30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El controvertido arquitecto Enrique Bardají ha sido elegido para la actualización del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos de la capital de España

Temor popular: El Patrimonio Histórico de Madrid en manos de un "anti conservacionista"

Enrique Bardají.
Enrique Bardají.
El futuro del patrimonio arquitectónico de Madrid está en manos de Enrique Bardají, que en una reciente entrevista a eldiario.es se define como no proteccionista. El Ayuntamiento de la capital le adjudicó el pasado mes de abril el contrato para la realización de los trabajos de campo que servirán para la revisión y actualización del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos, del que dependen "qué edificios de la ciudad no puede permitirse perder Madrid".

Enrique Bardají, socio fundador y director general de Enrique Bardají y Asociados SL, entidad a la que el Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Desarrollo Urbano, adjudicó el pasado mes de abril el contrato para la realización de los trabajos de campo que servirán para la revisión y actualización del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos de la capital, dice de sí mismo en una reciente entrevista concedida a eldiario.es que no se considera proteccionista. 

"Yo no estoy en la línea de proteger el patrimonio, sino de proteger la ciudad. Toda arquitectura que se integra en la ciudad y es buena para la ciudad es buena arquitectura. Toda modificación del patrimonio que se haga desde la perspectiva de la ciudad es una intervención que puede valorarse", señala al citado medio. En sus manos, se halla el futuro de una ciudad ya lo suficientemente castigada por la desprotección. Porque el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos es uno de los documentos que integra el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, aprobado el 17 de abril de 1997, y de él dependen las obras que se pueden o no llevar en cada en las diversas edificaciones. Es decir, como se recoge en la citada entrevista, señala "qué edificios de la ciudad no puede permitirse perder Madrid".

Por ello, que este trabajo recaiga sobre un arquitecto no proteccionista preocupa especialmente a asociaciones que velan por conservar el patrimonio, que no quieren que casos como el de Canalejas o el de las cocheras de Cuatro Caminos se repitan por toda la ciudad. 

El escándalo de la Operación Canalejas

La conversión del centro histórico de Madrid en un macrocomplejo hotelero de lujo no es del desagrado de Bardají. El arquitecto considera que el trabajo que Carlos Lamela hizo en el conjunto de siete edificios de Canalejas fue "modélico", aunque reconoce que la vista desde la Puerta del Sol "es dudosa por el exceso de edificabilidad".

Obras de Canalejas. 

Las obras, que durante meses han ocasionado un grave perjuicio para los vecinos de zona, no estuvieron exentas de polémica. Un mes antes de que se hiciera pública la compra, la Comunidad de Madrid redujo la protección íntegra de los edificios declarados Bien de Interés Cultural que abarca el complejo para conservar solo esa condición en la fachada y la primera crujía de la sede del Banco Central Hispano y del Banco Español de Crédito.

En la práctica, esto supuso una barra libre para el vaciado del interior de los inmuebles, que contenían elementos arquitectónicos de gran valor.  Pero no sólo eso. En septiembre de 2018, la Academia de Bellas Artes de San Fernando denunció que las obras habían provocado grietas en la escultura del Hércules Farnese, una monumental estatua que Velázquez ordenó traer de Italia en el siglo XVII. Un asunto que finalmente se cerró en los juzgados con la absolución de la constructora.

A este caso, se suman otros como las cocheras de Cuatro Caminos. Las históricas instalaciones industriales del primer Metro de Madrid han quedado reducidas a escombros gracias al permiso de demolición otorgado por el Ayuntamiento.

Que la destrucción de edificaciones históricas de la capital no continúe la misma senda que viene recorriendo en los últimos años depende ahora, en gran medida, del trabajo que Enrique Bardají y su equipo lleven a cabo en los próximos meses. 

COMPARTIR: