que aterriza en ella para revolverla como un avispero. Posiblemente con quien más afinidad presentaría sería con esta última. Por ejemplo, tanto Meghan como Markel comparten origen. Ambas son de Estados Unidos, lo que no deja de ser el último fetiche para la realeza británica. Dos hijas de las antiguas colonias compadreando de tú a tú con la realeza. Otro punto de fricción era la política. Si Meghan se negaba a no tener voz, Wallis  era un filonazi. 

Los Duques de Windsor. 

Mitford desveló estas posiciones ideológicas de la Duquesa a principios de los 80, justo cuando los historiadores ingleses comenzaron a quitar romanticismo a la renuncia al trono de Eduardo VIII: no fue sólo su amor por una mujer divorciada y estadounidense. La influencia de los nazis en la que podría ser su consorte espantó al Parlamento ya  los Servicios Secretos

Mitford desvela las tendencias filonazis de la duquesa. Ideas que, por otra parte, compartía con la autora del libro en el que no quedan disimuladas. Claro que el 'maquillaje' por parte de la autora tiene que ver más con un asunto privado. En los años 30, mientras los amoríos del entonces Príncipe de Gales ocupaba páginas en todos los periódicos, las crónicas de sociedad británicas también se centraban en Diana Mitford que había iniciado un idilio con Oswald Mosley, fundador de la Unión Británica de Fascistas. En esos años ella estaba casada con  el Baron Moyne, heredero de la cerveza Guiness. En 1936 los dos amantes se casaron lejos de la prensa inglesa en la casa de Joseph Goebbles, Ministro de Propaganda nazi, en una ceremonia en la estuvo presente el propio Adolf Hitler

Exiliados en París, los Duques de Windsor en el punto de mira del nuevo Rey Jorge VI y, especialmente de la Reina Isabel, exacerbaron aún más su ideología. No sólo por vocación sino para buscar un futuro. Creían que de ganar Hitler la contienda mundial, éste podría convertirles de nuevos en Reyes del Reino Unido, si bien títeres del III Reich

Sin embargo, Mirford relata cómo los nazis quisieron secuestrar al matrimonio para utilizarlos como canje con el Gobierno inglés. El asunto tuvo lugar en 1940 cuando el matrimonio visitó Madrid de camino a Portugal donde, por orden de Churchill, debían embarcar para las Bahamas donde el Duque sería Gobernador. Una manera de alejar al exmonarca de la política europea. 

La Duquesa de Windsor en sus años de juventud. 

Según el libro, Miguel Primo de Rivera, hermano de José Antonio, intentó tenderles una trampa a su paso por la capital de España. En teoría, sabiéndolo el propio Franco que en esos momentos no ocultaba su alianza con Hitler y Mussolinni

Los secretos sexuales del matrimonio

Más allá de asuntos políticos Diana no ahorra detalles sexuales. Según la íntima amiga de Wallis, la Duquesa aprendió una serie de técnicas sexuales durante su estancia en China. Conocimientos que habría puesto en práctica para su ascensión social a su vuelta a Occidente. 

Portada del libro.

La Duquesa que muestra el libro es una mujer insaciable que fue infiel reiteradamente a su esposo calificado por la propia Wallis, según Diana, de “eyaculador precoz”. También se nos presenta como obsesionada con las joyas y poseedora de un sentido del humor bastante cínico con el que analizaba a algunas personalidades que ya forman parte de la Historia y que para ella eran cotidianidad: Jacqueline Kennedy, Balenciaga o Felipe de Edimburgo. 

COMPARTIR: