25 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La representante, madre de la actriz Lola Dueñas, murió el pasado 13 de abril tras años en una residencia pero no se ha sabido hasta días después

Muere María Navarro, guardiana de los secretos de Isabel Pantoja y Encarna Sánchez

María Navarro e Isabel Pantoja.
María Navarro e Isabel Pantoja.
María Narro fue durante años la sombra de Isabel Pantoja. Se encargaba de cuidar de la carrera de la tonadillera y de mantener a raya a los periodistas, entre los que se ganó mala fama. Navarro falleció el pasado 13 de abril en la residencia en la que vivía desde hacía seis años en Aravaca. Sin embargo, su fallecimiento no ha trascendido a los medios hasta que la ha comunicado la periodista Chelo García Cortés. María Navarro desapareció del entorno de Isabel Pantoja alrededor de 2013.

María Navarro fallecía el pasado 13 de abril en la residencia de Aravaca en la que vivía desde hacía seis años aquejada de una enfermedad que afectaba a su memoria. Fue la periodista Chelo García Cortés quien comunicó la noticia en el programa Sálvame del viernes. García Cortés señaló que María murió "rodeada de las personas que la querían de verdad" y recriminó a Isabel Pantoja no acudir a verla en todos los años en los que estuvo ingresada en dicha residencia. Según la periodista, cuando compartió estancia en Honduras con la tonadillera durante la edición de Supervivientes de 2019, le aconsejó que fuera a ver a María pero la cantante no lo hizo. 

Lo cierto es que la figura de María Navarro está unida inevitablemente a la de la folklórica. Durante dos décadas, María fue la sombra de Isabel Pantoja. Se encargaba de su carrera artística y de su relación con los medios. Su gesto adusto con los reporteros le hizo ganarse mala fama en la prensa del corazón, que la retrataban como un cancerbero dispuesto a todo por proteger a la cantante. 

Muchos años antes de conocer a la Pantoja, María ejercía como directora teatral en la compañía Teatro Estable Castellano (TEC). Eran los años sesenta y el grupo se caracterizaba por realizar obras innovadoras para la época. En él conoció al actor toledano Nicolás Dueñas, con el que se uniría sentimentalmente y tendría dos hijas, Ana y Lola. La segunda, es la hoy celebrada actriz Lola Dueñas, ganadora de dos premios Goya. 

Nicolás Dueñas y Emma Ozores. 

Tras su separación de Nicolás Dueñas, María comenzó su relación con los medios de comunicación. Se convirtió en la responsable de producción de Jesús Quintero en su exitoso programa nocturno en la Cadena SER. En cuanto a Nicolás Dueñas, vivió años después un romance de madurez con la actriz Emma Ozores. El actor falleció en 2019 víctima de cáncer. 

De Encarna Sánchez a Isabel Pantoja

Aunque se convirtió en indispensable para 'el loco de la colina', María recorrió la distancia entre Gran Vía, 32, sede de la SER, y el edificio de la COPE, situado detrás del Palacio de Cibeles, para empezar a trabajar al lado de Encarna Sánchez. Junto a la polémica locutora se encargó de las tareas de producción y se convirtió en su mujer de confianza. 

Cuando Isabel Pantoja entró en al vida de Encarna, a principios de los 90, ésta tomó la decisión de que María se encargara de cuidar de la carrera de Isabel. Algo que hasta entonces hacía Tony Caravaca, exmarido de Charo Vega hoy concursando en Supervivientes.

Cuando en 1995 se rompió la amistad entre Encarna Sánchez e Isabel Pantoja tras la llegada a la vida de la tonadillera de María del Monte, Navarro opta por dejar a la locutora y unirse a Isabel. María viviría casi dos décadas siendo la sombra de la intérprete de Marinero de luces. Vivió sus años de esplendor, de largas giras por América, rodajes y éxitos discográficos pero también el inicio de su caída a raíz de su relación sentimental con el alcalde marbellí Julián Muñoz y sus posteriores problemas con la justicia. 

Lola Dueñas. 

Aunque el vínculo profesional y personal entre María e Isabel siguió durante años, no era ningún secreto que la relación entra la representante y el nuevo novio de la artista, Muñoz, era tensa. En 2013, cuando ya la historia entre Julián e Isabel había terminado y ambos estaban pendientes del juicio por el Caso Malaya, María desapareció del entorno de la artista. Fue entonces cuando su hermano, Agustín Pantoja, empezó a decidir cada vez más sobre la carrera de la Pantoja. 

Fiel a su estilo, María nunca habló sobre si hubo o no desavenencias en su alejamiento de la cantante. Lo cierto es que su hija mayor, Ana, estaba aquejada de una enfermedad y centró sus esfuerzos en estar al lado de ella hasta que falleció en 2016. En su momento, se comentó en los medios la frialdad de Isabel que no se habría puesto en contacto con María Navarro en tan duro trance. Ese año fue la última vez que la prensa fotografía a María. 

Tres años después, durante una ceremonia de los Goya, su hija Lola se emocionaba al hablar de su madre y aseguraba que se encontraba "bien cuidada". Finalmente, el fallecimiento de María Navarro ha trascendido a los medios, a esos a los que tantas trabas ponía siempre, muchos días después de que se produjera, llevándose consigo los secretos de dos de las mujeres más polémicas de la vida social española: Encarna Sánchez e Isabel Pantoja. 

COMPARTIR: