07 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El granadino ha conseguido hacer historia, como Javier Castillejo, al ganar el título mundial en dos pesos diferentes: supergallo y pluma

Kiko Martínez, campeón del mundo: "El boxeo es un deporte muy sacrificado, honesto y sin ayudas de ningún tipo"

Kiko Martínez.
Kiko Martínez.
Rafa Hinojosa, cronista deportivo de ElCierreDigital.com, charla con el boxeador Kiko Martínez tras su triunfo sobre Kid Galahad. El campeón pluma de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) se enfrentará al británico Josh Warrington el próximo 26 de marzo en el First Direct Arena de Leeds (Inglaterra). Será toda una revancha, cuatro años después de la pelea en la que el británico se impusiera al español.

Hoy tenemos el privilegio de entrevistar a una leyenda del boxeo español, Kiko Martínez, “la sensación”, que se proclamó campeón del mundo haciendo historia junto a Castillejo, al conseguirlo en dos divisiones diferentes. 

- Después de esa más que dudosa derrota en Inglaterra, ¿sentía que quizás la victoria tenía que llegar por KO para conseguir el cinturón?

 - Sí, yo creía que la pelea tenía que llegar por KO, las habilidades del rival, las mías, el público, por donde se hizo la pelea… tenía que ganar por KO sí o sí. Llegó antes de lo previsto, pero a partir del cuarto asalto yo iba a empezar a pelear para llevarme la victoria.

- Decían que después de la derrota contra Leo Santa Cruz y Josh Warrington difícilmente tendría una oportunidad así. ¿Pensaba que era difícil poder volver a pelear por un mundial?

- Sí, realmente siempre he sido una persona muy trabajadora, no espero a las oportunidades sino que voy buscarlas. Después de esas derrotas sé que iban a tardar en llegar esas peleas pero con mucho trabajo, esfuerzo y dedicación llegarían. El pensamiento era que a muy largo plazo llegaría un mundial.

- ¿Qué puede contarnos de la estrategia del combate? En los 3-4 primeros asaltos parecía que Kid Galahad estaba más cómodo y quizás ganando a los puntos. ¿Entraba dentro de lo planeado?

- La estrategia era esa, esperar la embestida de Galahad y a partir del cuarto o quinto asalto subir el nivel. Ya habíamos estudiado que es cuando decae un poco en las peleas, la idea era esa, pero sí que es cierto que no esperábamos que él saliera tan fuerte.

- En el quinto asalto, cuando Kid se fue a la lona, ya se le veía fuera de la pelea y le salvó la campana… ¿Crees que ahí su entrenador debió tirar la toalla?

- Al ser un título del mundo y un boxeador tan habilidoso tenía que seguir. Obviamente, los boxeadores estamos muy entrenados y podemos ganar una pelea estando noqueados, sí que es verdad que yo hubiera hecho lo mismo y mi esquina igual, es un título del mundo y hay que morir, si estas mal te puedes recuperar pero fue un golpe muy certero y no lo pudo asimilar.

- Ya es campeón en dos divisiones diferentes, aunque ya lo era, le hace leyenda del boxeo español junto a Javier Castillejo, los únicos españoles que lo han conseguido. ¿Ha hablado con él?

- Sí, hablé al día siguiente con él. Me llamó por teléfono para felicitarme y se alegró mucho por mí. Estar a las espaldas de Castillejo, mi ídolo, es un sueño para mí, todo lo que yo había soñado a lo largo de mi carrera. Javier dejó el pabellón muy alto y estar a su lado es maravilloso para mí.

Kid Galahad derribado por Kiko Martínez.

- ¿Hay algo que nos pueda contar de la defensa? ¿Hay revancha contra Galahad?

- Ya tenemos pelea el día 26 de marzo, defensa del título contra Warrington. Va a ser una revancha, ya peleamos en 2017 y, obviamente, le gané en su día y creo que le ganaré de nuevo, así que el 26 de marzo pelearemos contra él.

- Un ambiente hostil en Sheffield, pocos creían en usted pensando que Galahad tenía una defensa muy fácil. ¿Todo eso le motivaba más aún?

-Sí, eso me motivó mucho, para correr, entrenar, disciplina… el hecho de que no creyeran en mí me hizo estar más concentrado y seguro de mí mismo. El ambiente sí que fue muy hostil, estuvo muy mal, me insultaron mucho, su entrenador me llamó viejo, Galahad me llamó viejo también, no me respetaron en absoluto… Al final vieron que fui muy disciplinado, trabajador y que fui a ganar.

- Vemos en redes sociales que entrena a jóvenes, ¿quiere hablarnos de algún pupilo en concreto? ¿Algún futuro olímpico, o tirarán por profesional directamente?

- Pues entreno a mi sobrino, que está en la selección española con Vicente Fernández también, entre todos estamos sacando lo mejor de él. La idea que yo tengo es que sea campeón de olímpico, es muy joven aún y está con su carrera amateur, más tarde que él decida pero a mí me gustaría que hiciera dos ciclos olímpicos. Tengo otro boxeador, José Sierra, y lo veo más bien profesional por su edad y experiencia, a la larga va a ser más profesional y creo que no debería estar mucho tiempo en amateur. Poco a poco la idea es esa, ir sacando más boxeadores. En amateur este año tendré a más chicos. Quiero ayudarlos todo lo que pueda y darles buenos consejos.

- ¿Qué crees que hace falta para que se reconozca más el boxeo y se valore como se merece este noble deporte?

- Yo creo que para levantar el boxeo hay que meter una televisión pública o privada que ayude realmente a los boxeadores y manager, no sólo retransmitirla, sino apoyar económicamente para que los boxeadores ganen más dinero y los promotores puedan hacer más boxeo.

- ¿Por qué la televisión pública no le da el reconocimiento que debería? Representa a España siempre que sale a pelear y no se promociona ni se anuncia como se merece.

- Necesitamos, como te he dicho, que se apueste de verdad por el boxeo, todos los boxeadores trabajan, estudian… no se dedican exclusivamente al boxeo. Todo el mundo debería de saber eso, el boxeo es un deporte muy honesto, sacrificado. No hay ayudas de ningún tipo. Para que el boxeo se levante necesitamos, como te he dicho, que se apueste de verdad, hasta que eso no pase el boxeo no irá hacia arriba por muchos campeones que tengamos, siempre nos tocara irnos fuera a pelear por el dinero que nos den. 

COMPARTIR: